¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

“No tengo miedo de nada”: Mujeres en la India lideran las protestas ciudadanas contra Modi

Miles de mujeres salieron a las calles de las más grandes ciudades de la India para defender sus derechos. Foto: DNA India
Words Michel Narváez

Lo que comenzó como una protesta pacifica en el vecindario de Shaheen Bagh, en Delhi, India, se convirtió en un movimiento nacional organizado por mujeres musulmanas de ese país en contra del presidente de esa nación, Narendra Modi, y su gobierno, liderado por el Partido Popular Indio (BJP), quienes pretenden disminuir al mínimo los derechos de las mujeres y la libertad de religión a las personas no hinduistas.

Todo empezó luego de que el Ejecutivo de la India aprobara la Ley de Enmienda de Ciudadanía, la cual es considerada como un intento inaceptable del primer ministro para re-definir la nación como un país puramente hindú.

La iniciativa legal que prohíbe las reuniones tanto seculares como de religiones ajenas al hinduismo, podría también generar que millones de musulmanes sean declarados extranjeros ilegales en su propio país.

Curiosamente, son las mujeres que han estado a la vanguardia de la organización de concentraciones, protestas y reuniones en las grandes ciudades del país, como Calcuta, Kolkata, Chennai, Bangalore, Hyderabad y otras.

Este movimiento social que se originó en el barrio de mayoría musulmana de Shaheen Bagh, comenzó a fines de diciembre, cuando cientos de mujeres bloquearon una carretera principal y comenzaron una manifestación en contra de la nueva ley de ciudadanía. Desde entonces, los números han aumentado, atrayendo a una multitud de manifestantes de diversas edades, generando manifestaciones masivas jamás vistas en India.

Entre las manifestantes se encuentra Nusrat Asra, una ama de casa de 43 años de edad que decidió dejar sus labores del hogar para unirse a las manifestaciones y luchar por sus derechos, pese a que su marido, al principio, no la apoyaba. “Ahora él sabe por lo qué estoy peleando”, dijo Asra en una entrevista para el diario británico The Guardian.

“No tengo miedo de nada, no tengo miedo de la policía, no tengo miedo de que me golpeen, estoy aquí solo para defender la libertad… No estamos luchando por ningún dios o partido político, estamos luchando por nuestros derechos. Y he traído a mi hija de 12 años todos los días para enseñarle a ponerse de pie y luchar por sus derechos también”.

El gobierno de la India ha tratado de detener las manifestaciones, declarando que cualquier reunión en público como ilegal, pero ha tenido poco éxito. Las autoridades de seguridad también han intentado amedrentar a las manifestantes, pero se han visto superados en numero por las mujeres que salen a protestar.

Vale resaltar que, en la India, las mujeres generalmente tienden a tener menos documentación, a ser más pobres, más excluidas del ámbito de la administración oficial, y a menudo no tienen sus nombres en los documentos de propiedad; con frecuencia se han mudado de donde nacieron para casarse y son menos propensas a tener sus nacimientos registrados.

Karuna Nundy, una prominente abogada y vocera por los derechos de las mujeres, aseguró que este estallido social femenino le dará una voz a las mujeres que nunca antes habían sido escuchadas.

“Ser mujer en India alimenta la experiencia y la resistencia a la opresión. Conocemos la exclusión y la conocemos visceralmente. Pero es importante ver cómo el aumento de Hindutva (hinduismo) ha sido impulsado en parte por una masculinidad tóxica. Muchas de las imágenes y acciones en torno a él son muy machistas, violentas, explícitamente supremacistas y hostiles hacia las mujeres”. 

Nundy agregó que “nuestra constitución habla de camaradería entre los ciudadanos. Lo que estamos viendo en el liderazgo de algunas mujeres y en Shaheen Bagh es una energía más suave. Es más feliz, más enriquecedor y, sin embargo, fuerte y decidido. Y creo que eso realmente le está hablando al país como un contador a la masculinidad tóxica de Hindutva”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde