¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music

Seungri, ex integrante de BigBang, es entregado a la fiscalía de Corea por 7 cargos criminales

Seungri durante su detención el pasado marzo en Seúl, Corea del Sur. Fotografía: SCMP
Words mor.bo

Update 25/06/2019, 12:20 horas:

Durante la mañana de hoy, el ex integrante de la agrupación K-pop BigBang, Seungri, fue entregado formalmente a la fiscalía de Corea del Sur por cargos de solicitud de prostitución y mediación en la prostitución; malversación ocupacional de fondos del club Burning Sun; malversación ocupacional de honorarios de abogados; instigación a la destrucción de pruebas; violación de la Ley de Casos Especiales Relativos a Castigos de Crímenes Sexuales, y violación de la Ley de Sanidad, tal como informó la División de Detectives Especiales Metropolitanos de la Agencia de Policía Metropolitana.

De acuerdo con el diario Korea Herald, la investigación policial descubrió que el artista había malversado un total de 1.120 millones de won (aproximadamente USD $969.000): Seungri y su socio Yoo In Suk usaron una cuenta bancaria bajo el nombre de un tercero, pretendieron contratar a un merchandiser para el club, y malversaron 566 millones de won (aproximadamente USD $490.000) como supuesta paga. Seungri y Yoo In Suk también malversaron otros 528 millones de won (aproximadamente USD $457.000) de fondos de Burning Sun con el pretexto de gastos para utilizar la marca Monkey Museum. Y como si eso fuera poco, Seungri también malversó otros 22 millones de won (aproximadamente USD $19.000) de fondos con el pretexto de gastos personales de abogados.

Otra cargo contra la ex estrella de BigBang es la circulación de vídeos con cámaras espía y otros vídeos sexuales ilícitos filmados sin consentimiento en un chat grupal, del que también formaban parte los cantantes Jung Joon-young y Choi Jong-hoon. Un alto funcionario de la policía, identificado únicamente por su apellido Yoon, también se enfrenta a una investigación judicial por haber informado a Seungri y Yoo de la inminente acción policial, y un inspector de la comisaría de policía de Gangnam fue enviado a los fiscales como cómplice en el abuso de autoridad oficial.

El día de hoy también se esperaba que Seungri comenzara su alistamiento militar obligatorio en Corea del Sur, luego de un aplazamiento de tres meses solicitado el pasado 25 de marzo. Sin embargo, con sus problemas legales aún se desconoce si continuará su proceso de alistamiento como se había acordado o si las autoridades podrán aplazar su servicio una vez más.

El pasado mes de marzo, Seungri anunció su retiro de la industria del entretenimiento cuando las acusaciones comenzaron a aumentar con respecto a las actividades ilícitas que rodeaban sus operaciones comerciales. Hasta los momentos, 40 sospechosos han sido remitidos a la investigación del fiscal en la investigación sobre el escándalo de Burning Sun.

Update 08/05/2019, 13:10 horas:

Luego de haber sido interrogado al menos 17 veces por la policía desde que estalló el escándalo de prostitución en la industria del K-pop hace meses atrás, la policía finalmente solicitó una orden de arresto contra el ex integrante de la agrupación coreana BigBang, Seungri, este miércoles, todo relacionado con las denuncias de que había procurado prostitutas para posibles inversores en sus negocios y fondos malversados ​​pertenecientes al club nocturno Burning Sun.

De acuerdo con The Korean Herald, La Agencia de la Policía Metropolitana de Seúl también solicitó una orden de arresto para Yoo In-suk, director ejecutivo de Yuri Holdings, socio de Seungri. Al parecer, Yoo cometió los mismos delitos.

Seungri, de 28 años, es sospechoso de conseguir prostitutas para fiestas que organizó en los años 2015 y 2017, transfiriendo fondos de Burning Sun a Yuri Holdings, y de compartir una foto de una mujer desnuda que fue tomada sin su consentimiento. El escándalo del K-pop ha visto a varios artistas en los titulares de delitos, desde sobornos policiales hasta evasión de impuestos.

Por su parte, el cantante Jung Joon-young, de 30 años, fue arrestado por compartir imágenes ilegales de mujeres en actos sexuales en una sala de chat cuyos miembros incluían a Seungri. Además, el cantante Park Yoo-chun, de 32 años, fue detenido por uso ilegal de drogas.

Los medios de comunicación indicaron recientemente que el arresto de Seungri era inminente después de que Yoo le dijera a la policía que se ofrecieron servicios sexuales a un grupo de inversionistas japoneses que se hospedaron en un lujoso hotel de Seúl en 2015. Seungri le dijo a la policía que solo pagó por su estadía de tres días en el hotel.

Además de varias cuentas de malversación y actividades de fondos monetarios ilegales, Seungri también se enfrenta a más de 20 cargos diferentes de distribución de contenido sexual ilegal, como imágenes y videos a través de la plataforma social Kakao Talk.

Desde enero de este año, la policía ha investigado a más de 17 personas relacionadas con el caso Burning Sun.

Update 14/03/2018, 11:45 horas:

El escándalo que se ha desatado esta semana en la industria del entretenimiento en Corea del Sur sigue causando estragos, pues una tercera estrella de alto perfil decidió renunciar hoy por estar involucrado en un chat privado en donde solía compartir imágenes y videos sexuales sin el consentimiento de su pareja: Yong Jun-hyung, de 29 años, anunció el día de hoy que dejaría la boynand Highlight después de que se retractara de sus negaciones anteriores de recibir tales videos.

Yong dijo que había recibido un video que otro artista había grabado sin el consentimiento de la mujer y luego había participado en “conversaciones inapropiadas” al respecto, tal como lo escribió en un post de Instagram en el que se disculpaba con el público por sus acciones.

“Todos estos comportamientos fueron extremadamente poco éticos, y fui estúpido. Me iré de Highlight ya que me di cuenta de la seriedad del problema y no quiero que esto le cause más daño a mis fans”.

La admisión surgió el mismo día en que la policía de Corea del Sur estaba dispuesta a interrogar a otras dos estrellas del K-pop sobre sus roles en el escándalo: el cantautor y personalidad de televisión Jung Joon-young, de 30 años, quien se encuentra en el centro de las acusaciones de filmación por haber filmado en secreto a las mujeres que tenían relaciones sexuales con él y luego compartir los video en un grupo de chat que incluía a otros artistas.

Jung interrumpió un viaje a los Estados Unidos y dejó el negocio del espectáculo a principios de esta semana para ser interrogado. Por su parte, Seungri, de 29 años y miembro de Bigbang, renunció el lunes en medio de otra acusación de que había contratado prostitutas para socios comerciales a cambio de inversiones. Ambos eran miembros del mismo chat donde Jung y otros compartían contenido ilícito de al menos 10 mujeres.

De acuerdo con las leyes de Corea del Sur, filmar el cuerpo de una persona sin su consentimiento puede ser castigado con una pena de prisión de hasta cinco años o una multa de 30 millones de won (USD $ 35.900) y el delito de distribución de esas fotos o videos sin consentimiento también está sujeto a cinco años de prisión o 30 millones de won.

En los últimos años, la nación asiática ha estado luchando contra una creciente epidemia de los llamados videos molka, que en gran parte involucran a hombres que filman a mujeres en secreto y comparten el contenido ilícito con otros. Sin embargo, las estrellas del K-pop generalmente cultivan imágenes muy cuidadas, y son promovidas activamente por el gobierno de Corea del Sur como una “exportación cultural clave”.

Sin embargo, para las activistas femeninas del país, el escándalo no es sorprendente: según Han Sol, activista de la ONG Flaming Feminist Action en Corea, los videos de spycam han sido vistos y compartidos por hombres de ese país como una forma de entretenimiento y una forma de fortalecer sus “lazos de hermanos”: “Este caso simplemente muestra que las estrellas masculinas de K-pop no son una excepción cuando se trata de ser parte de esta realidad tan perturbadora que explota a las mujeres”.

El año pasado, la ciudad de Seúl fue la sede de varias protestas protagonizadas por miles de mujeres que manifestaban contra los videos de spycam como parte del continuo movimiento #MeToo del país.

Post original:

El bullente movimiento feminista ha sacudido los cimientos de la industria del entretenimiento a nivel mundial, denunciando los abusos que se comenten contra mujeres en distintos espacios, dando inicio a campañas como #MeToo en Hollywood y extendiéndose a lo largo del mundo.

Esta vez fue el turno de la millonaria industria del K-Pop, el estilo de música coreana que acumula fans en todo el planeta y donde los “idols”, como se nombra a sus principales estrellas, son fervorosamente adorados por sus admiradoras.

Lee Seung-Hyun, más conocido como SeungRi, parte de la banda BIGBANG fue acusado de ser parte de una red de prostitución dentro del local nocturno Burning Sun, del que fue propietario y director hasta algunos meses.  En Corea la prostitución en todas sus dimensiones es considerada delito.

Las investigaciones indican que descubrieron mensajes que lo inculpaban como el encargado de contratar trabajadoras sexuales para los clientes de su local, principalmente poderosos empresarios de Corea del Sur que potencialmente podían invertir en su club nocturno, explotando a las mujeres como moneda de cambio.

El llamado “el gran Gatsby de Corea” por el ostentoso estilo de vida que llevaba y mostraba en sus redes sociales estaba siendo investigado por la policía, que persigue las denuncias que lo inculpan además, de haber contratado mujeres adictas a las drogas, aprovechando su adicción para acercarlas al club nocturno. Otra de las acusaciones que se levanta como un secreto a voces en el medio, es que el joven coreano difundía fotografías íntimas no consentidas.

El nivel del escándalo fue tan grande que se cancelaron fechas de conciertos en Japón e Indonesia. Además, el cantante publicó un comunicado en sus redes sociales, afirmando se retirará de la industria del entretenimiento pues – aunque sostiene que es inocente- está causando un gran daño a su banda y también a YG, la agencia de talentos que los representa.

Esta es la traducción del comunicado que el cantante publicó en su cuenta de Instagram:

 “Soy Seungri.

En este punto, creo que lo mejor sería retirarme de la industria del entretenimiento. He decidido retirarme ya que los asuntos que he causado son demasiado grandes y han creado molestia social. Respecto a los asuntos que están siendo investigados, me presentaré a las investigaciones diligentemente y revelaré todas las sospechas.

Recibiendo críticas y odio del público durante el mes y medio pasado y con la situación de todas las agencias de investigación en el país tras de mí, estoy siendo arrinconado como un traidor al país. Personalmente, no puedo tolerar causar daños a todos los que están a mi alrededor para salvarme a mí mismo.

Sinceramente doy las gracias a todos los fans dentro y fuera de Corea que me han dado tanto amor por los pasados 10 años y creo que es aquí donde debo parar, incluso si es lo mínimo que puedo hacer para proteger el honor de YG y BIGBANG.

De nuevo, lo siento y vuelvo a disculparme.

He estado agradecido a todos hasta ahora”.

De ser encontrado culpable, el joven arriesga una condena de tres años de cárcel.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 14
    Me gustó
  • 8
    Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • 97
    Me deprime
  • 119
    WTF!
  • 17
    Me confunde