¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Ari Lennox, la princesa del soul que busca convertirse en el futuro del R&B

MOR.BO RIOT: Ari Lennox, la princesa del soul que busca convertirse en el futuro del R&B
Ari Lennox. Foto: Ari Lennox/Instagram
Words Michel Narváez

Cuando hablamos de Ari Lennox, pensamos en sus clásicos sonidos de R&B y neo soul que han contagiado a todo el mundo con temas como Got Me y BOM, pero lo que no sabíamos (quizás) es que esta princesa del rhythm and blues también fue amante de la música clásica y del heavy metal, antes de que sus influencias musicales la motivaran a adoptar el sonido que la caracteriza hoy en día. “Mi vida hubiera sido muy diferente si mis padres me hubiesen dejado escuchar a Korn. ¡Eso hubiera sido fire!”, declaró en una entrevista para la revista Rolling Stone

La cantante y compositora de 28 años de edad nació en el estado de Virginia, aunque creció en Washington DC y consiguió conquistar el mundo musical con su más reciente proyecto Shea Butter Baby, su primer LP, que cuenta con 12 pistas y sirve como un recuento de los artistas que la inspiraron a hacer vida con su música. 

En una entrevista con The Fader, Lennox, cuyo verdadero nombre es Courtney Shanade Salter, admitió que es fanática “a morir” de Kanye West, aunque resaltó que sus primeras influencias musicales fueron artistas como Ella Fitzgerald, Erykah Badu, D’Angelo, Bilal, Whitney Houston, Aaliyah, Lauryn Hill, y Minnie Riperton. Además, contó que su principal motivación para crear música es “tomar riesgos”, ya que “a veces a las personas les encanta colocar a las mujeres en este cuadro donde se supone que debemos hablar sobre ciertas cosas, pero mi trabajo se trata de crear algo diferente. Creo que la gente quiere escuchar ese tipo de honestidad y franqueza”. Una de las principales fuentes de inspiración para su primer álbum fue Mariah Carey, cuyo estilo también puede encontrarse su música. 

“Algo sobre las canciones de Mariah Carey realmente me hizo querer cantar alto como ella… Recuerdo sentirme como una princesa femenina en mi casa, simplemente bailando y cantando con todo mi corazón para alcanzar esas notas”. 

El propio debut de Lennox evoca la sensualidad de sus canciones favoritas de Carey, y el viaje para lanzar este álbum comenzó justo cuando la propia carrera de Carey despegó. Su experimento al crear música diferente funcionó, pues Lennox fue la primera mujer en firmar con el sello discográfico de J. Cole, Dreamville Records, en el 2016, cuando captó la atención del productor. Para Lennox, el momento fue cósmico. “Perdí a mi hermano David en 2012, pero gané un hermano en J. Cole, y varios hermanos en el equipo de Dreamville”.

En el 2011, adoptó el nombre artístico Ari Lennox, inspirado en el personaje Mary Lennox del libro de 1910 de Frances Hodgson Burnett, The Secret Garden — pues es fanática de la lectura y la literatura —, y lanzó música de forma independiente en SoundCloud.

Pese a su éxito, Lennox no acapara el crédito para ella sola, y atribuye su talento musical y crecimiento a sus tres abuelas. “La abuela Holly me dijo a los tres años que tenía la voz de un ángel, y que nunca dejara de cantar”, aseguró, “mientras que la abuela Mills me dijo que siempre escribiera mis canciones debajo de su porche”. Y finalmente con la abuela Salter jugaba episodios imaginarios de Live From the Apollo. “Tres experiencias diferentes de abuelas y todas jugaron un papel importante”. 

Recordemos que al principios de este post, Lennox se declaró fanática del heavy metal, pero pronto sus influencias musicales cambiaron. Esto se debe a que sus padres fueron siempre muy religiosos y cuidadosos con las canciones que escuchaba dentro y fuera de casa, y como asegura ella misma, “el rock no me estaba permitido”.

No obstante, las estrictas reglas de casa hicieron algo de bien en el desarrollo artístico de Lennox, quien encontró en el coro de la iglesia una plataforma para desarrollar su talento. Y aunque siempre destacó como corista, muy pocas veces tuvo la oportunidad de cantar como solista y tomó algún tiempo antes de que se le dieran esas oportunidades.

“Sentí que la iglesia me dormía un poco, y no fue hasta que tenía alrededor de ocho años, cuando comencé a tener más oportunidades de cantar”.  

En la escuela, Lennox se centró principalmente en el baile, y destacó en los shows de talentos. Sin embargo, durante un espectáculo en particular, desvió su enfoque y decidió cantar la versión de Carey de Against All Odds (Take a Look at Me Now), que resultó ser una experiencia inolvidable.

“Recuerdo haber cantado con todo mi corazón. Mis ojos estuvieron cerrados todo el tiempo. Cuando los abrí, había una mujer blanca en el frente que se tapaba los oídos con las manos y así fue que supe que realmente me gustaba cantar, porque no me importaba lo que pensaban los demás”. 

Lennox recibió todo el apoyo de sus padres después de ese momento, aunque el rechazo por su carrera musical continuó. Y una experiencia en particular la conmovió mucho. Fue en el 2008, cuando decidió participar en el concurso American Idol, pero no logró el corte.

Lennox continuó cantando y después de la universidad, consideró la posibilidad de convertirse en una asistente de enfermería certificada, pero decidió que no era lo adecuado. En cambio, decidió apostarle a la música y usó las redes sociales para promocionarse, donde los comentarios negativos terminaron influenciándola.

“Aprendí muy rápido lo que a la gente le gusta escuchar y lo que a la gente no le gusta escuchar. ¡Todos estaban tan enojados conmigo! ¡Gente que ni siquiera conocía!”.

Shea Butter Baby es uno de esos discos diseñados especialmente para tirarse en el sofá y escucharlo hasta relajarse y quedarse dormido. Tiene un aroma dulce y cálido, y una suavidad que lo convierten a la vez en un cálido funk y soul. Sus canciones son atrevidas, pero nada alarmantes. Las pistas hablan sobre temas tan comunes como comprar pastillas para la tos en la farmacia, usar lencería barata, y tener mala suerte en Tinder.

Por ejemplo, el tema New Apartment tiene letras como “I just got a new apartment / I’m gon’ leave the floor wet / Walk around this bitch naked / And nobody can tell me shit”, mientras que I Been muestra su destreza vocal, alcanzando niveles de tonos muy elevados.

Actualmente se encuentra en una gira por los Estados Unidos, y considerando que su álbum debut tomó tres años en realizarse, no esperamos que lance un nuevo disco en un corto periodo de tiempo. No obstante, su arte no se trata de hacer la mayor cantidad de dinero posible, lo más rápido posible: su trabajo es una expresión de amor por la música. Después de todo, en una era digital en donde la mayoría de los LP cuentan con más de 15 temas, estrenar un álbum debut con solo 12 (hermosas) canciones es una expresión artística.

Escucha su disco Shea Butter Baby a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde