¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Yung Beef, el rostro más transgresor y desafiante del trap en España

MOR.BO RIOT: Yung Beef, el rostro más transgresor y desafiante del trap en España
Yung Beef. Fotografía: Instagram @themedizine
Words Carlos Turmero

Corría el 23 de enero de 1990, la ciudad de Granada veía nacer a Fernando Gálvez Gómez, un chico que algunos años más tarde luego de trabajar en el sector hotelero durante su adolescencia, etapa en la que desarrolla su pasión por el hip-hop, se convertiría en una de las figuras más prominentes y representativas del trap español: Yung Beef.

Fernando escogió este nombre artístico a raíz del famoso tema Young and Beautiful de Lana del Rey, pero este no es el único por el cual se le conoce, sus otros apodos son El Seco, Lana del Rey o Fernandito Kit Kat. En una entrevista con Ernesto Castro en 2017, habló sobre su fijación por la cantante.

“Me gustan muchas canciones de Lana del Rey, pero sobre todo ella, su misterio, lo que ella representa. Sabe jugar muy bien su papel. Me parece que tiene más fuerza que mucha otra gente que se mueve en su terreno. Supongo que ella es así, aunque no la conozco, supongo que lleva bastante realidad. Pero la verdad es que yo la mayoría de las cosas las hago un poco sin sentido, más por la risa del momento que otra cosa”.

Sea como sea, este es un artista que irrumpió en la escena urbana española y poco a poco ha expandido sus horizontes, conquistando fanáticos al otro lado del océano y en el resto del mundo.

La carrera de Yung comenzó en su Granada natal con Kefta Boyz, un grupo conformado por caras conocidas dentro la movida urbana española como Khaled, El Mini, Hakim Lemonhaze. La propuesta musical de este grupo combinaba sonidos callejeros, ­underground, hip-hop y autotune.

“A mí la música me ha encantado desde chico, pero a mí los chavales de mi barrio que hacían música me decían: ‘Tú no puedes hacer música porque no tienes voz, no tienes pulmones’. Y me rayaba. Pero con el tiempo descubrí que la música era muy amplia. Yo antes estaba muy cerrado, porque los raperos me decían que yo no podía rapear”.

Al mudarse a Barcelona, se uniría a Khaled, Steve Lean y D.Gomez para formar PXXR GVNG, un grupo pionero del trap español, con el que alcanzaría la fama a nivel nacional y con el que logra hacerse un nombre dentro de la industria. Un dato que vale la pena destacar fueron el primer grupo de música urbana en firmar con una disquera multinacional.

Fue a través de Sony, que el grupo lanzó su LP titulado Los Pobres, un disco caracterizado por letras crudas, sobre historias de vida de barrio y fiestas descontroladas. De acuerdo a múltiples medios, este disco fue la génesis de la fiebre por cultura urbana y sus ritmos en España, lo que dio lugar para que Beef creara su propio sello discográfico llamado La Vendición.

El sonido geográficamente diverso de Beef no se disculpa ni es políticamente correcto, con letras penetrantes e incisivas sobre ritmos de trap fusionados con el reggaetón, la salsa y más, con un toque especial gracias sus referencias a varias marcas de moda en sus temas.

La prueba más certera de que Yung ha definido su propio camino fue precisamente su introducción al mundo de la moda, donde rompió esquemas desde su llegada al trabajar con diseñadores como Roberto Piqueras o María Escoté, hasta formar parte de campañas para marcas tan importantes como Calvin Klein o Givenchy.

Desde que inició en el mundo de la música, siempre se ha caracterizado por ser la antítesis de cualquier artista en la industria. Yung ha marcado su propio camino, el cual defiende a capa y espada, tal como lo declaró para El Mundo en 2018.

“Todos estamos involucrados en la sociedad, por huevos. Pero algunos no hemos tenido más opción que delinquir para actuar contra el sistema. No me creo lo que me digan en la televisión o las escuelas, son estructuras fabricadas. Me intereso por mis cosas día a día, y eso no me hace un irresponsable”.

Yung siempre se ha hecho responsable de lo que dice y lo que hace, esa es su visión de vida. Sin embargo, en la entrevista con Ernesto Castro admitió que con la música se permite ser irresponsable.

“En la música soy totalmente irresponsable ya no en el mensaje, también en mi manera de ser. Me parece que la música es justamente un espacio para ser irresponsable. De alguna forma, es en la música donde agrupo todas mis cosas malas y juego con ellas. En vez de jugar con ellas en la vida, juego con ellas en la música. Tal vez solo en un directo es donde yo voy a faltar al respeto a la gente, porque es otro contexto: no estoy faltando al respeto, sino produciendo sensaciones”.

Precisamente eso es lo que hace en Perreo de la Muerte 2.5 (su más reciente trabajo), una oda a la lujuria y al pecado, enmarcado en una atmósfera tenebrosa del reggaetón y del perreo, que dista mucho de las propuestas que vemos por parte de artistas como Bad Bunny, Ozuna o J Balvin. A

No hay duda que Yung Beef puso en la palestra española a la cultura de calle, para combinarla con moda y música, preparando el camino para un futuro en el que las barreras de género (sea cual sea) serán cosas del pasado.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • 8
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde