Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Q/A

Q&A con Balún: “Siempre quisimos integrar folclóricos y tradicionales dentro de lo que hacíamos”

Balún. Imagen: Press
Words Carlos Molina

Cuando le das play a un disco como Prisma Tropical, uno de los 50 mejores álbumes del 2018, es una experiencia sónica completamente distinta a lo que puedas haber experimentado. Es como si Cocteau Twins se hubiesen ido a tomar unas cervezas en la isla del encanto con un Bad Bunny bajo los efectos del weed, y en el camino se les hubiese atravesado un acordeón y un cuatro: es historia, nostalgia e identidad latina con sabor a dream pop, y trap en slow tempo para mover el cuerpo y acordarse del viejo San Juan.

Las mentes maestras detrás de esta producción son el grupo puertorriqueño Balún, quienes se unieron por su amor por las películas experimentales, los instrumentos musicales inusuales, la música electrónica y una sensibilidad pop peculiar. Ahora, desde Brooklyn y con un cordón umbilical arraigado en Puerto Rico, continúan evolucionando su sonido como una de las bandas más emocionantes del continente.

Nos sentamos a conversar con este grupo formado a principios de la década pasada, para que nos contaran un poco más acerca de Prisma Tropical, la influencia de la diáspora y la identidad latina en una ciudad como Nueva York, y cuándo podremos verlos en Sudamérica.

“Siempre tuvimos interés en integrar folclóricos y tradicionales dentro de lo que hacíamos como Balún mientras estábamos en Puerto Rico y cuando nos mudamos aquí, pero no fue sino hasta Prisma Tropical donde empezamos a explorar”.

Carlos: ¿Cuántos son realmente en la banda? ¿Son 4 o más? Están Angélica, José, Nora y Raúl, pero también tienen otros miembros itinerantes.

Angélica: Nora está viviendo en Puerto Rico. Somos expandibles hasta 7, pero nosotros somos los 4 principales y tenemos otras tres amistades que se van uniendo dependiendo del show en vivo, pero también hacen cosas para los discos; como el que toca percusión, que vive en Brooklyn, o Joan que está en Puerto Rico y toca muchos instrumentos andinos. Nuestro miembro más reciente que es violinista, también se ha añadido a nuestras últimas presentaciones y vive aquí en Brooklyn.

Carlos: Entendemos que Prisma Tropical llegó luego de una pausa de 8 años; ¿Qué estuvieron haciendo todo este tiempo?, y ¿qué hizo que este fuera el disco que los reuniera una vez más? ¿Cómo fue todo este proceso de volver a encontrarse y hacer este disco tan increíble?

José: Pues, el disco comenzamos a grabarlo como a eso del 2015; fue un proceso de 3 años de producción, la grabación y lo que salió. Pero entre 2010 y 2015 sacamos un mini álbum que se llama Memoria Textil, y por ese tiempo nosotros ya estábamos localizados en Nueva York. Ahí empezamos a colaborar en este álbum, a escribir música, canciones, por fin estábamos colaborando todos juntos.

Al principio solo estábamos Angélica y yo en Estados Unidos y el resto estaba en Puerto Rico, colaborando a distancia, después nos mudamos a Brooklyn, Nora se vino a vivir aquí, nos encontramos a Raúl en Nueva York, y el hecho de que ya estábamos 4 integrantes ayudó mucho a colaborar y hacer las canciones que terminaron en Prisma Tropical. Siempre estuvimos trabajando, nunca nos tomamos una pausa, sacamos uno que otro tributo, pero las canciones que era para ese álbum se preservaron para ese álbum.

Carlos: Ahora sabiendo que están fragmentados, ¿Cómo ven esta movida latina dentro la ciudad? ¿Cómo perciben la identidad del continente? ¿Esta movida latina los ha ayudado a evolucionar el sonido?

José: Algo que hay que entender es que hay muchas microescenas en Brooklyn y están centradas en géneros musicales específicos. Nosotros venimos de Puerto Rico en donde la escena era mucho más integrada, más variada, esas incluían a Balún, bandas de punk, indie, electrónica, etc, y todo eso era una sola escena.

Cuando te mudas a Nueva York son tantas y tantas escenas específicas para cada sub-género y hay una comunidad, pero para la música latina ahí cambia un poco la cosa, porque no hay una una micro escena para bandas como Balún, es más como música latina contemporánea, así que básicamente toda esta movida es algo reciente. Antes se sentía más como rock en español, rock tradicional, era algo más fuera de nuestro mundo. Nosotros no entramos en la escena de la música como Balún en ese entonces, ahora sí hay más variedad y uno puede montar un show porque hay bandas de este estilo de la música latina independiente y las gente los va a ver.

Balún. Imagen: Press

Balún. Imagen: Press

Carlos: ¿De dónde vino esa idea de explorar de nuevo la música de Puerto Rico, que de alguna forma dejaron atrás, pero que al fusionar esa vibra afro-caribeña y tropical con estos beats electrónicos son el esqueleto de su producción? ¿Qué descubrieron de ustedes mismos en este proceso?

José: Nosotros siempre tuvimos interés en integrar folclóricos y tradicionales dentro de lo que hacíamos como Balún mientras estábamos en Puerto Rico y cuando nos mudamos aquí, pero no fue sino hasta Prisma Tropical donde empezamos a explorar esos instrumentos como su rol de instrumento tradicional. Teníamos tiple, cuatro, pero a veces hace función de guitarra.

Nora, que toca estos instrumentos, viene de una tradición de música folclórica puertorriqueña desde muy niña, y no fue hasta ahora que empezamos con la idea de fusionar Balún con influencias afrocaribeñas. Cuando estábamos en Puerto Rico no estaba tan presente porque siempre estuvimos rodeados de eso, entonces Balún nació como escapismo a todo eso.

Carlos: ¿De dónde viene toda esa melancolía que permea el disco?

Angélica: Yo creo que esa melancolía y nostalgia vienen ya como un paquete con los sonidos como el cuatro y tiple, que ya tienen una tradición en el folklore puertorriqueño y para cualquier persona, sobre todo de la diáspora, escucha y es como “¡ah, mi patria!”. Ya de por sí está esa conexión casi visceral.

Pienso también que hay sonidos que usamos mucho como el acordeón que tienen cualidad bien nostálgica y ese interés que tiene Balún en las texturas también responde a eso; por otro lado las letras, diría yo que el disco tiene mucho que ver con esto de ir y venir, y no sentirse parte de ningún lugar y la experiencia de la búsqueda del hogar; eso es parte de ADN de Balún desde el comienzo, y aunque le pongas un beat para bailar, siempre va a estar ahí presente.

Algunas publicaciones han buscado definir esta evolución en su sonido como dreambow (la combinación de dream pop y dembow), pero lo cierto es que abarcan una cantidad increíble de géneros e influencias en un disco lleno del calor del hogar y el anhelo del mismo: como si fuese el ensueño de un inmigrante cualquiera. Sin embargo, suenan tan globales y futuristas que hacen del realismo mágico de sus letras una experiencia que cualquier seguidor del shoegaze puede sentir en el alma y en la sangre. Con tantas texturas sonoras, tanto sentimiento y tanta experimentación exitosa, nos toca casi que de manera obligatoria saber cómo el disco se ha trasladado a los shows en vivo, y si tienen pensado darnos una visita por Sudamérica.

“A medida que los sonidos y el disco evolucionó nos dimos cuenta que había que darle más energía y eso se nota ahora en los shows”.

Carlos: Y ahora, con esta recepción de disco en vivo, ¿Qué cambios se han hecho para trasladar la experiencia del álbum a un ambiente más rico e intenso con el público?

Raúl: Yo creo que cuando estábamos montando las canciones, las pensamos desde el punto de vista de “ok, estas son canciones que vamos a tocar en vivo, no va a ser un álbum que vamos a elaborar en el estudio y no vamos a poder replicar la experiencia en vivo”. Hemos incorporado mucha de esa instrumentación, como cuando viene Nora y toca, o Joan, nuestro amigo.

Tratamos de incorporar los elementos folclóricos, percusivos que José toca con nuestro baterista. Tratamos de hacerlo lo más orgánico e intentamos replicar esos sonidos en vivo lo más que podemos, y sinceramente la diferencia se nota porque al principio intentamos tocar las canciones como el Balún de hace 10 años atrás, que era bien tranquilo, una experiencia bien íntima y a medida que los sonidos y el disco evolucionó nos dimos cuenta que había que darle más energía y eso se nota ahora en los shows. El público está mucho más movido, integrado conectando mucho más y todo esto tiene que ver con los arreglos.

Carlos: ¿Hay planes de venir a Latinoamérica en un futuro próximo? Prisma Tropical es uno de esos discos que resonaría bastante bien con un público que se identifica con el sonido.

José y Angélica: ¡Soñamos con eso! Desde el verano pasado que estamos trabajando para montar unas fechas, tenemos en nuestros planes llegar a Sudamérica el año que viene. Queremos visitar México, Colombia, Chile, Argentina. Lo deseamos mucho.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More