¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Bangladesh acusa a 16 personas por el asesinato de la adolescente Nusrat Jahan Rafi, quemada viva

Mujeres en Bangladesh protestan porque se haga justicia en el caso de Nusjat Jahan Rafi. Fotografía: AFP/Getty Images
Words mor.bo

Update 29/05/2019, 13:30 horas:

Dieciséis personas, entre ellas el director de un seminario islámico, fueron acusadas hoy en Bangladesh del asesinato de una joven de 18 años, que fue quemada hasta la muerte tras denunciar acoso sexual. Nusrat Jahan Rafi había presentado una denuncia de abuso sexual contra el director, Siraj Ud Doula, a finales de marzo, por lo que este fue detenido.

El pasado 6 de abril, Nusrat asistió al seminario en su ciudad natal, Feni, una pequeña ciudad a 160 km de Dhaka, para presentar sus exámenes finales. Fue atraída a la azotea del edificio, donde sus atacantes con burkas le pidieron que retirara la denuncia de acoso sexual contra Doula. Cuando se negó, la rociaron con queroseno y le prendieron fuego.

El caso provocó protestas masivas y subrayó la vulnerabilidad de las víctimas de agresiones sexuales y acoso en Bangladesh, y la Primera Ministra Sheikh Hasina prometió que todas las personas involucradas en el asesinato serían llevadas ante la justicia.

Fotos de los acusados del asesinato de la joven Nusjat Jahan Rafi. Imagen: Metro
Fotos de los acusados del asesinato de la joven Nusjat Jahan Rafi. Imagen: Metro

La policía dijo que el director ordenó el asesinato de la joven desde la prisión, y describieron los preparativos para el asesinato como un “plan militar”, informó la BBC. Los atacantes habían planeado hacer que pareciera un suicidio, pero la adolescente, que sufrió quemaduras del 80%, pudo dar una declaración antes de morir el 10 de abril.

La policía de Feni presentó formalmente el miércoles cargos de asesinato contra los 16 acusados. Entre ellos había estudiantes de la madrasa y dos políticos locales de la Liga Awami, que ocupaban puestos destacados en la escuela. Los investigadores pidieron la pena de muerte para todos los sospechosos, y la policía confirmó que el director confesó en el tribunal que había ordenado el asesinato. Otros doce sujetos también confesaron el crimen, pero los dos políticos no admitieron su participación.

El hermano de la joven, Mahmudul Hasan Noman, dijo que quieren un juicio rápido. “Queremos que todos los culpables sean colgados hasta la muerte”, dijo a AFP. Mientras tanto, Mahila Parishad, un grupo de derechos de las mujeres, dio una “bienvenida reservada” a la rápida investigación del caso, pero dijo que había que hacer más para poner fin a una “cultura de impunidad” sobre el acoso sexual y los casos de violación. “Muy pocos casos de violación terminan en condenas”, dijeron. Según el grupo, unas 950 mujeres fueron violadas en Bangladesh el año pasado.

Post original:

Aunque parezca imposible de creer que algo así ocurra en el 2019, una joven estudiante fue quemada viva en Bangladesh después de que reportó denuncias de agresión sexual a la policía, provocando protestas en su país para exigir más justicia para las mujeres.

Nusrat Jahan Rafi, de 18 años años de edad, era originaria de Feni, a unos 160 kilómetros al sur de la capital, Dhaka. Fue engañada para que subiera a un tejado en escuela el pasado 11 de abril, donde al menos cuatro personas la rociaron con queroseno y la encendieron en llamas, informó el organismo Human Rights Watch. El ataque se suscitó luego de que se negara a retractarse por haber acusado al director de la institución por abuso sexual. Murió cuatro días después de que las quemaduras cubrieran el 80% de su cuerpo, algo de lo que nunca pudo recuperarse.

Protestas en Bangladesh por el caso de
Nusrat Jahan Rafi. Imagen: Getty

Meenakshi Ganguly, directora de Human Rights Watch en el sur de Asia, dijo que los hechos demostraban cómo el gobierno de Bangladesh no podía responder con justicia a las víctimas de este tipo de agresión.

“El horroroso asesinato de una mujer valiente que buscó justicia muestra cuán mal ha fallado el gobierno de Bangladesh a las víctimas de agresión sexual. La muerte de Nusrat Jahan Rafi resalta la necesidad de que el gobierno de Bangladesh tome en serio a los sobrevivientes de agresión sexual y se asegure de que puedan buscar una solución legal de manera segura y estar protegidos contra represalias”.

Efectivamente, el manejo policial del caso ha agravado la ira de la opinión pública: un video de la joven presentando el caso de asalto muestra a un oficial de policía diciéndole que el incidente “no fue un gran problema”. De acuerdo con BBC, el video fue filtrado posteriormente a los medios locales, lo que ocasionó que Rafi recibiera amenazas de muerte y presiones para retirar la denuncia después de que el director fuera arrestado.

El 11 de abril, mientras intentaba ingresar a su escuela para presentar sus exámenes finales, fue rodeada por cuatro personas con burkas, exigiendo que retirara sus acusaciones. Al negarse, le prendieron fuego, intentando que pareciera un suicidio. Pero en un desafío final, grabó un mensaje en el teléfono de su hermano: “El director me abusó, lucharé contra este crimen hasta mi último aliento”, dijo.

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, expresó su profunda pena por la muerte de la joven, y ordenó personalmente a las agencias policiales que encontraran a los criminales y tomaran medidas punitivas de manera inmediata. Hasta la fecha, 15 personas han sido arrestadas, siete de ellas presuntamente involucradas en el asesinato, y ya una confesó. Por su parte, el director de la institución educativa permanece bajo custodia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 4
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 20
    Me deprime
  • 4
    WTF!
  • 2
    Me confunde