CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Pena de muerte para asesinos de Nusrat Jahan Rafi, la estudiante de Bangladesh quemada viva por denunciar abuso sexual

Nusrat Jahan Rafi. Foto: ITV
Words Michel Narváez

La crónica de uno de los asesinatos más violentos que se ha evidenciado en Bangladesh en los últimos años llegó a su fin con la sentencia a muerte de 16 personas que se vieron involucradas en el asesinato de Nusrat Jahan Rafi, una joven de 19 años de edad que fue quemada viva.

El hecho ocurrió el 6 de abril de este año en la institución educativa religiosa (musulmana) a la que la víctima asistía, que está ubicada en el poblado de Feni, a unos 160 kilómetros de la capital de país, Dhaka.

Las autoridades determinaron que la muerte fue ordenada por el director del plantel, Siraj Ud Doula, quien había sido previamente arrestado por acoso sexual de dos estudiantes de la institución.

Fueron precisamente estas acusaciones las que motivaron al director a acabar con la vida de Nusrat, quien había previamente hecho público el acoso sexual a la que ella y una de sus compañeras se vieron obligadas a enfrentar.

Nusrat fue acorralada en plena institución educativa y fue llevada a la fuerza al sótano, donde la acorralaron cinco personas con burkas, entre las cuales estaba una maestra de la escuela. Luego, la rosearon con queroseno y la incendiaron, pensando que moriría y que las autoridades observarían el hecho como si fuese un suicidio. No obstante, la joven quedó viva y salió a pedir ayuda. Una vez en el hospital, al saber que moriría, dio un testimonio completo y detallado a su hermano, quien lo grabó con un teléfono celular.

Entre los agresores se encuentran Ruhul Amin y Maksud Alam, dos miembros de Awami, uno de los partidos políticos más poderosos del país, además de varias de sus compañeras de estudio. El violento hecho conmocionó a toda la nación y acaparó los medios, en un país donde se le da poca importancia a los problemas de las mujeres. Esto se debió al esfuerzo de la madre de la víctima, Shirin Akhtar, quien hizo todo lo posible para que el caso no quedara impune, incluyendo varias protestas de calle que ella misma organizó.

Al momento de la sentencia, Akhtar declaró ante los medios locales que “no puedo olvidarla por un momento. Todavía siento el dolor por el que pasó”. Entre tanto, Hafez Ahmed, el fiscal encargado del caso, declaró que “nadie se saldrá con la suya en Bangladesh”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 6
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde