¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art

Un artista del performance se desnudó y rompió un huevo sobre la tumba de Salvador Dalí

Adrián Pino durante su perfornamce en la tumba de Salvador Dalí. Fotografía: Adrián Pino/Instagram
Words mor.bo

El pasado sábado, los visitantes que asistieron al Museo Dalí ubicado en Girona, España, se paseaban plácidamente por las instalaciones sin saber que iban a presenciar un espectáculo único: ate la mirada atónita del público, un hombre irrumpió desnudo en la tumba del pintor surrealista y rompió un huevo de cerámica sobre ella.

El hombre no era otro sino Adrian Pino, un artista del performance que se dedica a realizar actuaciones especiales en fechas específicas; y en este caso, eligió el fin de semana pasado porque se celebraban 115 años desde el nacimiento de Salvador Dalí, así que, ¿qué manera mejor de celebrarlo sino con un breve performance dadaísta?

Aunque el museo ya conocía a este personaje y se apresuraron a llamar a las autoridades apenas lo vieron, no hubo necesidad de involucrar a la ley: cuando terminó su actuación, el joven se vistió, limpió los restos de cerámica, recogió sus cosas y se fue, tal como explicaron voceros de la Fundación Salvador Dalí a La Vanguardia.

El performance en la tuuba de Dalí no fue la primera vez que Olivera se desnuda en un museo: es parte de su Proyecto V, que está “dedicado a la diosa Venus, lo sagrado femenino”, y es la razón por la que viene realizando actuaciones similares en museos de toda Europa, despojándose frente a obras de arte como la Mona Lisa en el Louvre, la Ofelia de John Everett Millais en la Tate Britain y Le déjeuner sur l’herbe de Edouard Manet en el Musée d’Orsay, entre otros.

La iniciativa comenzó en 2014, cuando Olivera se bautizó a sí mismo, desnudo, como El novio de Venus (tal como lo vemos en su cuenta de Instagram), frente al famoso Nacimiento de Venus de Sandro Boticelli en la Galería de los Uffizi en Florencia. Luego buscó diferentes obras que expresan diferentes matices de lo femenino para sus actuaciones, como la explotación materna y sexual de las mujeres, la divinad femenina y más. También apareció castrado simbólicamente frente a varias obras que representan a hombres, incluido el David de Miguel Ángel, con el fin de provocar una crítica del dominio masculino.

Ver esta publicación en Instagram

DAVID (Galleria della Accademia, Florencia, 22/10/17) #proyectov

Una publicación compartida por Adrián Pino Olivera (@elnoviodevenus) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • 3
    WTF!
  • Me confunde