¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Radar #056

Destiny Rogers

Thyla

Lisel

Tessa Violet

Cavetown

5 artistas que experimentan con bedroom pop, shoegaze e indie pop

Words mor.bo

Una vez más, MOR.BO viene a tu rescate: nadie dijo que estar al tanto de los artistas emergentes era fácil. Por el contrario: es una labor prácticamente titánica revisar todos los días páginas como YouTube, Spotify, Soundcloud, Bandcamp y las redes sociales, de donde a cada rato parecen salir decenas de músicos, y muchas veces es difícil distinguir a los que realmente vale la pena, y lo peor de todo, haciéndote sentir fuera de onda.

Por eso hoy volvemos con la sección radar, para guiarte por esas selvas cibernéticas tupidas curando listas de artistas nuevos que definitivamente tienes que tomar en cuenta. Luego de traerte varias entregas, regresamos hoy con cinco artistas que se pasean entre géneros como R&B alternativo, bedroom pop, shoegaze, post-punk, indie pop y más.

1. Destiny Rogers

Destiny Rogers es una cantante, compositora y multi-instrumentista nacida y criada en Lodi, un pequeño pueblo del norte de California. Cuando tenía seis años, se obsesionó con el skateboarding y quería seguir esa pasión profesionalmente. Pero, al crecer en un hogar musical, escuchando géneros desde el rock clásico hasta el mariachi, comenzó a gravitar hacia la música: años más tarde, recibió su primera guitarra y aprendió por sí misma a tocar covers de Justin Bieber. Después de algunos años de trabajar en Los Ángeles los fines de semana y de aprender de primera mano lo difícil que puede ser la industria de la música, finalmente se conectó con los miembros del equipo de productores y compositores de The Stereotypes, ganadores de un premio Grammy, y comenzó a trabajar con ellos, firmando con su sello Beach Wave Sound el año pasado. El resultado es una mezcla deliciosa de lánguido R&B y pop hip-hop que se escuchan en su primer EP, Tomboy.

2. Thyla

Uniendo influencias de bandas como My Bloody Valentine y Cocteau Twins, los ingleses de Thyla, provenientes de Brighton, hacen su propia versión de bedroom pop añadiendo elementos de shoegaze y post punk que a veces los hace sonar un poco a sus agrupaciones favoritas: The Horrors, Radiohead, Placebo y Blondie. Se formaron en el 2015 y están compuestos por la vocalista Millie Duthie, el bajista Dan Hole, el baterista Danny Southwell, y el guitarrista Mitch Duce, y luego de algunos sencillos tempranos comenzaronaa sonar con fuerza en el 2017 gracias a tracks como Ferris Wheels, Tell Each Other Lies, y Pristine Dream, que siguieron con el lanzamiento de su EP What’s On Your Mind de este año.

3. Lisel

Con una extraña y etérea mezcla de experimentos orquestados de sintetizadores indie pop con sampleos de voz manipulados, Lisel es el proyecto en solitario de la violinista y soprano Eliza Bagg, originaria de Carolina del Norte, y quien antes de aventurarse en el pop tuvo una formación como músico clásico en Yale. Antes de lanzar este proyecto, hizo colaboraciones con artistas clásicos y de vanguardia, incluyendo a Meredith Monk, John Zorn y Julianna Barwick, y formando parte de bandas como Plume Giant y Pavo Pavo con Oliver Hill y Nolan Green, sus compañeros en la universidad. Recién mudada a Los Ángeles, Bagg debutó con Lisel con el sencillo Digital Light Field este año, seguida de su LP Angels on the Slope, que fue lanzado en julio.

4. Tessa Violet

Originaria de Chicago, Illinois, trabajó como modelo en Hong Kong, Tailandia y Corea antes de convertirse en una YouTuber conocida inicialmente como Meekakitty. Años después, Tessa Violet se expandió a la música pop en 2014 con un debut llamado Maybe Trapped Mostly Troubled. Durante los años siguientes, ganó impulso en ciertos círculos de redes sociales, lo que ayudó a dar a su efervescente pop una tracción viral con el sencillo Crush de 2018, el primero de su segundo álbum, Bad Ideas, que apareció en agosto de ese año. Un segundo sencillo, Games, llegó en septiembre, seguido un mes después por Words Ain’t Enough.

5. Cavetown

Cavetown es el proyecto indie pop de Robin Skinner, un músico británico con sede en Cambridge que alcanzó el éxito como adolescente a mediados de los años 2010 con su popular canal de YouTube, donde hacía covers de canciones populares en el ukelele antes de comenzar a subir su propio material. Ya para el 2018, Skinner se había establecido como un popular cantante y compositor DIY con varios álbumes editados de forma independiente a través de su página en Bandcamp. Su trabajo es una mezcla de cálido y melódico bedroom pop que además de incluir suaves baladas de ukelele, nos lleva hasta el rock indie lo-fi, que podemos escuchar en su disco Lemon Boy de 2018, que siguió rápidamente con el proyecto Animal Kingdom.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde