NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Photography

Megan Christensen: Postales de aventuras sexuales NSFW con los bad boys de Nueva York

Fotografía: Megan Christiansen
Words mor.bo

La fotógrafa neozelandesa Megan Christiansen comenzó su carrera estudiando diseño espacial en la Universidad de Auckland, en donde aprendió a ver el cuerpo humano de manera diferente, estructural. Como si fuese un edificio. Sus profesores evaluaban sus imágenes con una perspectiva inesperada ya que todos eran arquitectos, así que esa visión se quedó con Megan, quien busca que sus imágenes puedan apreciarse de cualquier ángulo, creando tensión y narrativa entre sus modelos y el ambiente que los rodea.

En el 2013, esta artista se mudó a Nueva York, y sin querer queriendo comenzó a tomar fotografías de sus amigos, de sus parejas y sobre todo, de sus amantes. De alguna manera el espíritu de la ciudad se introdujo en las imágenes de cuerpos semidesnudos estirándose a placer en suelos de azoteas o camas desordenadas, como si fuese un personaje silencioso en estos retratos íntimos.

La serie de Christiansen se llama Bad Boy, en honor al cliché de los muchachos que se portan mal, y que tal vez fuman y montan motocicletas con chaquetas de cuero. Es también el primer libro de la fotógrafa, y además de apreciar las imágenes de sus aventuras sexuales en la Gran Manzana, el tomo contiene mensajes escritos por sus parejas antes de que pudieran verse capturados en la cámara.

“Creo que hay algo en sus escritos que es realmente fascinante cuando los ves impresos, No son como un tweet o una publicación de Instagram que puedes borrar si a nadie le gusta. Les pedía que fuesen completamente honestos en su expresión y que de verdad se comprometieran. Muchos no sabían qué decir, o lo pensaban mucho y se ponían ansiosos”.

Sin embargo, no todos tenían ese problema. Uno de los muchos protagonistas del libro dejó esta nota: “Me gusta cuando me dices que te dé nalgadas o te ahorque un poco o te escupa cuando estamos teniendo sexo, y Dios mío, el tono de tu voz cuando gimes… Nos vemos pronto, espero”.

Para Christiansen, su propia desnudez en el libro no es un problema, porque “está contenta con su cuerpo y su sexualidad, y le importa una mierda lo que la gente piense”, per opara sus modelos fue un voto de confianza que los incluyera de manera real y honesta en una narrativa de una joven tratando de adaptarse a la vida neoyorquina, a miles de kilómetros de su hogar. En un futuro, piensa seguir ampliando la serie, pues se considera una soltera empedernida, y al fin y al cabo, vive en una ciudad inmensa.

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

Bad Boy

Fotografía: Megan Christiansen

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 5
    Me gustó
  • 3
    Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 3
    WTF!
  • 3
    Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE