¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Steve Lacy, el californiano que le pone electrónica queer al R&B

MOR.BO riot: Steve Lacy, el californiano que le pone electrónica queer al R&B
Steve Lacy. Imagen: Instagram
Words Michel Narváez

Steve Lacy es uno de esos artistas que nació para hacer música. A sus 21 años de edad, ya consiguió ganarse un Grammy con el álbum de Kendrick Lamar llamado Damn, en el cual trabajó como productor y liricista.

Ahora nos trae su propio disco titulado Apollo XXI, en el que se mezclan todos los ritmos musicales que ha recolectado el joven californiano desde que le consiguió el gusto a la música en su niñez.

El álbum cuenta con 12 canciones, en las que podemos encontrar melodías electrónicas, como también canciones de géneros tales como R&B, neo soul, funk, jazz y hasta indie rock. Es una postura fresca de una joven promesa.

Pese a sus multifacéticas destrezas musicales, Lacy no ha tenido una vida fácil. Nació como Steve Thomas Lacy-Moya en Compton, California, el 23 de mayo de 1998, donde creció hasta dejar su hogar una vez conseguida la mayoría de edad.

Su madre es de descendencia afroamericana, mientras que su padre fue un inmigrante de las islas filipinas. El músico creció en un hogar muy conservador, donde la religión cristiana era la base del hogar, lo cual le trajo consecuencias al crecer.

Alega que siempre se sintió atraído tanto por mujeres como por hombres, pero nunca quiso confesar públicamente su gusto por el mismo sexo debido a las presiones del hogar. No fue hasta finales del 2017 donde logró confesar su gusto por los hombres.

Su infancia, por muy normal que pudiera haber sido para un chico de su generación que crece en los suburbios de California, fue restringida. Confesó que su madre lo mantuvo aislado del mundo exterior hasta bastante grande, debido a los supuestos peligros que se evidenciaban en Compton.

“Yo lo llamo, como si fuese un suburbio ghetto, o por lo menos así se sentía en mi opinión. Era obviamente mucho peor cuando estaba creciendo y crecí muy, pero muy aislado porque mi mamá tenía miedo que me involucrarse en actividades ilegales y que pudiera salir lastimado o algo así. No podía tocar en el frente de la casa. No podía hacer muchas cosas. No podía salir con amigos. Nunca tuve un amigo en el vecindario, nunca pude ir a todos los parques a los que mis amigos iban, nunca podía salir. Claro, a veces podía salir pero nunca pude hacer nada por mi mismo. Estuve muy aislado”.

La relación con su padre tampoco fue de lo más normal para una familia conservadora. Relató que no lo vio mucho al crecer y que solamente estaba presente para ocasiones especiales, como cumpleaños y días festivos. Murió cuando Lacy tenía apenas 10 años.

Pese a todos los obstáculos, Lacy expresa que la música puede ser una forma de liberación y un escape de la realidad. Ahora nos muestra su verdadero talento con su nuevo disco, Apollo XXI.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde