CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Benee, la neozelandesa que crea bops salpicados de R&B y electrónica

MOR.BO RIOT: Benee, la neozelandesa que crea bops salpicados de R&B y electrónica
Benee. Fotografía: Instagram @beneemusic
Words mor.bo

En la búsqueda constante de la humanidad para descubrir grandes canciones, estamos constantemente encontrando nuevas formas de desenterrar nuevos bops, y aunque recientemente parece que cada vez más se están deslizando en nuestra conciencia a través de la app TikTok. Uno de estos bangers es el himno pop Supalonely, de la neozelandesa Benee, y que parece estar escalando cada vez más la escalera del bedroom pop. A su corta edad, esta artista suena como una camaleona pop que sabe mezclar una gama de estados de ánimo y exuberantes texturas sónicas en canciones que van desde grooves empapado de sol o a momentos de introspección nostálgicos salpicados de R&B y electrónica.

Aunque suene un poco a cliché, Benee es el epítome de una estrella emergente. La visionaria pop de 20 años nació y se crió en Auckland, Nueva Zelanda. Su nombre real es Stella Rose Bennett, y ya ha hecho olas en su país natal. Comenzó su carrera publicando covers de artistas como en Soundcloud cuando era adolescente para sus amigos por diversión, y en su último año de secundaria comenzó a hacer sus propias canciones luego de aprender a tocar la guitarra y el saxofón en su adolescencia, así como pertenecer al coro de la escuela.

“Creo que fue apenas en 2017 cuando escribí mi primera canción en la que dije ‘este es el sonido que quiero seguir en ese momento’. Mi madre tiene videos de mí cantando pequeñas canciones raras cuando tenía cinco años. Creo que cuando tenía ocho años, le pregunté a mis padres si podía empezar a aprender el saxofón y creo que fue entonces cuando empezó el interés en la música. Aprendí la guitarra en la escuela primaria, continué con el saxo en la secundaria y luego dejé todo por el waterpolo… esa fue la decisión más tonta de la historia y ocupó cada minuto de mi vida, jajaja”.

Para su sorpresa, llamó la atención de su ahora manager Paul McKessar y del productor Josh Fountain, y en diciembre de 2017, Benee lanzó su primer tema con Fountain, el sensual Tough Guy. “Fue entonces cuando supe que la música era algo que quería al menos probar”, dice, “y entonces descubrí qué música quería hacer”, dice. Sin embargo, en ese entonces pensaba todavía tener una carrera universitaria.

De hecho, tuvo una crisis personal que la hizo decidirse definitivamente por la música de por vida.

“Soy una maldita reina del drama, oh Dios mío. Así que básicamente, fue el final de mis años de instituto. Fue como mi crisis del cuarto de vida porque me había matriculado en una universidad, había lanzado Tough Guy al final del año, y estaba en la universidad por un par de semanas, haciendo un grado de comunicación. Duré dos semanas, y el viernes de la segunda semana, estaba como, ‘en realidad no creo que quiera hacer esto con mi vida’. Llegué a casa después de ese día, estaba llorando como un bebé, llorándoles a mi madre y a mi padre, ‘no quiero hacer esto con mi vida, ¡quiero hacer música!’ Esa fue mi crisis del cuarto de vida. Así que lo dejé y empecé a hacer música todo el año, haciendo pizzas y lavando platos. Fue increíble. Fue genial”.

Ya para el 2018, los sellos discográficos estaban dándole vueltas. Cuando McKessar le dijo a Benee que había interés de múltiples sellos, “eso fue lo mejor que pude escuchar, porque significaba que podía dejar mis otros trabajos” — hacer pizzas y lavar platos — “y solo hacer música”. Eso era algo que no creía que fuera a suceder”, dice.

Entre los sellos deseosos de conocerla estaba Republic Records, cuyo manager de A&R, Daniel Vayness, se puso en contacto con McKessar. Republic llevó a McKessar, Benee y su madre a la ciudad de Nueva York para una reunión, y la cantante recuerda haber quedado impresionada por el enfoque directo del vicepresidente ejecutivo del sello, Rob Stevenson. “Fueron súper honestos conmigo – me lanzaron a lo más profundo. Me gusta cuando la gente es súper directa, hasta el punto de que puede ser un poco aterrador”. Emocionada por compartir etiqueta con poderosas superestrellas femeninas como Ariana Grande, Benee firmó un contrato de grabación con Republic a principios de 2019.

Para ese junio, el burbujeante EP Fire On Marzz, el primer lanzamiento de la neozelandesa con Republic, disfrutó de la atención de la prensa de los medios de comunicación en casa. Pero fue su segundo EP, Stella & Steve, lanzado a finales de 2019, el que se difundió en los Estados Unidos y el resto del mundo gracias en gran parte al tema Supalonely, que grabó junto al neoyorquino Gus Dapperton. La canción llegó a lo más alto de la popularidad en la app TikTok gracias a influencers como Charli D’Amelio, que había realizado una elaborada rutina de baile creada por un usuario llamado Zoe Fish, en la plataforma.

La exposición lanzó Supalonely a una nueva estratosfera, pero Benee no tenía ni idea ya que no usaba la app: solo se dio cuenta una vez que su hermano menor se lo explicó. “Yo estaba como, ‘bien… entiendo lo que está pasando… y esto es una locura'”. Pronto, las emisoras de radio de todo el mundo tocaron la canción, y en marzo de este año, tanto Benee como Dapperton hicieron su debut en el Hot 100 de Billboard gracias a la pista y su famosa frase I’m a lonely bitch.

Y aunque Supalonely es la pista que la ha hecho más conocida, sin duda Benee tiene un don para escribir ganchos asesinos, y prueba de ello son temas como Find An Island y Glitter, que también son increíblemente pegajosas. ¿Cuál es el secreto de esta artista? “Supongo que es algo natural. Cambia, pero normalmente es solo hacer un freestlyle, sacar todo y ver si sale algo bueno. Normalmente escribo mis letras, voy a la pequeña cabina y las ideas de melodías de estilo libre. Seguimos haciendo tomas, sigo jugando con mis letras y probamos todo. Luego vuelvo y pienso en una estructura”. Dice que es disléxica por lo que contar grandes historias en las canciones se le hace difícil, pero no se da por vencida.

Para capitalizar el momento de popularidad, la artista compartió una versión del éxito llamada Lownely a principios de mayo, y todavía está pensando en otras ideas para extender la vida de la canción. Al mismo tiempo, está ansiosa por lo que viene. La cuarentena se levantó recientemente en Nueva Zelanda, y Benee está ansiosa de volver al estudio donde está trabajando duro en su álbum debut. Como no ha podido ir de gira debido a la crisis del coronavirus, ha tenido más tiempo para escribir y grabar. “Es agradable que las cosas vuelvan a la normalidad, acá se siente muy bien estar de vuelta en el estudio”, dice. “Ya estoy llegando a eso”. De hecho, esta semana lanzó el primer single de la producción, titulado Snail.

“Siento que tal vez en el fondo estoy volviéndome loca al respecto, pero el último año he estado como flotando y así es como he estado lidiando con todo en la vida”, dice la neozelandesa. “Así que, en realidad, estoy extrañamente relajada con las cosas. Probablemente cuando lance mi próxima canción será como ‘oh mierda, a nadie le va a gustar esto en absoluto’, pero mientras me guste a mí, puedo poner ese tema ahí fuera y dejar que haga lo suyo. Si la gente lo odia, entonces apesta, pero está ahí fuera y no vuelve a entrar”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde