¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Photography Pride

Roman Gunt y Nick Gavrilov desafían la censura rusa a la comunidad queer con postales subversivas de amor radical

Fotografía: Nick Gavrilov
Words mor.bo

Desde el año 2013, con la llegada de la “Ley de la Propaganda Gay” en Rusia, ser una persona perteneciente a la comunidad LGBTQI+ en la cultura, los medios y los espacios públicos se ha convertido en un reto en Rusia, y especialmente en lugares como Chechenia.

Luego de que ONGs y grupos civiles LGBTQI+ denunciaran en el año 2017 una ola de ataques contra la comunidad gay en Chechenia, parece que el país comenzó el 2019 lanzando una nueva ofensiva contra los homosexuales, causando al menos la detención de 40 personas y la muerte de dos, según reporta el grupo activista Russian LGBT Network.

Aunque las generaciones más jóvenes no son ajenas a la censura de su identidad, siempre buscan maneras de desafiar al establishment: esta semana, el director creativo ruso Roman Gunt (detrás del colectivo fashion Generation Z y la rave underground queer de Moscú ГРАНЬ, dejó caer una serue fotográfica hecha junto al fotógrafo Nick Gavrilov en donde un acto tan sencillo como un beso en los labios se convierte en un acto de resistencia.

“Decidimos hacer este proyecto después de las noticias de procesamiento y tortura policial de la comunidad LGBTQ + en Chechenia. Me sorprendió la crueldad y la primitividad de todo esto, es un crimen contra la humanidad. No importa cuán cruel sea Rusia a veces, hay un límite en lo que podemos soportar y lo hemos alcanzado. Mi generación ya no puede ver la impunidad de los funcionarios y su falta de acción contra la comunidad LGBTQ + en Rusia. Es hora de hacer nuestra propia historia”.

Teniendo como marco algunos de los lugares más icónicos de Rusia, Gunt y Gavrilov tomaron como modelos a nueve parejas tanto queer como heterosexuales en una serie que compartieron con Dazed. En las fotos, las parejas se besan frente a instituciones estatales, hitos culturales y fondos rusos típicos más mundanos, como el vagón del metro, a pesar de todo: mientras tomaban las fotos, el equipo sufrió amenazas de la policía, quienes les pidieron parar lo que estaban haciendo o terminarían presos. Como si se tratara de una guía visual de Rusia, las fotografías se convierten en postales subversivas de amor radical.

Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov
Fotografía: Nick Gavrilov

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 5
    Me gustó
  • 4
    Me prendió
  • 11
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde