CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
¿Qué puedes hacer si tu familia no acepta tu identidad LGBTQI+?
para muchas personas LGBTQI+ alrededor del mundo, salir del armario ante sus familias puede ser una experiencia muy difícil, incómoda y negativa. Fotografía: LA Times

¿Qué puedes hacer si tu familia no acepta tu identidad LGBTQI+?

Words Mirangie Alayon

Mientras que algunas personas son capaces de revelar su identidad LGBTQI+ a sus familias y recibir un enorme apoyo, otras son inmediatamente ridiculizadas, rechazadas y no se sienten queridas. Las personas con identidades de género no binarias u orientaciones sexuales no heterosexuales ya se enfrentan a una ardua batalla contra una sociedad que — en un grado peligrosamente deshumanizado — sigue aferrándose en gran medida al rechazo y a las “tradiciones” del pasado. Lo último que necesitan es que sus familias también los rechacen.

Sin embargo, lamentablemente, para muchas personas LGBTQI+ alrededor del mundo, salir del armario ante sus familias puede ser una experiencia muy difícil, incómoda y negativa. En el grado más extremo, algunos individuos son expulsados de sus hogares o maltratados física y verbalmente. En un grado menos extremo, pero también moralmente incorrecto, algunas personas tienen dificultades para sentirse queridas, aceptadas o incluso reconocidas por sus padres.

Así que si quieres hablar con tu familia y declararte abiertamente LGBTQI+ y todos o alguno de ellos no te apoya, debes saber primero que no estás solo. Y aunque puede ser difícil de sobrellevar, lo más importante que debes saber es que nada de esto es tu culpa. Recientemente conversamos con Gabriel J. Martín, psicólogo español experto en psicología afirmativa gay y escritor; le psicólogue Nilska Wersikowsky, y con Matías Trujillo, subdirector de desarrollo de la Fundación Todo Mejora, quienes nos ayudaron a conocer cuáles son las mejores maneras de manejar el rechazo de la familia cuando sales del armario, y por qué sucede esta reacción en algunas familias. De antemano, te contamos que este es un tema extenso y complicado, pero tratamos de resumir sus enseñanzas y consejos en algunos párrafos, así que presta atención y toma nota.

“Ir saliendo del closet progresivamente y de manera protegida y segura es algo súper importante y tú no le debes a nadie la revelación de tu identidad, no es una obligación, no estás mintiendo, no debes sentirte moralmente complicado por no hacerlo. Lo más importante es que lo hagas en el momento en que para ti sea el momento justo”.

1. Hay que prepararse muy bien antes de hablar con la familia

Matías Trujillo, subdirector de desarrollo de la Fundación Todo Mejora, nos cuenta que antes de cualquier conversación hay que estar “totalmente seguro no sólo de tu identidad, porque tú también puedes declarar que estás explorando, que estás en búsqueda, pero estar seguro de querer compartirlo y de que te sientes seguro en términos de tu integridad respecto de revelar este aspecto de tu identidad”. Para ello, es una buena idea conversar con alguna persona del entorno que puede ser familiar, pero también algún amigo o conocido en quien se confíe y que va a reaccionar bien. “Ir saliendo del closet progresivamente y de manera protegida y segura es algo súper importante y tú no le debes a nadie la revelación de tu identidad, no es una obligación, no estás mintiendo, no debes sentirte moralmente complicado por no hacerlo. Lo más importante es que lo hagas en el momento en que para ti sea el momento justo”.

Una vez que se tome la decisión hay que pensar en cómo decirlo, y quizás considerar tener una red de apoyo que sirva de compañía en ese momento como “amistades, organizaciones y otres familiares que une tiene, para que te puedan acompañar, acoger y ayudar en este proceso, si es necesario”, cuenta Nilska Wersikowsky. “Es importante pensar qué condiciones necesitas para sentirte más comodx y segurx, siempre en las lógicas del cuidado propie”. Por su parte, el psicólogo Gabriel J. Martín explica que hay algo muy importante a considerar por adelantado: nunca hay que sentir culpabilidad por ninguna de las reacciones que pueda tener la familia. “Los hombres homosexuales se sienten sobre todo asustados ante el rechazo que puedan sufrir, pero más que nada se sienten culpables de provocar algún tipo de disfunción, algún tipo de perturbación, algún tipo de malestar en su familia y yo siempre les digo que si se produce algún tipo de malestar en su familia deben tener muy claro que no es por culpa de ellos sino por culpa del prejuicio de su familia”. Así que nunca te sientas culpable de que tu familia sea incapaz de llevar con naturalidad tu identidad.

“Lamentablemente, también hay formas más drásticas de rechazo que implican violencia de distinto tipo”.

2. Las varias formas de rechazo y cómo enfrentarlas

Wersikowsky nos cuenta que una de las formas más cotidianas de rechazo es “la aceptación en lo intimo del núcleo familiar, pero la negación en lo público, frente a otres familiares, u amistades de la familia”, esto porque en algunos casos “las familias también pasan también por un proceso de declararlo públicamente”. Sin embargo, Gabriel J. Martín señala que muchas veces estos casos solo buscan mantener a la persona en el armario por el miedo al qué dirán: “dicen, ‘no hace falta que lo digas a todo el mundo, cuando traigas a tu novio lo presentaremos como un amigo’, y es una falta de respeto porque están quitando dignidad al amor que siente la persona, o en caso de que sea alguien bisexual, pues solamente van a presentar a los novios o novias del otro sexo y no del propio género. La cuestión es que están intentando esconder algo y en el fondo del mensaje que trasladan es que es vergonzoso ser homosexual y que es vergonzosa su forma de amar”.

También habla del don’t ask, don’t tell, cuando la familia nunca más se refiere a la conversación, convirtiendo la identidad de la persona en “un tema que no se toca, nunca se comenta, nunca se le pregunta por sus parejas, nunca se pregunta el nombre ese chico que sale con él en todas las fotografías”, lo que también es al final, un mensaje de vergüenza. “Eso es algo que usuarios de la Hora Segura reportan mucho y que les genera muchísimo malestar”, cuenta el vocero de Todo Mejora, “porque les había costado mucho dar el paso de hablar de su identidad, lo hicieron y luego todo volvió a cero”. Trujillo explica que hay otras formas de rechazo que implican victimizar o exigirle al ser amado que niegue su identidad o “decirle que esto es algo pasajero, que se le va a pasar, que es una moda o que no le creen y todo eso implica negar a esa persona como sujeto. Y lamentablemente, también hay formas más drásticas de rechazo que implican violencia de distinto tipo”, e incluso la expulsión de la persona del hogar, de la familia o ambos.

“Normalmente las familias que tienen dificultad en la aceptación de las disidencias sexuales y de género, es por que tienen internalizado en sus subjetividades ciertos significados respecto a la cultura dominante”.

3. El amor debe estar por encima de creencias religiosas o prejuicios

Para el representante de Todo Mejora, es vital para los padres y familiares que busquen “la información necesaria para poder entender cómo se conforma la identidad sexual, entender que no tiene nada de patológico ni nada erróneo. Si yo tengo miedo por el futuro de mi ser querido más que proyectárselo tengo que lidiar con eso, puedo buscar apoyo de grupos de pares. Por ejemplo, de padres de chiques trans hay grupos. Pero a mi hije, a mi hija o hijo, transmitirle apoyo, transmitirle afirmación, transmitir seguridad y transmitirle que tú vas a estar ahí para elle”, en vez de recharzarles porque se enfrenten a algo desconocido. El amor y el apoyo deben estar por encima de todo, sin importar creencias religiosas o prejuicios sociales.

Wersikowsky explica que “la cultura dominante occidental ha tenido una tendencia imaginaria y simbólica más hetero-cisnormativa, masculina y blanca. Por lo tanto, todo aquello que sale fuera, es percibido como anormal, y lo disidente ha estado en el margen de lo invisibilizado y lo anormal, lo enfermo, lo delictual, lo abyecto, y monstruoso. Normalmente las familias que tienen dificultad en la aceptación de las disidencias sexuales y de género, es por que tienen internalizado en sus subjetividades ciertos significados respecto a la cultura dominante”. Gabriel J. Martín explica que la no aceptación de una persona LGBTQI+ en la familia se da “por prejuicios y solamente por prejuicios”. “No existe ninguna otra razón, no hay ninguna justificación. Tú puedes dar todas las causas que usa una persona homófoba, puede dar todas las causas que se la pasen y todas las explicaciones que quieran pero en el fondo toda remiten al mismo: o eres alguien con prejuicios o eres alguien con maldad… muy a menudo, ambas cosas. Si no, no se entiende en absoluto que en pleno siglo 21 una persona puede seguir teniendo prejuicios contra sus propios hijos, por ejemplo”.

“Hay que verse a sí misme a través de una relación con une de cuidado, cariño y reconocimiento, asimismo con los otres. Cultivar y buscar vínculos de reconocimiento, cuidado, y respeto con otres”.

4. Cómo mantener la autoestima y la salud mental pese al rechazo

“Es bueno que naturalicemos que la persona se va a sentir mal si sus familiares la rechazan. Evidentemente si tus familiares te echan de casa, no quieren hablar contigo, se avergüenzan de ti o todo lo que hemos dicho anteriormente… pues cualquier persona que sea medianamente humana se sentirá afectada y evidentemente lo pasará mal. Es lógico que tenga esta reacción”, cuenta Gabriel J. Martín, quien recomienda trabajar con un especialista “para liberarse de culpas y saber que no debe aparentar una fortaleza mental que no está sintiendo en ese momento”. Para él, la mejor manera de enfrentar estos momentos es el apoyo entre iguales. “Puede acudir a una asociación LGBT, a amigos homosexuales o transexuales o bisexuales con los que pueda hablar y sentirse comprendido y arropado, o incluso a través de redes sociales”.

Matías Trujillo coincide con esta aseveración. “Esto tiene que ver con aquellos vínculos significativos, donde eres aceptado, donde se afirma tu identidad, donde eres respetado y amado por quien tú eres. Esos pueden ser amigos, pueden ser organizaciones, puede ser la comunidad LGBTIQ+ en un sentido amplio”. Para Nilska Wersikowsky “vivir y respetar aquellas emocionalidades que puedan surgir desde esta sensación de pérdida” es importante, y evitar el daño afectivo, por que esto usualmente sucede, ya que vivimos en una cultura que discrimina. “Hay que verse a sí misme a través de una relación con une de cuidado, cariño y reconocimiento, asimismo con los otres. Cultivar y buscar vínculos de reconocimiento, cuidado, y respeto con otres”. De igual manera, si se siente rabia en el contexto, ocuparla a través de la acción. “La rabia es una emocionalidad válida como todas las otras, que nos ayuda a movilizarnos”, y debemos balancearla con formas de agenciamiento y reafirmación propia. Hay que aprender técnicas “de gestión emocional para liberar estas emociones que son las que van a aparecer: ansiedad, tristeza, culpa y vergüenza”, señala Martín.

“Cuando sales del clóset lo que estás haciendo es preguntarle a los demás si son capaces de amar incondicionalmente. La mayoría de personas lo son porque les importa muy poquito que alguien sea homosexual; pero si tengo prejuicios, esto significa que yo no sé amar incondicionalmente, por lo que soy yo quien tiene que mirarse internamente”.

5. Recuerda que la aceptación es amor incondicional

Hay que recordar que una persona LGBTQI+ tiene riesgos incrementados de problemas de salud mental y de riesgo suicida producto de la estigmatización, la victimización y la violencia que sufren, pero el apoyo puede hacer la diferencia. “Hay que entender que la identidad de una persona no es algo que una persona esté haciendo para molestarte, para ofenderte, para pasar a llevar o no respetar tus valores, tus principios, tu forma de ver el mundo. La identidad de una persona es lo que una persona es y en ese sentido no es una opción, no es algo que escoja. No es justo pedirle a alguien que tú amas dejar de ser quien es por tu beneficio, por tu tranquilidad, por tu paz mental”, cuenta Trujillo. Por su parte, Wersikowsky cuenta que hay que “demostrar la aceptación no solamente desde la palabra, sino también incorporando la acción, ya que esto es lo que adquiere consistencia en nuestro comportamiento como seres humanos”.

Gabriel J. Martín explica que cuando no podemos compartir con las personas que nos rodean quiénes somos realmente, nos sentimos realmente solos. “La soledad es la antesala de la depresión y el deterioro cognitivo, psicológico y emocional”, por lo que necesitamos sentir que somos validados y queridos. “Cuando sales del clóset lo que estás haciendo es preguntarle a los demás si son capaces de amar incondicionalmente. La mayoría de personas lo son porque les importa muy poquito que alguien sea homosexual; pero si tengo prejuicios, esto significa que yo no sé amar incondicionalmente, por lo que soy yo quien tiene que mirarse internamente. Para cualquier ser humano es importante sentir que tiene confianza en la gente que le rodea, que tiene intimidad con la gente que le rodea y por eso es tan importante compartir con los demás todos los aspectos de nuestra vida”. Así, el trabajo de la familia no es rechazar, sino hacer que cada uno de sus integrantes se sientan amados y aceptados incondicionalmente.

Si tú o alguien que conoces está pasando por una situación que te haga pensar en el suicidio, te ofrecemos una guía de referencias de organizaciones con números telefónicos o correos electrónicos que pueden ayudarte en un momento de crisis. Haz click en este enlace, y recuerda que no estás solo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • 7
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE