CLOSE
Follow 🔥
¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Shia LaBeouf combate la soledad y descubre nuevos actores en su nuevo proyecto. Slauson Rec. Theater Company

Shia LaBeouf. Foto: The Silhouette
Words Michel Narváez

Cada vez que pensamos que Shia LaBeouf está execrado de Hollywood, el artista de 33 años nos sorprende con otra película. Sin embargo, nadie puede decir que sus más recientes trabajos son tan famosos o exitosos como Transformers. Lo más extraño de todo, es que el propio LaBeouf lo sabe y también sabe que, artísticamente, es un gato que cada vez pierde más vidas. 

No obstante, a LaBeouf no le importa. Su amor por el arte y el escenario no fueron inculcados, fueron heredados. Su padre, un frustrado alcohólico que abusó mentalmente de su familia, trabajó como mimo y payaso de circo, mientras que su madre fue una bailarina que hizo todo tipo de trabajos para mantener su hogar. LaBeouf explica que “provengo del drama. Vengo de la jodida infelicidad, pertenezco a una jodida habitación donde mis padres y yo intentábamos pertenecernos entre sí y simplemente no podíamos lograrlo”. 

Ahora LaBeouf le da al arte algo de lo que el arte le ha dado a él y por ende, fundó Slauson Rec. Theater Company, una organización que presenta obras de teatro en el centro de Los Ángeles totalmente gratis. Él y Bobby Soto, su amigo y también actor de teatro, fundaron la organización hace aproximadamente 10 meses y en ese tiempo, no han hecho más que trabajar en ella. 

LaBeouf explica que el llamado salió de la pasión. Manifestó que Hollywood es un lugar extraño donde la gente toma el arte de la actuación como un juego de golf, mientras que para él, la actuación es vida. Por ende, el lema de la obra de teatro a llevarse a cabo es el nacimiento de una nueva persona y la muerte de una persona vieja.

Para conmemorar el lanzamiento, LaBeouf organizó Sacred Spectacle, fiesta a la que asistirán artistas como Jaden Smith. La fiesta se llavará a cabo este sábado en Los Ángeles. LaBeouf adujo que “esta gente hace esto de corazón y por amor a la visión. No les están pagando y están desviándose de sus tours, y sacando tiempo de sus agendas y lo hacen por muchas razones”. 

“Lo hacen porque, uno, ellos joden conmigo y leyeron mi email para empezar, y dos, porque ellos joden con la visión que estamos tratando de desarrollar acá. Mi correo fue bastante simple. En mi email, explique que lo que pretendemos hacer es crear y ver a creadores de una manera en la que yo pueda sentirme menos solo y quiero compartir esa experiencia con otras personas. Y a la gente a la que les escribí no lo pensaron dos veces”. 

En cuanto a lo de sentirse solo, LaBeouf explica que “nadie puede ser ‘el todo’ para la otra persona” y manifiesta que la humanidad se empeña en aislarse y que por ende nos hemos vuelto más infelices.

“Es por eso que los matrimonios hoy en día se desmoronan tanto, porque la gente se casa y esperan que la otra persona sea su todo, y no hay manera de que sea así. La manera en que hemos podido sobrevivir es teniendo grupos de 50, 60, 70 y 80 personas”. 

LaBeouf explica que con el pasar del tiempo, nuestros círculos de amistad se han reducido de tal manera que “nos encontramos luego en grupos de tres personas, como tres personas en una casa con una montaña de nada y mucho drama y mucha infelicidad y si hay algo de alegría, dura poco. O puede ser que ni siquiera sea alegría, a lo mejor es resignación que es muy diferente porque no hay solidaridad con el resto de la humanidad”. 

“Esa solidaridad es de donde viene la alegría. Esa es la alegría, encontrarse totalmente perdidos con los demás y encontrarse absorbidos con los demás. Esa es la droga de la que quiero hablar. Ese es el sentimiento que quiero explicar”. 

Parte de esta evolución, explica LaBeouf, son unas sesiones de terapia que realiza semanalmente con la agrupación BROCKHAMPTON. Se reunieron por primera vez después de que Kevin Abstract y compañía contactaron a Shia para sugerirle que hiciera algunos videos con ellos, a lo que el actor se negó porque consideraba que sis audiovisuales ya eran bastante perfectos, y no los iba a mejorar en nada. Hasta que un día se sinceró consigo mismo y se dijo: “No quiero hacer rap y no quiero ser parte del grupo, pero quiero ser parte del grupo. Así que dije bien, ¿qué tenemos en común?”

“Lo que encontramos que todos tenemos en común es que todos estamos un poco solos y por eso estoy en medio de una terapia pesada, y estoy en medio de un montón de auto-reflexión porque estoy saliendo de caminar en el lodo. También encontré que aunque no han estado en la misma cantidad de problemas, también están caminando por el barro y así que básicamente Ian (el nombre real de Kevin Abstract) me dijo, ‘hey hombre, ¿qué opinas de que todos nosotros nos reunamos y habláramos mierda como solíamos hacer en los primeros días de Brockhampton, donde todos teníamos estas reuniones?’ Y le dije: ‘Los viernes no puedo porque estoy en terapia’, y él se rió y me dijo: ‘Perfecto, deberíamos hacer una maldita terapia de grupo, ya sabes’, y en eso se ha convertido”.

A partir de ese momento, Shia formó parte de un grupo de amigos, artistas y creativos bastante variado, pero todos de la misma edad. “No hablamos de soluciones, no tratamos de resolver los problemas de los demás, sino que nos escuchamos profundamente los unos a los otros. Se prolonga durante cuatro o cinco horas, ya que a veces el grupo está formado por 40 o 50 personas en la sala”.

¿Su mayor lección hasta ahora? La empatía. “No importa cómo me vea o cómo suene, o cómo me vi la semana pasada, o cómo me visto o cómo me siento, voy a ser capaz de tener 40 personas que me hablen y compartan conmigo y se abran a mí y se conecten conmigo y nos acerquen más y eso tiene un efecto curativo”. Parece que Shia va en muy buen camino estos días.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 7
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde