CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

Siente orgullo de ti misme, de tus amigos y tu familia LGBTQI+

Bandera LGBTQI+. Fotografía: Design Week.
Words mor.bo Reading 4 minutos

Hoy es 1° de junio, lo que alrededor del mundo marca oficialmente la celebración del Mes del Orgullo y la llegada de las banderas de arcoíris en todas partes. Este año se cumple el 52º aniversario de la primera marcha del Orgullo, que comenzó como una conmemoración de los acontecimientos del 28 de junio de 1969, cuando, empoderados por la lucha de los derechos de la personas negras, el movimiento feminista y los muchos grupos anti-guerra, los clientes del Stonewall Inn de la ciudad de Nueva York dijeron basta. Las personas negras, morenas, transgénero y de género no binario encabezaron la resistencia y los acontecimientos revolucionarios duraron seis días. Hubo tanto manifestantes pacíficos como alborotadores desafiantes. Hubo disturbios. Hubo violencia. Hubo daños materiales, y hubo gente que fue a la cárcel.

Así, el resto del mundo ofrece un saludo y respalda sus contribuciones, aunque ninguna de ellas fue celebrada en su momento. Stonewall, al igual que muchos los disturbios de la historia, tanto pasada como actual, se originó por una reacción contra la violencia y la brutalidad policial. Porque todas estas personas estaban cansadas de esconder sus identidades, su sexualidad y quiénes eran por temor a represalias de las autoridades. De allí nace el concepto del Orgullo: es algo que la comunidad necesitaba como un correctivo a una cultura que nos enseñaba que ser LGBTQI+ era algo de lo que había que avergonzarse, prueba de un defecto físico, moral o mental.

Publicidad

El orgullo LGBTQI+ es nuestra respuesta a la pregunta, a menudo implícita, de “¿No te da vergüenza? ¿Por qué hay que ser tan obvio?”, o a la expresión que es común escuchar de muchas personas heterosexuales: “no tengo problemas con que alguien sea gay, siempre y cuando me deje tranquilo”, como si se tratara de algún animal salvaje o un asesino en serie. Tal vez nos callemos cuando llegue el día en que no haya nada más que pedir en cuanto a los derechos de las minorías sexuales o de género. Hasta entonces, las expresiones de orgullo LGBTQI+ son una demostración pública de que no tenemos nada de lo que avergonzarnos u ocultar. De esta manera, celebrarnos cada mes de junio es no solo un punto de esperanza, sino algo bello, brillante, poderoso y diverso. Nos decimos, simplemente por existir, que estamos orgullosos de ser quienes somos y lo que somos, por muy difícil que sea, pues incluso en una época de avances sin precedentes, seguimos enfrentándonos a la violencia callejera, a elevadas tasas de suicidio y a la denigración en todos los aspectos de la vida, desde hacer un trámite en el estado o pedir atención médica.

Cuando sentimos orgullo, demostramos que somos más fuertes juntos que separados, como en esa bandera que nos representa: solo, cada color es hermoso y vibrante, pero juntos, cada color individual está en comunidad con todos los demás colores del arco iris, creando algo nuevo y diferente y más grande. La historia demuestra que las minorías suelen recibir un guión de comportamiento que se espera que sigan, y durante más de 50 años, desde su propia liberación, las personas LGBTQI+, con su ejemplo, han regalado a sus hermanos y hermanas heterosexuales y cisgénero la ampliación de los límites de la sexualidad y la expresión de género que, de otro modo, pueden ser estrechos y asfixiantes.

Pero en este momento, más que nunca, hay menos personas dispuestas a limitarse a las restricciones impuestas por las etiquetas convencionales de sexualidad y género. Este mes, vemos arcoíris por todas partes. En estantes, en camisetas, en banderas y en pegatinas. Este mes, vamos a sentirnos orgullosos de quiénes somos y de lo que somos, de nuestra multiplicidad de identidades. Este mes, celebramos la belleza de la interdependencia y la diversidad y el poder de vivir nuestras vidas con mayor honestidad. Este mes, nos enorgullecemos de lo que somos, así que levanta la cara: te celebramos a ti, a tus amigues, y a tu familia LGBTQI+.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE