Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Lists Pride

Sapphic Love: 13 películas para celebrar el amor entre mujeres

Rafiki. Fotografía: Awali Entertainment
Words mor.bo

Para las minorías y grupos marginados, la representación veraz en el cine es imperativa: durante muchos años, los personajes LGBT+ han sufrido de discriminación con personajes secundarios que han servido como estereotipos falsos de toda una comunidad, y el cine queer verdadero se ha encargado de darle la vuelta a los clichés para salvar vidas.

En el clima político de hoy, es imperativo que las personas cisgénero y heterosexuales vean a los personajes LGBT+ retratados con precisión y sin disculpas, y por personas que realmente saben cómo es la vida LGBT+, sencillamente porque la viven día a día. Por suerte, las cosas han ido cambiando: aunque las lesbianas en el cine solían ser menos visibles que la cara de Sia en un video musical, más cineastas, actrices, productoras y directoras tienen la oportunidad de contar sus historias, por lo que decidimos hacer una lista para el mes del Pride centrado exclusivamente en el amor lésbico.

Lo bueno es que muy pocas películas de esta lista se tropieza con los mismos tristes clichés que han estado plagando el canon cinematográfico queer desde siempre. Hay algunas que van a romperte el corazón, pero no de la forma que esperas. Nadie recibe una bala en el ojo que termina alojada en su cerebro por disfrutar de un solo encuentro sexual con otra mujer. La mayoría de las películas en esta lista tienen finales esperanzadores, algo que siempre es bienvenido. Así que, démosle un vistazo a esta selección celebrando el amor entre mujeres.

1. Becks | Elizabeth Rohrbaugh & Daniel Powell, 2017

Becks es una historia de amor clásica que esconde su profundidad bajo la superficie. A pesar de centrarse en el complicado romance entre los personajes de Becks y Elyse, la película también explora cuestiones de sexualidad y lo que significa ser lesbiana. Becks tiene que soportar mucho en los suburbios, desde su madre ex-monja (!) hasta los grupos de esposas y amas de casa que la interrogan: incluso está en una barbacoa con la única otra lesbiana del lugar. Elyse ofrece otra mirada interesante sobre ser lesbiana, y la película plantea cuestiones sobre la exploración de la sexualidad una vez que somos adultos, y sobre lo que realmente significa ser gay.

2. Disobedience | Sebastián Lelio, 2017

Esta magnífica película protagonizada por dos famosas Rachels (McAdams y Weisz) probablemente te hará llorar. Es triste, pero no exactamente trágica: se centra en las opresivas religiones patriarcales, y su final, como todo buen final, está abierto a la interpretación sin ser vago o sin sentido. Un último beso urgente y desesperado dice más de lo que Esti y Ronit pueden decir: el hilo invisible entre ellas persiste a pesar de todo.

3. Rafiki | Wanuri Kahiu, 2018

Rafiki cuenta la historia de dos jóvenes de familias políticas rivales que se enamoran contra viento y marea. La keniata Wanuri Kahiu se tardó siete años en hacerla, y además cuenta con mujeres keniatas como protagonistas. Se basa en el cuento Jambula Tree de la escritora ugandesa Monica Arac de Nyeko, ganadora del Premio Caine 2007. En resumen, es una incómoda historia de amor para un país que quiere enterrar su historia queer, presente y pasada, incluso prohibiendo su exhibición. Aún así, logró récords de taquilla, demostrando el poder de las narrativas LGBT.

4. The Miseducation of Cameron Post | Desiree Akhavan, 2018

The Miseducation of Cameron Post hace una exploración de personajes sin prisas, con un encanto tranquilo y una crítica social matizada sobre el horror de las terapias de conversión para jóvenes gays. No es de extrañar que ganara el Gran Premio del Jurado cuando se estrenó en Sundance el año pasado, pues reinterpreta muy bien el espíritu de la amada novela de Emily M. Danforth del mismo título. Es cálida y a veces difícil de ver, pero mantiene en su núcleo la esperanza de que sus personajes logran ser felices a su propia manera al final, orgullosos de quiénes son.

5. Lizzie | Craig Macneill, 2018

Lizzie es brutal, históricamente sintonizada y comprometida a explorar el trauma femenino y la retaliación. Lidiando con problemas de salud, leyendo libros en voz alta a sus mascotas y viviendo bajo el pulgar de su padre, Lizzie es cualquier cosa menos genial, hasta que conoce a alguien que como ella, quiere vengarse del dolor y la vergüenza impuestos por el patriarcado de la manera más sangrienta posible. Quizás esto es lo que hace que esta película sea tan seductora: hay un poco de Lizzie en todas nosotras.

6. My Days Of Mercy | Tali Shalom Eszer, 2019

Aunque esquemático, improbable y discreto en su representación de una historia de amor lésbico contra el telón de fondo de un drama sobre la pena de muerte, My Days of Mercy tiene una incansable evocación de la vida de la clase trabajadora americana y la relación de combustión lenta entre Ellen Page y Kate Mara. Esta película de la directora israelí Tali Shalom-Ezer (cuyo primer largometraje, Princess, se estrenó en Sundance hace dos años) puede que no llegue muy lejos desde el punto de vista comercial, pero será acogido en círculos particularmente sensibles al tema del romance entre personas del mismo sexo y la pena de muerte.

7. The Handmaiden | Park Chan-wook, 2016

Es posible que hayas leído la muy famosa novela de ficción histórica de Sarah Waters, Fingersmith, pero, ¿sabías que había sido adaptada para la gran pantalla? El coreano Park Chan-wook hizo una versión casi irreconocible del libro, cambiando la Inglaterra victoriana a la Corea ocupada por los japoneses. Es un misterio que se las arregla para ser siniestro y erótico, mostrando a una mujer recatada que poco a poco se enamora de su vivaz sierva, que también resulta ser parte de un complot para engañarla y quitarle su herencia. Pasión, lucha y un poco de humor oscuro se combinan para hacer una película que no olvidarás una vez que la hayas visto.

8. Mulholland Drive | David Lynch, 2001

Quizás una de las mejores cosas del icónico thriller psicológico de David Lynch es que lo que hizo que la gente hablara no era necesariamente esa escena lésbica entre la amnésica femme fatale de Laura Harring y la alegre Betty de Naomi Watts: lo que hace de Mulholland Drive tan buena es que cuenta con dos mujeres en una relación matizada y compleja, pero no actúa como si se mereciera un premio por ello. En su lugar, reconoce su conexión como válida mientras se concentra en explorar numerosos temas, por no hablar de desconcertar completamente al espectador… en el mejor de los sentidos.

9. Carol | Todd Haynes, 2015

Carol, una de las películas que podría considerarse como parte del canon lésbico, transmite plenamente la alegría y el dolor del anhelo. Es una adaptación de The Price of Salt, una novela de Patricia Highsmith, y, ambientada en el Manhattan de los años 50, cuenta la historia de un improbable romance entre una tímida vendedora (interpretada por Rooney Mara) y una rica y sofisticada mujer casada (Cate Blanchett). Ambas transmiten a la perfección las emociones de las dos mujeres que se enamoran pero que están ligadas a las convenciones sociales de la época y presentan tiernas e íntimas escenas, que la hacen también una de las más románticas de la lista.

10. The Misandrists | Bruce LaBruce, 2017

El padre del queercore finalmente produjo un filme centrado en lesbianas en el 2017, llevándolo al Festival de Cine de Berlín: cuando Isolde (Kita Updike), una joven que vive en una comuna separatista de lesbianas, se encuentra con un disidente herido, lo esconde en el sótano, a pesar de que Big Mother (Susanne Schasse) y su grupo de maestras feministas militantes tienen una política estricta de que no se permiten hombres. Suena similar a The Beguiled de Sofia Coppola, pero créannos que no tienen comparación: todo es una fiesta visual de sex-appeal con colegialas, profesoras con hábitos de monjas escandalosos en una utopía radical feminista glorificada que se convierte en una crítica compleja de las visiones básicas del género.

11. Bound | Lana & Lily Wachowski, 1996

Ninguna lista de películas de lesbianas está completa sin la deslumbrante y sexy comedia de las hermanas Wachowski, una que combina los géneros noir, de asalto y hasta de comedia física: Bound. Fue su película pre-Matrix, un emocionante thriller híbrido que se convirtió en una historia de amor lesbiana feminista. Las Wachowskis no sólo juegan con la mirada masculina, sino que le dan la vuelta a todo el asunto: la historia trata de la novia de un mafioso que se enamora de la lesbiana de al lado. Jennifer Tilly y Gina Gershon están on fire como una pareja a la fuga, Violet y Corky, dándole a la audiencia mucha acción girl on girl.

12. Thelma | Joachim Trier, 2017

El director noruego Joachim Trier decidió acercarse al género del thriller llevando al Festival de Cannes del 2017 el filme Thelma, una historia que sigue a una joven mujer que desconoce que tiene poderes sobrenaturales, y solo se da cuenta de su existencia cuando se enamora de otra mujer y escenarios de pesadilla comienzan a suceder a su alrededor sin explicación alguna. Thelma crea una extraña acumulación de humor, un éxtasis de inquietud, como las hostiles y telequinéticas escenas estelares de la película, que también sugiere de manera interesante que el horror no necesita tener un final nihilista o infeliz.

13. Tell It To The Bees | Annabel Jankel, 2018

El poder del amor es desafiado por mentes estrechas y prejuicios profundamente arraigados en el filme Tell It To The Bees, una elegante, austera y conmovedora adaptación de Annabel Jankel de la novela de Fiona Shaw, que nos ofrece un recordatorio de las fuerzas que podrían destruir vidas en tiempos menos progresistas. Puede que sea un cuento demasiado modesto para grandes expectativas comerciales, pero debería ser una favorita de los románticos de alto nivel y de los amantes de los dramas de la época literaria cuidadosamente elaborados.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More