¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Photography

Massimo Branca e Igor Marchesan se adentran en el mundo subterráneo de Bucarest

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan
Words mor.bo

En las profundidades subterráneas que existen bajo la capital rumana de Bucarest hay una red de túneles y alcantarillas. Este bajo mundo es el hogar de una comunidad marginada, conocida en los últimos años por su rampante uso de drogas y alta susceptibilidad a las infecciones. Según un documental reciente del canal de televisión británico Channel 4, casi todos los habitantes de este lugar son VIH positivos, mientras que casi un cuarta parte tiene tuberculosis.

El fotógrafo y antropólogo Massimo Branca y su amigo fotógrafo Igor Marchesan le dedicaron meses de sus vidas a conocer a esta comunidad desde una perspectiva más familiar, lejos de las estadísticas de los medios de comunicación. Su proyecto colaborativo se titula Inside Outside Under Bucharest, y narra la vida cotidiana de las personas que conocieron y las relaciones íntimas que forjaron allí.

Los dos amigos pasaron cuatro meses viviendo en las alcantarillas, con una visión compartida de documentar a esta comunidad. Lo que comenzó como un esfuerzo de colaboración continuó como un proyecto personal a largo plazo, a la cual Massimo le dedicó cuatro meses más: Inside Outside Under Bucharest se centra en una de las comunidades más marginadas de Europa. Juntos, la pareja retrató una realidad compleja donde las drogas y el confinamiento son sintomáticos de una de las muchas formas de adaptación a la marginación. Al vivir con estas personas, la esperanza de los fotógrafos era que el espectador fuese capaz de imaginar cómo es la vida en Gara de Nord sin que sus ojos estuviesen nublados por la compasión, el juicio o el miedo.

Para capturar momentos íntimos y dramáticos y de manera simultánea dar la impresión de estar presentes, los fotógrafos dejaron que sus relaciones con las personas que conocieron evolucionaran de forma natural con el tiempo. Inicialmente sólo “les permitieron” tomar fotos, pero cuando la gente dentro de la comunidad se sintieron más cómodos con su presencia, descubrieron que eran capaces de reconocer y captar los gestos más espontáneos de la vida cotidiana.

Por desgracia, esta historia termina en el 2015 de julio, cuando las autoridades locales detuvieron a casi todos los habitantes de estos túneles cerca de Gara de Nord. El vínculo emocional que los dos fotógrafos habían formado con muchos de los habitantes locales significó que al principio estuvieron reacios a publicar las imágenes, y no lo hicieron hasta que tomaron una decisión consciente en cuanto a “qué decir” sobre la comunidad. En un futuro próximo, Massimo e Igor están planeando publicar un libro para mostrar una selección del material que estuvieron haciendo durante los últimos tres años.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

El “gerente de la casa”, Bruce Lee, colocando una película en un DVD. La televisión ayudaba a la gente darle la calidez de un hogar verdadero al lugar (Bucarest, 2013).

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Igor vacuna a los perros de Bruce Lee.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Bruce Lee revisando las imágenes de los fotógrafos en la cámara.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Igor hablando con Catalina.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Bucarest, 2014. Uno de los retratos que Massimo tomó en verano de 2013 se pasea en una procesión en Gara de Nord, don de Catalina pasó la mayoría de su vida.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Amanecer invernal en Gara de Nord. El texto “vino cu noi” (“ven con nosotros”) se ve sobre la cabeza de Azavoae, de 19 años, quien creció en un orfanato hasta los 18.

Inside Outside Under Bucharest, por Massimo Branca e Igor Marchesan

Fotografía: Massimo Branca/Igor Marchesan

Bajo la calle, el túnel que fue un hogar para muchos (Bucarest, 2014).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 9
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde