CLOSE
Follow 🔥
Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Rejjie Snow, el rapero irlandés inspirado en el jazz y Charles Bukowski

MOR.BO RIOT: Rejjie Snow, el rapero irlandés inspirado en el jazz y Charles Bukowski
Rejjie Snow. Fotografía: Instagram @rejjiesnow
Words Mirangie Alayon

Cuando se piensa en el hip-hop, no se tiene en cuenta necesariamente países como Irlanda: el hip-hop se ha importado durante mucho tiempo de Estados Unidos al resto del mundo, y solo recientemente el Reino Unido, Australia y América Latina han entrado en la escena mundial de raperos y productores de hip-hop. Pero Rejjie Snow, un dublinés de 27 años, lleva la antorcha del hip-hop en Irlanda desde hace unos años, aunque si somos honestos, de un tiempo para acá vive donde su maleta lo lleve y sus canciones quieran ser escuchadas (Los Ángeles, Nueva York o Londres), haciendo álbumes en medio de otros álbumes, y enredando letras en nudos maravillosamente complejos que difuminan su vida biografía con la fantasía sobre pistas llenas de bucles lluviosos, teclados tecnicolor y percusión trippy.

Y luego está su voz, profunda y de otro mundo, capaz de seguir un ritmo con precisión metronómica, de arrullar a un piano, o de seducir como Prince sobre un surco de soul, rock, o jazz. Sus influencias son tan dispares como George Michael y Charles Bukowski; diseña ropa y pinta, y considera que la luna es su primer amor. Estuvo a punto de hacer carrera como una estrella del fútbol, pero en lugar de eso Rejjie ha terminado haciendo giras con Madonna, grabando con Kaytranada y, tras firmar con 300 Entertainment en 2016, se ha convertido en compañero de sello de otros artistas como Young Thug y Fetty Wap.

Rejjie Snow nació como Alex Anyaegbunam en Dublín, Irlanda, el 27 de junio de 1993. De padre nigeriano y madre irlandesa-jamaiquina, se trasladó a Londres a los 16 años, donde sus principales ocupaciones fueron el graffiti y el fútbol (que lo trasladaría a Florida con una beca). A los 17 años, durante su segundo año de instituto, se dio cuenta de que la música era su vocación: había una relación genética entre el grafiti y la música, y su participación en uno de ellos le abrió la puerta a oportunidades en el otro. “Todo lo que hice ese año cambió un poco mi vida”, afirma Snow, “era una persona muy diferente por aquel entonces, pero me jodí a mí mismo. Podía haber hecho fácilmente otra cosa. Había mucha negatividad en mi vida, pero fuera lo que fuera ese año, me mantuve firme”

Durante su adolescencia, Snow pasaba horas al día navegando por Internet, estableciendo conexiones en la red y absorbiendo conocimientos culturales. “De donde vengo es un lugar tan negativo”, dice. “Tuve que alejarme de esa negatividad y trabajar con el tipo de habilidades que tenía en ese momento para sacar mi música. Internet ayudó mucho”.

Snow se formó en el hip hop a través de los juegos de Playstation como Grand Theft Auto y Tony Hawk y sus bandas sonoras con artistas como 2Pac, Public Enemy y Cypress Hill, y aprendió a hacer ritmos a través de YouTube. Cuando lanzó Dia Dhuit bajo el nombre de Lecs Luther, los blogs de hip hop indie se quedaron impresionados por la agudeza de sus letras y la facilidad de su entrega. Cuando terminó su primer EP, Rejovich, en 2013, ya había acumulado suficiente influencia cultural como para que el disco superara brevemente a los lanzamientos de Kanye West y J. Cole en la lista de iTunes. El EP fue aclamado de inmediato, y rápidamente se popularizó en Internet. En los años siguientes, el catálogo de Snow creció de forma gradual, con varios singles y vídeos que fueron apareciendo a medida que los fans esperaban un álbum completo del joven MC.

En 2016, Snow firmó con la filial de Atlantic Records, 300 Entertainment, y prometió que estaba trabajando en un álbum completo. Varios singles y la mixtape The Moon & You se publicaron como adelanto del álbum de debut de Snow, Dear Annie, que estaba cargado de temas de amor y pérdida, y hacía múltiples referencias al famoso musical Annie. A primera escucha, Rejjie Snow parece ser un artista de rap, y eso es técnicamente cierto. Pero él no lo ve así, y en todo caso la simplicidad de la etiqueta (o de cualquier etiqueta, en realidad) oscurece lo que le hace diferente, que es prácticamente todo. “Pensé que me pondrían en la lista negra del hip-hop por ser irlandés”, dice, pero eso es sólo lo más obvio que le diferencia. No es sólo que se haya criado como el único chico negro de la zona norte de Dublín, donde no hay una escena musical de la que hablar. Es que Rejjie es una escena en sí misma.

Verán, Irlanda es conocida como una tierra de narradores, por lo que es lógico que debajo de las progresiones jazzísticas y las transiciones suaves, Snow sea también un artista de la palabra experimental, habiendo leído a Charles Bukowski, James Joyce y Richard Aldington durante su infancia. Con su disco debut, Dear Annie, Snow nos lleva a las profundidades de su alma, revelando destellos de aquellos a los que ha amado, a los que ha echado de menos, a los que le han causado desamor, y lo hace todo con la producción de Kaytranada, Cam O’bi, Rahki y Lewis Ofman, mientras que Aminé, Jesse James Solomon y Anna of the North hacen apariciones dentro de la odisea sónica de nuestro héroe. Si bien con su debut Rejjie diseñó una producción atmosférica que explora el amor y la identidad, su voz despreocupada es un highlight: planea sobre melodías oníricas y ritmos que toman prestadas influencias eclécticas como el funk, el jazz americano y las tradiciones del hip hop.

Ahora, tres años después, Rejjie Snow anunció que su segundo álbum, Baw Baw Black Sheep llegará el 9 de julio. “Me he acercado [al álbum] a la ligera desde el punto de vista de hacer un cortometraje a través de la música”, explica Rejjie. “Siempre me ha gustado Willy Wonka y La Fábrica de Chocolate. Es una película que veo todo el tiempo. Pensé en Baw Baw Black Sheep como una banda sonora de la misma. Puse la película con mi álbum, y se sincronizaron perfectamente. Intenté aprovechar todos esos sentimientos. La música es muy colorida, y las letras suelen ser alegres, porque ese era mi estado de ánimo”.

“Me sentí muy a gusto”, continúa sobre la creación del disco. “No había nada pesado en mi mente. Todo tenía sentido. Nunca he sido tan rápido con la música en el pasado. Simplemente fluyó de mí. Había tomado muchos hongos dos meses antes, así que estaba preparado para el viaje de hacer Baw Baw Black Sheep. Salí solo, sin distracciones. Fue un momento especial para mí. Cuando hice Dear Annie, estaba saliendo de una relación y no sabía si quería escribir sobre ella. Estaba en mi mente, porque soy como cualquier otro tipo. Esta vez, fui sin nada. Estaba en un buen espacio”.

Así que mientras esperamos lo nuevo de Rejjie, nos deja con una lección. “No hay límites como persona creativa, no hay barreras. Todavía estoy aprendiendo. En mi próximo disco ni siquiera quiero hacer un disco de hip hop, sólo quiero hacer música… La evolución de mi persona como Rejjie va a ser una locura”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE