¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Lists Music

Regresa Bikini Kill: 7 cosas que debes conocer sobre esta banda punk, riot grrrl y feminista

Bikini Kill. Imagen: Flashbak
Words mor.bo

Luego de más de 20 años fuera de los escenarios, la icónica agrupación punk Bikini Kill estará de regreso este año para traer de vuelta su mensaje de empoderamiento femenino sobre el escenario con una serie de shows en los Estados Unidos, sus primeros desde su separación en 1997, y estamos ansiosos por ver cómo ha evolucionado su show en vivo desde entonces.

La banda, formada en 1990 en Washington, estuvo compuesta originalmente por la cantante y compositora Kathleen HannaBilly Karren en la guitarra (posteriormente sustituido por Erica Dawn Lyle); Kathi Wilcox en el bajo, y Tobi Vail en la batería, y se hicieron famosos no solo por impulsar el movimiento riot grrrl en la década de los 90, sino por protestar lo que llamaban beergutboyrock, es decir, el enfoque exclusivamente masculino de la música rock en todos sus géneros.

Bikini Kill usó no solo sus canciones, sino la forma en que hacían sus shows, para promover su mensaje: sus conciertos, que solían ser intensos (y a veces violentos), tenían a todas las mujeres en las primeras filas, dejando a los hombres en la parte de atrás, e impulsaron la creación de una escena punk underground feminista. Su regreso no podía haber llegado en un mejor momento luego de movimientos como #MeToo y #NiUnaMenos, así que esperamos que pronto sigan causando ruido e incomodidad en el establishment para defender las voces femeninas que luchar por ser escuchadas.

Antes de su regreso formal, compartimos con ustedes algunas cosas que deben conocer sobre esta legendaria agrupación, que tras un par de álbumes, varios EP y dos compilaciones, se desbandaron en 1997.

1. Katheleen Hanna escribió el manifiesto del movimiento riot grrrl

A la par de la banda, Kathleen hacía una zine DIY llamada Bikini Kill, en la que hablaba de sus ideas feministas, y que en segundo ejemplar sintetizó en el manifiesto oficial del movimiento riot girrl, que entre otras cosas decía lo siguiente:

PORQUE reconocemos las fantasías Instantáneas de la Revolución del Macho con Armas como mentiras poco prácticas destinadas a mantenernos simplemente soñando en lugar de convertirnos en nuestros sueños, y así es como queremos crear una revolución en nuestras propias vidas todos los días al imaginar y crear alternativas a la mentira capitalista y cristiana de hacer las cosas

PORQUE queremos y necesitamos alentar y ser alentadas frente a nuestras propias inseguridades, frente al beergutboyrock que nos dice que no podemos tocar nuestros instrumentos, ante las “autoridades” que dicen que nuestras bandas / zines / etc son las peores

PORQUE no queremos asimilarnos a los estándares de otra persona (hombres) de lo que es o no es

2. Hanna dice que ser archivista es un acto feminista

La vocalista de Bikini Kill cuenta que una de las partes más importantes de formar parte de un movimiento como el riot grrrl es empoderarse a través del archivismo, y de guardar físicamente todos los logros que se hicieron en la década de los 90, pues de otra forma, tanto ellas como bandas como Babes in Toyland o Mecca Normal jamás serían mencionadas, pues siempre se recuerda a las bandas masculinas. Para ella, ser borrada de la historia es fácil cuando se es mujer.

“Tengo mucha suerte de haber leído muchos textos feministas. Hay uno sobre la forma en que se habla de las mujeres como escritoras, todo sobre cómo la historia borra a las mujeres, y esa es la razón por la que no tenemos heroínas femeninas: todas fueron borradas. Creo que en la era de Internet esto mejorado mucho, porque puedes encontrar todas estas cosas si lo deseas, pero tienes que involucrar a las personas que están buscando ese tipo de cosas. Ese es un desafío diferente. Nuestras vidas son importantes, así que debemos guardar registros de todos nuestros logros, no tirarlos a la basura”.

3. Hanna era anfitiona de un bar de karaoke

Para complementar sus gastos como artista DIY, cada vez que podía, Hanna trabajaba en un bar gay de karaoke, en donde recibía a los clientes cantando algo de The Clash, o Celebration de Kool & The Gang.

“En el apartamento viejo donde vivía, solo pagaba $100 por el alquiler. Así que si me ganaba $100 de propina como anfitriona de karaoke o como DJ, ¡el alquiler está cubierto! Y luego Bikini Kill pagaba por mi comida. Vivía de palitos de mozzarella, que fueron mi principal comida por un buen tiempo”.

4. Tenían skinheads agresivos en sus shows

Si bien la mayoría de los shows de la banda tenían público que sabían a lo que iban, de vez en cuando tenían que enfrentarse a sectas punks más agresivas, como los skinheads de Los Ángeles, que una vez le lanzaron una cadena pesada de metal a la cabeza de Hanna. Durante un par de shows, un grupo de skinheads comenzaron a gritarle a la banda, buscando generar un ambiente violento. Les decían cosas como que el girl power era malo, y las cosas se intensificaron a tal punto, que le lanzaron una cadena a la cabeza de Hanna. Por fortuna, no hubo nada que lamentar, pero la tensión en el concierto podía cortarse con un cuchillo.

5. Bikini Kill tiene su propio día en Estados Unidos

Hace un par de años, el alcalde de Boston declaró el 9 de abril como el Día Riot Grrrl en honor a Kathleen, afirmando que en estos días, la filosofía del movimiento nunca se había sentido más relevante. Sin embargo, Hanna cuenta que fue algo muy surrealista enterarse de eso, porque tener un concepto que salió de una fanzine radical reconocido por un ente gubernamental era bastante extraño.

“Si bien definitivamente creo que el feminismo es más relevante que nunca, y el riot grrrl fue una rama del feminismo que fue independiente, punk y DIY, no me gusta la idea de que sea fetichizado o historizado de una manera que deje de lado sus fallas. No me gusta la idea de repetir los mismos errores. Es bueno ser reconocido, pero la forma más sincera de adulación es copiarnos de mejores formas, no así”.

6.  Kathleen se retiró de la música por una enfermedad

Después de que le diagnosticaran la enfermedad de Lyme en etapa avanzada, Hanna pensaba que no volvería a hacer música más nunca en su vida: primero pensó que su proyecto Le Tigre iba a ser su última incursión, así que se encargó de hacer una donación de todo su material de la era de Bikini Kill (lleno de revistas, cartas, diarios, fotos y demás) a la biblioteca de la Universidad de Nueva York, pues pensaba que todo había terminado.Finalmente, comienza dos años de terapia intensiva para recuperarse, y sintiéndose mejor, retoma su proyecto Julie Ruin. Aunque no está en la forma que estaba a principio de los 90, Kathleen dice sentirse mejor y energizada para mandarle un fuck you renovado al establishment. 

7. Hanna fue quien escribió Kurt Smells Like Teen Spirit en las paredes del apartamento de Kurt Cobain

En sus inicios, Bikini Kill y Nirvana eran bandas que se conocían en el underground de Washington; se conocían bien y pasaban bastante tiempo juntos. En agosto de 1990, Hanna y Cobain tuvieron una velada con alcohol en el apartamento de éste, que terminó con una icónica frase que se convertiría en un himno de esa década gracias a un marcador. “Su apartamento era alquilado, por lo que fue realmente un poco estúpido ponerme a marcar las paredes”, dijo Hanna, pero poco después, Kurt la llamó para pedirle permiso para usar una de las frases que la cantante había escrito como parte de la letra de una canción: le dijo que sí, preguntándose, “¿Cómo diablos va a usar la frase ‘Kurt huele a espíritu adolescente’ como letra?”

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 19
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde