¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

¿Qué se viene para Argentina tras la victoria de Alberto Fernández?

Alberto Fernández es el presidente de Argentina. Foto: Libertad Digital
Words Michel Narváez

Con un margen de 48.10% y 12.473.709 de los votos, Alberto Fernández se impuso ante Mauricio Macri para convertirse en el próximo presidente de Argentina. Macri, quien entregará el poder el 10 de diciembre, perdió con un margen significativo del 40.37%, 10.470.607 votos.

Al conocerse los resultados, Macri aceptó la derrota y felicitó a Fernández, quien celebró a lo grande en las calles de Buenos Aires junto a Cristina Fernández de Kirchner, la ex-presidenta que ejercerá ahora como vice-presidenta de ese país.

Hoy lunes en la mañana, el proceso de transición se llevo a cabo con suma normalidad, con un desayuno entre Macri y Fernández, que sirvió para discutir los problemas más importantes del país. Una foto de la reunión, que pueden ver a continuación, se hizo viral en las redes sociales.

Sin embargo, ahora que el largo y complicado proceso electoral culminó, y el país celebra un nuevo presidente y más importante aún, el regreso del peronismo, ¿qué le espera a la Argentina? MOR.BO les trae los cuatro puntos más importantes para entender que le espera a esta nación en esta nueva era política.

1. La crisis

Para nadie es un secreto que el dúo Fernández-Fernández hereda una crisis financiera notoria desarrollada en los últimos años y es prioridad que trabajen juntos — y con la oposición — para detener la devaluación y el alza del precio del dólar con respecto al peso. Los expertos señalan que Argentina debe cambiar su modelo económico y que están en la necesidad aceptar inversión extranjera para superar este período tan difícil. No obstante, a diferencia de Macri, el presidente electo (quien no ha tenido mucha presencia internacional) no tiene el apoyo de los Estados Unidos, del Fondo Monetario Internacional y de los mercados internacionales, especialmente considerando que Fernández de Kirchner se declaró enemiga de Wall Street durante sus ocho años como presidenta. No obstante, en la mañana de hoy, menos de 12 horas de anunciarse el resultado de las elecciones, las acciones de las empresas argentinas en las bolsas de valores estadounidenses habían subido un 5% — sin duda un buen comienzo.

2. Incertidumbre de la vicepresidencia

Sin duda el dúo Fernández-Fernández pasará por un período de “luna de miel”, que podría ser opacado por los 11 cargos de corrupción que afronta Fernández de Kirchner. Nadie sabe si la esposa del ex presidente Néstor Kirchner podrá, incluso, culminar su periodo como vice-presidente. Más importante aún, conociendo el pasado político de Alberto Fernández, quien previamente había trabajando en los gobiernos tanto de Néstor como de Cristina Kirchner, se separó y los criticó a ambos, antes de aliarse nuevamente con Fernández de Kirchner para este periodo electoral, lo cual fue visto por muchos anti-peronistas como falta de liderazgo y han manifestado, incluso, que Fernández será únicamente una fachada para que Fernández de Kirchner pueda gobernar y quizás también librarse de los cargos que la acechan.

3. Unificación política y futuro

Estas elecciones marcan un antes y un después en el escenario político de Argentina, ya que no se trataba de una batalla de ideologías, sino de cambios sociales y económicos. El reciente electo presidente recalcó, antes y después de su victoria, que no intentarían regresar a un sistema de gobierno, sino que trabajarían para unificar a la nación y salir de la crisis. En su discurso de victoria, Fernández declaró lo siguiente:

“Tenemos que tomar esto como una jornada histórica e iniciar el tiempo que se viene con tranquilidad, se terminó el ‘nosotros’ y ‘ellos’. Cuando pase la elección hablaremos más tranquilos”.

Al referirse al “nosotros” y el “ellos”, Fernández define la grieta que divide a la sociedad argentina en dos bandos desde antes de la culminación de la Segunda Guerra Mundial: el peronismo y el antiperonismo, que quizás termine más adelante, pero que, por ahora, se mantiene.

4. Una Argentina sin oposición

La victoria anunciada del dúo Fernández-Fernández dejó al país con una oposición bien debilitada y sin un líder evidente. Aunque Macri termina su periodo electoral con un sabor agridulce, al convertirse en el primer presidente no-peronista en terminar un mandato electoral democrático — sin duda, una medalla de honor en la historia de esa nación — el descontento de los argentinos lo descalifican para ser el líder de la oposición.

Mariano Vila, director general de Llorente y Cuenca en Argentina, declaró que “la Argentina del año 2020 recién la vamos a conocer en marzo o abril. Argentina necesita recuperar confianza política, y además de crédito. Hay que ver primero quién queda como líder de la oposición para trabajar con ellos”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde