¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Radar #050

Floating Points

Ali Barter

Hana Vu

Låpsley

Alex Cameron

5 nuevos artistas que experimentan con pop alternativo, techno, y dream pop

Words mor.bo

Una vez más, MOR.BO viene a tu rescate: nadie dijo que estar al tanto de los artistas emergentes era fácil. Por el contrario: es una labor prácticamente titánica revisar todos los días páginas como YouTube, Spotify, Soundcloud, Bandcamp y las redes sociales, de donde a cada rato parecen salir decenas de músicos, y muchas veces es difícil distinguir a los que realmente vale la pena, y lo peor de todo, haciéndote sentir fuera de onda.

Por eso hoy volvemos con la sección radar, para guiarte por esas selvas cibernéticas tupidas curando listas de artistas nuevos que definitivamente tienes que tomar en cuenta. Luego de traerte varias entregas, regresamos hoy con cinco artistas que se pasean entre géneros como el pop alternativo, la electrónica, el pop indie, el dream pop, y el jazz, house, techno, disco y bass.

1. Floating Points

Floating Points es el proyecto del productor británico Sam Shepherd, quien crea sonidos viscerales, cerebrales y delicados con la música electrónica. Su educación musical comenzó en su ciudad natal de Bolton, cerca de Manchester, cuando tenía 8 años y se convirtió en un niño del coro en la Catedral de la ciudad. Estudió composición en la Escuela de Música de Chetham, y aunque se sintió atraído por los compositores franceses Claude Debussy y Olivier Messiaen, detectando en su música fascinantes contrastes armónicos, terminó enamorado de la electrónica. Su debut del 2015, Elaenia, fue aclamado por la crítica, y este año dejó caer su seguimiento, Crush, que mantiene la intrincada exploración sonora de Shepherd, mientras que al mismo tiempo la lleva a un nuevo nivel de intensidad mientras habla sobre la impotencia de las inevitabilidades contemporáneas: el cambio climático y la política egoísta.

2. Ali Barter

Ali Barter fue criada por un padre católico, una madre budista, y pasó buena parte de su infancia en Papua Nueva Guinea antes de regresar a Australia, en donde formó parte del Coro Femenino de Australia por ocho años. Aunque siempre estuvo atraída por la música, dedicó buena parte de su adolescencia a “meterse en problemas, beber, ser una peste y no hacer nada”, pero luego de la muerte de su padre, decidió probar una vez más a escribir música, y en el 2012, lanzó su primer EP, lleno de sonidos pop, rock y hasta un toque folk. Su debut larga duración llegó con A Suitable Girl, en 2017, que siguió este año con Hello, I’m Doing My Best, un álbum brutalmente honesto en el que canta de “cosas realmente privadas o que me hacen sentir vergüenza, o cosas que me hacen sentir mal, porque todos nos hemos sentido así”. Así, logró un disco hermoso y vulnerable, y que puedes escuchar abajo: si no te identificas con Ur A Piece Of Shit… no sabemos qué decirte.

3. Hana Vu

Hana Vu es originaria de Los Ángeles que combina dream pop, soul, y rock indie. Podría decirse que se inició en la música en el 2014, compartiendo sus pistas en Internet hasta lograr colecciones cada vez más completas que condujeron a su debut en un sello disquero, el EP How Many Times Have You Driven By, de 2018. Sus arreglos suelen ser moody y lo-fi con combinaciones de guitarra, teclados, batería y voces multipistas, y ya ha hecho colaboraciones con Willow Smith, y participado en giras con Soccer Mommy y el dúo indie pop Sales. Su canción más conocida es crying on the subway del año pasado, pero hace un par de semanas dejó caer su disco Nicole Kidman / Anne Hathaway, una colección dream pop casi perfecta.

4. Låpsley

Holly Lapsley Fletcher, conocida con el nombre artístico de Låpsley, es una cantante, compositora, multi-instrumentista y productora inglesa de pop indie. Pasó sus años de formación en el mundo de la música clásica, y es experta en oboe, piano y guitarra, y comenzó a perfeccionar sus habilidades en el mundo de la música pop cuando aún era una adolescente, tocando con múltiples bandas antes de empezar a tocar por su cuenta. Su voz íntima y etérea y sus evocadoras composiciones ambientales electrónicas llamaron la atención del público por primera vez en 2014, después de haber conseguido más de un millón de escuchas con su primer EP en SoundCloud, grabado en su casa, que le valió un show en Glastonbury y un contrato con XL Recordings, con quienes grabó su debut Long Way Home en el 2016. Recientemente estrenó My Love Is Like The Rain, un tema que formará parte de un nuevo EP (aún sin título) que aterriza este mes.

5. Alex Cameron

El músico Alex Cameron, con sede en Sydney, Australia, comenzó como miembro del trío electrónico Seekae antes de diversificarse en solitario con sus canciones de alto concepto sobre un cantante de lounge fracasado también llamado Alex Cameron. Se tomó este papel muy en serio, escribiendo volúmenes de canciones desde la perspectiva desesperada del personaje y llegando incluso a actuar con un traje barato y maquillaje para replicar las marcas de viruela y un aspecto desgastado de una vida llena de malas decisiones. El primer álbum de estas canciones, Jumping the Shark, fue lanzado inicialmente como descarga gratuita en el sitio web de Cameron en 2013, y Siberia Records publicó el álbum como LP en 2014. Desde entonces, Cameron estuvo de gira con gente como Mac DeMarco, Kevin Morby, Unknown Mortal Orchestra y Foxygen, elevando su perfil y ampliando su concepto y colaboradores en su segundo álbum, Forced Witness de 2017. Este año, regresó con un álbum menos depravado, llamado Miami Memory; aunque aún en personaje, sus narrativas tomaron un enfoque ligeramente más suave, explorando temas de paternidad, trabajo sexual, divorcio y otros temas maduros con su estilo pop característico lleno de de sordidez y sintetizadores pesados.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde