¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Girlpool, la banda que dejó atrás el pop lo-fi para transformarse en héroes del indie rock

MOR.BO RIOT: Girlpool, la banda que dejó atrás el pop lo-fi para transformarse en héroes del indie rock
Girlpool. Fotografía: Instagram
Words mor.bo

Si quieres saber cómo suena una banda formada por dos mejores amigos, no busques más que a Girlpool, quienes desde su fundación han tenido una evolución impresionante: de ser un dúo sin batería en sus primeros álbumes, ahora son una de las agrupaciones favoritas del indie rock, en especial luego del lanzamiento de su disco más reciente, What Chaos Is Imaginary, lanzado este año, y que nos lleva toda la angustia del rock alternativo de los 90, combinándola con los los exuberantes arreglos y armonías brillantes del pop clásico. Si suena irresistible, es porque lo es.

Girlpool fue formada por los amigos Harmony Tividad y Cleo Tucker en el 2013 cuando eran todavía adolescentes que vivían en Los Ángeles. Comenzaron a construir su sonido a partir de la guitarra, el bajo y voces al unísono, y apenas semanas después lanzaron un EP debut autoeditado, y que les valió una forma con el sello disquero Wichita Recordings, gracias a quienes se fueron por su primera gira por estados Unidos y Europa, reeditando esa primera producción un año después. En el 2015, se trasladaron a Filadelfia para grabar con Kyle Gilbride de Swearin’, y los resultados fueron su larga producción del 2015, Before the World Was Big.

Si suena como una evolución rápida, quizás lo es; pero lo más importante es que Cleo y Harmony se tomaron muy en serio la banda desde un principio… pero sin tomarse muy en serio al mismo tiempo. Así nos lo explica Harmony.

“Cleo y yo comenzamos Girlpool con una intención muy seria: hacer música que se sintiera honesta y real para ambos, pero también con la intención ‘no seria’ de tocar por diversión, sin planes de estar en una banda ‘profesionalmente’. Nuestro objetivo siempre ha sido hacer música que se sienta cálida a la hora de tocar. Es difícil para mí envolverme completamente en la idea de que esta sea una profesión todavía, ya que tener una profesión tiene muchas connotaciones dentro de la sociedad con las que no identifico mi práctica personal de tocar y escribir música. Por lo tanto, aún no ha llegado ese momento en el que se todo ha vuelto más o menos ‘serio’, ya que siempre lo hemos tomado en serio en nuestros términos, pero no dentro de los términos e ideologías que más a menudo se presentan en una ‘banda seria'”.

Tras el éxito de su debut, hicieron planes para trabajar con Jeff Tweedy de Wilco en su segunda producción, pero los problemas de programación hicieron que el dúo terminara trabajando en el disco ellos mismos al final, lo cual quizás fue mejor: la colaboración marcó un ligero cambio con respecto a la instrumentación mínima de su primer disco, ya que Tucker y Tividad decidieron desarrollar su sonido con instrumentación adicional en ese disco, y explorar temas como la sexualidad, y la identidad queer de Cleo.

“Siento que ser queer es como todo en mí; no creo que sea solo mi género, o mi orientación sexual, sino que una forma de vida queer, creo, se derrama en todo lo que creo. Es como una forma de pensar que me apetece. Y supongo que eso está totalmente envuelto en todo lo que hago, desde mi forma de vestir, hablar, la forma en que hago música y escribo las letras, algo que quizás se sintió mucho más en ese segundo álbum”.

En Powerplant, la pareja se mantuvo fiel a su sonido central, y el disco fue lanzado en 2017, y un año después se unieron a Dev Hynes de Blood Orange en el single Picturesong. Luego de una breve pausa, subieron las revoluciones para llegar con su disco más logrado hasta ahora: What Chaos Is Imaginary, lanzado este año, y que revela aún más una evolución del sonido del grupo con la adición de sintetizadores, beat boxes y arreglos de cuerdas, especialmente porque Cleo se dio la libertad de salir de su zona de confort.

“Para nuestros discos registros anteriores habíamos desarrollado este método que estaba funcionando. Tuve momentos en los que trabajaba en una canción y me detuve brevemente porque quería llevársela a Harmony, y sabía que ella podía hacerlo de una manera realmente genial”, dice Cleo. “Pero me di cuenta de que me estaba subestimando al no permitirme superar momentos incómodos mientras creaba. Estábamos practicando y trabajando en esos músculos independientemente los unos de los otros. ¡Todavía es algo en lo que estoy trabajando y haciendo!”

Para esta producción, Tucker y Tividad compartieron deberes vocales en cada canción, mezclando sus voces y hablando de experiencias compartidas de adolescencia, de romances, y de descubrir qué pasa en el mundo y cómo es posible encajar en él. What Chaos is Imaginary se deleita en volcar el estilo super lo-fi de sus inicios: después de casi media década escribiendo, grabando y viajando juntos, pasaron un tiempo separados después del lanzamiento de su segundo álbum de estudio.

Por cuenta propia, ambos comenzaron a reconstruir canciones antiguas que habían dejado de lado, pero en solitario: cuando llegaron al estudio, calzaron diferentes piezas de los temas para grabarlos, además de hacer algunas otras en conjunto.

Lo mejor de todo es que el resultado de ese trabajo es un hermoso caos: por primera vez, hay una clara distinción entre las canciones de Cleo y las canciones de Harmony: las de Cleo tienen voces cálidas y guitarras difusas, mientras Harmony juega con arreglos complejos y sonidos acústicos. What Chaos Is Imaginary es un álbum que encuentra la belleza en el flujo y la transición. Ya sea que estés en una banda o no, parte de crecer es descubrir quién eres, aparte de tus amigos y parejas, explorar los contornos de tu propia mente y aprender quién eres por tu cuenta, y en este disco, Girlpool nos da una excelente lección: el cambio es bueno; y representa crecimiento.

Si bien crecer tiene sus ventajas, desventajas y penas en el camino, Harmony dice que les dio las herramientas para sentirse más unidos en el futuro. “En un principio había una falta de cierre creativo con estas canciones en solitario, porque todas las otras pistas que estábamos escribiendo juntos para otros álbumes estaban llenas de sentimientos y arcos narrativos, pero no nos habíamos dado el tiempo para satisfacer ese sentimiento con las que no habíamos finalizado”, dice. “Cuando las canciones están flotando y no les das todo su momento, se siente como un punto de ruptura creativo, extraño y disociativo. Pero ya es algo superado, podemos sonreír con la cara al sol creativamente”.

Luego de un exitoso tour en los últimos meses, parece que la próxima era de este dúo indie estará llena de madurez sónica. Y con lo que ya hemos escuchado hasta ahora, su cuarto LP podría ser su obra maestra, así que bienvenido sea el futuro.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde