CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Todo lo que necesitas saber sobre el asesinato del general iraní Qassem Soleimani por parte de Estados Unidos

El poderoso comandante iraní Qasim Soleimani. Foto: AP
Words mor.bo

El general Qassem Soleimani, jefe de la fuerza Quds del Cuerpo de Guardia Revolucionario Islámico (IRGC) de élite de Irán y arquitecto de su aparato de seguridad regional, fue asesinado hace unas horas tras un ataque aéreo estadounidense en el aeropuerto internacional de Bagdad.

La Casa Blanca y el Pentágono confirmaron el asesinato de Soleimani en Irak, diciendo que el ataque se llevó a cabo bajo la dirección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y tenía como objetivo disuadir futuros ataques supuestamente planeados por Irán.

Los funcionarios iraquíes y la televisión estatal informaron que además de Soleimani, el comandante de la milicia iraquí Abu Mahdi al-Muhandis también fue asesinado en la redada previa al amanecer. El IRGC de Irán, así como las Fuerzas de Movilización Popular (PMF) iraquíes, que agrupan a las milicias apoyadas por Irán, también confirmaron las muertes de Soleimani y al-Muhandis.

Debido a esto, se declaró un período de luto nacional de tres días en Irán en honor a Soleimani.

¿Quién era Qassem Soleimani?

El general Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), adquirió estatus de celebridad en el país y en el extranjero como líder del brazo extranjero de la Guardia Revolucionaria y por su papel clave en la lucha en Siria e Irak. Fue decisivo en la expansión de la influencia iraní en el Medio Oriente, que Estados Unidos y los enemigos regionales de Teherán, Arabia Saudita e Israel, se han esforzado por mantener bajo control.

Aunque Soleimani era visto como un terrorista en los Estados Unidos, era una figura imponente y profundamente respetada en Irán. Fue uno de los principales arquitectos de los esfuerzos del régimen iraní por reconfigurar la influencia del país en la región. Además de comandar directamente la unidad militar más elitista de Irán, la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, estuvo a cargo de virtualmente todas las operaciones militares extranjeras llevadas a cabo por el régimen.

Soleimani tenía el firme respaldo del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, y su Fuerza Quds, que armaba y entrenaba directamente a las poderosas milicias chiítas de Irak y a otros grupos de poder en el Líbano, los territorios palestinos, Siria y Yemen. Muchos de los enemigos de Soleimani admitieron que era un genio militar: encabezó la participación de Irán en la guerra civil de Siria, ayudando a apuntalar el control del régimen sirio sobre el poder.

Para los iraníes, cuyos íconos desde la Revolución Islámica de fines de los años 70 han sido clérigos de rostro severo, Soleimani representó ampliamente una figura de resistencia nacional ante cuatro décadas de presión estadounidense. Sobrevivió al horror de la larga guerra de Irán en los años 80 con Irak para tomar el control de la Fuerza Quds, pero fue relativamente desconocido en Irán hasta la invasión estadounidense de Irak en 2003. Su popularidad y mística crecieron después de que los funcionarios estadounidenses pidieran su asesinato.

¿Por qué se produjo el ataque?

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos dijo que mató a Soleimani porque “estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros de los servicios estadounidenses en Irak y en toda la región”.

“Este ataque tenía como objetivo disuadir los futuros planes de ataque iraníes. Estados Unidos seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestro pueblo y nuestros intereses dondequiera que estén en el mundo”.

Estados Unidos también acusó a Soleimani de aprobar los ataques a la embajada de Estados Unidos en Bagdad a principios de esta semana, y culpó a Irán de una serie de ataques contra buques cisterna, así como de un asalto en septiembre a la industria petrolera de Arabia Saudita, quienes se han convertido en aliados de Donald Trump, pese a que aún se les considera responsables del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el 2018.

Esta medida es la última en las crecientes tensiones entre Irán y Estados Unidos tras la decisión de Donald Trump en 2018 de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales.

Vale la pena destacar que las protestas en la embajada de Estados Unidos en Bagdad en la víspera de año nuevo fueron en respuesta a un mortal ataque aéreo estadounidense que mató a 25 fuerzas del PMF, también conocido como el grupo Hashd al-Shaabi. Las Fuerzas de Movilización Popular (aka PMF), también conocidas como Comité de Movilización Popular y Unidades de Movilización Popular, es una organización patrocinada por el Estado iraquí compuesta por unas 40 milicias que son en su mayoría grupos musulmanes chiítas, pero que también incluyen a musulmanes suníes, cristianos y yazidis.

Reacción en los Estados Unidos

La reacción de Donald Trump fue bastante predecible, con un tweet de una foto de la bandera estadounidense poco después de que se confirmara el ataque como una operación de los Estados Unidos. Sin embargo, la muerte del general podría tener consecuencias en los Estados Unidos, y algunos cuestionan la autoridad del Presidente para lanzar el ataque.

El ataque fue ordenado mientras el Congreso de los EE.UU. está en receso. Aunque se ha presentado como una respuesta a una amenaza directa e inminente — que permitiría al Presidente actuar sin la aprobación del Congreso—, el Pentágono no ha presentado pruebas que sugieran que Soleimani estaba planeando un nuevo ataque contra los Estados Unidos.

El senador demócrata Chris Murphy dijo en Twitter: “La justificación del asesinato es para ‘disuadir futuros ataques iraníes’. Una de las razones por las que generalmente no asesinamos a funcionarios políticos extranjeros es la creencia de que tal acción hará que mueran más americanos, no menos. Ésa debería ser nuestra verdadera, apremiante y grave preocupación esta noche”.

El senador demócrata Richard Blumenthal dijo que Trump debía una explicación completa al Congreso y al pueblo estadounidense. “Las actuales autorizaciones para el uso de la fuerza militar no cubren de ninguna manera el inicio de una posible nueva guerra. Este paso podría traer la confrontación militar más importante en décadas”.

La respuesta de Irán: Venganza

El líder iraní, el ayatolá Alí Jamenei, le rindió homenaje a Soleimani como “mártir” y prometió que “una vigorosa venganza está esperando a los criminales”. El presidente iraní, Hassan Rouhani, se hizo eco de la amenaza de “venganza” del Líder Supremo, mientras que el Ministro de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, condenó el asesinato como un “acto de terrorismo internacional”.

“Estados Unidos es responsable de todas las consecuencias de su aventurero pícaro”, escribió Zarif en redes sociales.

Por su parte, el primer ministro de Irak condenó el viernes el asesinato, y dijo que este “encendería la mecha” de la guerra. “El asesinato de un comandante militar iraquí que ocupa un cargo oficial se considera una agresión a Irak… y la liquidación de importantes figuras iraquíes o de un país hermano en suelo iraquí es una masiva violación de la soberanía”, dijo el Adel Abdul Mahdi.

Abdul Mahdi, cuyo gobierno tiene el respaldo de Irán, dijo en una declaración que el ataque aéreo estadounidense era “una peligrosa escalada que encenderá la mecha de una guerra destructiva en Irak, la región y el mundo”.

El primer ministro dijo que el ataque estadounidense violó los términos de la presencia militar estadounidense en Irak, y agregó que las tropas estadounidenses estaban exclusivamente en Irak para entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes y luchar contra el Estado islámico en el marco de una coalición global.

Abdul Mahdi pidió al parlamento que convocara una sesión extraordinaria para “tomar medidas legislativas y las disposiciones necesarias para salvaguardar la dignidad, la seguridad y la soberanía de Irak”.

Por su parte, tanto Rusia como China han pedido calma y moderación luego de la noticia, pidiendo que se disminuyan las tensiones.

Estados Unidos insta a sus ciudadanos a salir de Irak “inmediatamente”

Los Estados Unidos están instando a los ciudadanos estadounidenses a que abandonen Iraq “inmediatamente”, citando “las crecientes tensiones en Iraq y en la región”. Una declaración del Departamento de Estado añadió que “debido a los ataques de las milicias apoyadas por Irán en el complejo de la embajada de Estados Unidos, todas las operaciones consulares están suspendidas”. Los ciudadanos estadounidenses no deben acercarse a la Embajada”.

Esto ocurre después de que una multitud intentara asaltar la embajada en Bagdad a principios de esta semana para protestar por los ataques aéreos de Estados Unidos contra una milicia apoyada por Irán.

¿Qué dicen los expertos?

Si bien la región ya ha estado al borde de la violencia desde el ataque estadounidense a las fuerzas del PMF cerca de la frontera de Irak con Siria, y las protestas en la embajada estadounidense en Bagdad el martes, este es un gran golpe a la relación entre los Estados Unidos y el gobierno iraquí, y que si no se maneja con inteligencia podría desencadenar “una potencial guerra regional masiva”.

Hillary Mann Leverett, ex funcionaria de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo que el asesinato de Soleimani por parte de Estados Unidos es una “declaración de guerra” contra Irán.

“Los estadounidenses de toda la región deben estar en guardia. Ahora estamos en una situación increíblemente peligrosa. Es un curso increíblemente peligroso en el que estamos”, dijo Leverett a Al Jazeera.

Matar a Soleimani equivale a que los iraníes “asesinen” al secretario de defensa de Estados Unidos, o al comandante del Comando Central de Estados Unidos, añadió. “El presidente tomó esta decisión sin debate en el Congreso, sin ninguna autoridad congresional, es probablemente un acto ilegal dentro del contexto interno de Estados Unidos”.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 5
    Me deprime
  • 11
    WTF!
  • Me confunde