¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Lists Perspectives

Más que Greta Thunberg: 26 jóvenes activistas climáticos alrededor del mundo que debes conocer

#FridaysForFuture en España. Fotografía: EFE
Words mor.bo

A estas alturas, probablemente ya sepas quién es Greta Thunberg, la joven activista sueca de 16 años de edad, quien desde el año pasado se ha encargado de liderar protestas en su país, que se han extendido al resto del mundo para crear conciencia acerca de la crisis del cambio climático que afecta a todo el planeta.

La semana pasada, le lanzó una buena dosis de shade a Donald Trump después de que se este se burlara de su sincero discurso en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas, y lideró la más reciente Huelga Climática Mundial en donde participaron al menos 4 millones de personas alrededor del mundo: está claro que es un activista climática superestrella que no va a irse a ninguna parte.

Pero Greta no es la única joven que exige que se tomen medidas en relación con la crisis climática. Hoy conoceremos a un grupo de jóvenes inspirados por ella, que alrededor del mundo, están creando acciones y conciencia en sus respectivas comunidades para salvar al planeta.

Los jóvenes activistas mexicanos. Fotografía: Héctor Guerrero
Los jóvenes activistas mexicanos. Fotografía: Héctor Guerrero

Clara Martínez, Camila González, Jorge Martínez y Valeria Cruz (con edades entre los 15 a los 24 años), México: Estos son 4 de los líderes del movimiento #FridaysforFuture de este país, uno de los más activos de América Latina, con presencia en 60 ciudades. González, de 15 años, dijo que estaba harta de sentir que su opinión no contaba y el hecho de que fuera una chica de su edad la que alzara la voz, añade, hizo que abriera los ojos. “Antes estaba mal visto que un niño reclamara a un adulto, pero se están invirtiendo los papeles”, dice. “Hoy, nuestra generación tiene la voz y el poder para mejorar las cosas”.

Alexandria Villaseñor. Fotografía: Medium
Alexandria Villaseñor. Fotografía: Medium

Alexandria Villaseñor (14 años), Estados Unidos: La adolescente de origen mexicano vivió de cerca los efectos del cambio climático a finales de este año cuando los devastadores incendios forestales de California mataron a más de 80 personas, destruyeron cerca de 14.000 hogares y arrasó con la localidad de Paradise. “Tengo asma y fue una experiencia aterradora. Debía permanecer en casa y si caminaba fuera me ardían los ojos”. Inspirada por Greta Thunberg, la joven comenzó a protestar cada viernes, desde el 14 de diciembre de 2018, frente a la sede de Naciones Unidas, y lideró la primera huelga estudiantil contra el cambio climático en Estados Unidos. La joven también fundó su propio organización, Earthuprising.org.

Dominga Espiñeira. Fotografía: BBC
Dominga Espiñeira. Fotografía: BBC

Dominga Espiñeira (16 años), Chile: Esta joven oriunda de Santiago dice que su país vive de cerca los efectos del cambio climático todoss los días: “Es impresionante la sequía. Acá en el litoral central los animales se están muriendo, la gente está liberando los animales para que los atropellen en la carretera porque no pueden alimentarlos o darles de beber. El cambio climático no solo nos afecta a nosotros, también afecta al medio ambiente y a los animales que no tienen ninguna culpa, lo que sucede es solo por nuestra avaricia y egoísmo”. Dominga se sumó a los #FridaysForFuture de Thunberg como una manera de concientizar a jóvenes como ella y al público en general. “Di no hacemos nada ahora no va a haber un futuro en el cual pueda ir a un bosque o beber agua en un río que no esté contaminada”.

Ariana Palombo. Fotografía: Ariana Palombo
Ariana Palombo. Fotografía: Ariana Palombo

Ariana Palombo (19 años), Uruguay: Forma parte del movimiento #FridaysForFuture, que llegó a su país a finales de 2018, y que ahora cuenta con más de 2000 integrantes, quienes exigen semanalmente la falta de políticas ambientales, y la declaración de la emergencia climática. “Estamos en una crisis de la humanidad en la cual nos quedamos sin todo lo que nos da vida, nos quedamos sin tierra, sin especies, sin planeta, sin ecosistemas y la causa somos nada más y nada menos que los seres humanos”. “En nuestro país, como en toda Latinoamérica, las problemáticas principales son por la sobreproducción de los commodities, materia prima que se exporta a los países de primer mundo”.

Jamie Margolin. Fotografía: BBC
Jamie Margolin. Fotografía: BBC

Jamie Margolin (17 años), Estados Unidos: Residente de Seattle y de padres colombianos, fundó a los 15 años la organización This is Zero Hour, que creó luego dos eventos que la marcaron: la falta de respuesta efectiva al Huracán María y la contaminación por incendios forestales que cubrió a su ciudad de humo. “Los catalizadores fueron por un lado ver la inacción racista hacia Puerto Rico tras el Huracán María, sin que la prensa reconociera una causa climática, y sentir literalmente que no podía respirar durante dos semanas”. Junto a otros 12 jóvenes, la adolescente demandó al estado de Washington por “empeorar la crisis climática y de esa forma negar a los jóvenes su derecho constitucional a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Bruno Rodríguez durante una protesta en Argentina. Fotografía: Infobae
Bruno Rodríguez durante una protesta en Argentina. Fotografía: Infobae

Bruno Rodríguez (19 años) y Chiara Sacchi (17 años) Argentina: Ambos formaron parte de los 16 jóvenes activistas, incluyendo a Greta Thunberg y Alexandria Villaseñor, que solicitaron la semana pasada al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que responsabilice a cinco de los países más contaminantes del mundo: Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía. “Recientemente el clima se ha vuelto muy extremo. En el verano es muy difícil estar fuera de casa. Todas las calles son de asfalto y eso hace que sea aún más caliente. No podemos considerar el mundo como lo hacemos ahora, no hay muros con el cambio climático. Estamos aquí, estamos todos juntos”, dice Chiara. Bruno, por su parte, es estudiante de la Universidad de Buenos Aires y fundador de la organización Jóvenes por el Clima Argentina, que organiza en su país las huelgas estudiantiles de los viernes. “La historia de nuestra región es la de cinco siglos de saqueo. Para nosotros, el concepto de justicia ecológica y medioambiental está ligado al de derechos humanos, justicia social y soberanía nacional en relación a nuestros recursos naturales”, dice.

Xiye bastida. Fotografía: Felux Kunye
Xiye bastida. Fotografía: Felux Kunye

Xiye Bastida (17 años), Estados Unidos: Esta activista de origen mexicano se vio obligada a abandonar su ciudad natal después de que las inundaciones le impidieran asistir a la escuela, y luego de mudarse a NYC con su familia, coioció al huracán Sandy y se dio cuenta de que el problema del cambio climático era global. Bastida rabaja como activista, organizadora de Fridays for the Future NYC, proporcionando a las comunidades información sobre sostenibilidad. Incluso ayudó a organizar la Huelga Climática Mundial del 20 de septiembre en la ciudad de Nueva York, donde habló Greta Thunberg., y su foco mantiene las perspectivas de los pueblos indígenas en primer plano en su trabajo.

Pablo Cavanzo. Fotografía: DeJusticia
Pablo Cavanzo. Fotografía: DeJusticia

Yurshell Rodríguez, Aymara Cuevas, Laura Jiménez, y Pablo Cavanzo (con edades entre los 10 a los 24 años), Colombia: Los cuatro forman parte de un grupo de 25 niños y jóvenes colombianos que, ante el avance de la deforestación de la Amazonia, plantearon en 2017 una acción jurídica colectiva contra el Estado exigiendo que garantice su derecho futuro a disfrutar del medio ambiente. La Corte Suprema de Justicia les dio la razón, y tras la victoria, se han convertido en símbolos de una juventud activa frente a la pasividad de los mayores. Pablo Cavanzo, uno de los más pequeños, explica sus motivos: “Los mayores no están abriendo los ojos. Somos nuestra generación peleándole a los adultos para que tomen decisiones razonables, pues cuando nosotros tengamos la posición para cambiarlo ya va a ser muy tarde. Estamos a tiempo”.

Vic Barrett. Fotografía: Our Climate Voices
Vic Barrett. Fotografía: Our Climate Voices

Vic Barrett (20 años), Estados Unidos: Barrett, un activista afrolatino de ascendencia hondureña, experimentó por primera vez las ramificaciones del cambio climático durante el huracán Sandy, cuando su casa perdió electricidad y no pudo ir a la escuela. Llevó esta lucha contra el cambio climático directamente al gobierno de Estados Unidos con otros 21 jóvenes demandantes, quienes demandaron al estado por apoyar un sistema energético que emite enormes cantidades de gases de efecto invernadero. Barrett centra a las personas de color e indígenas en su discurso, elevando continuamente las voces de los marginados en la conversación sobre el clima, alentando a diversos jóvenes como él a asistir a las campañas sobre el clima.

Los tres jóvenes activistas españoles. Fotografía: El País
Los tres jóvenes activistas españoles. Fotografía: El País

Ander Congil, Roger Pallàs y Lucas Barrero (todos de 22 años), España: Fueron unos de los primeros activistas españoles en organizar una huelga por el clima en España, emulando a Greta Thunberg. Apasionados de la naturaleza, se conocieron como alumnos del doble grado en Ciencias Ambientales y Biología de la Universidad de Girona. “Cuando vimos el movimiento en Europa, dijimos, tenemos que coger esto y trasladarlo aquí porque esto es muy potente”, dice Pallàs. “Nos plantamos enfrente de la Generalitat de Girona, éramos tres amigos, llegaron dos amigas más, se pararon dos personas…, hasta que lo sacamos en redes y esto explota”, añade Congil. “Hemos sido los jóvenes los que hemos salido a la calle porque somos los más perjudicados”, explica Barrero. “Reclamamos nuestro futuro porque si no nos abocamos a un colapso”.

Isra Hirsi. Fotografía: Greenpeace
Isra Hirsi. Fotografía: Greenpeace

Isra Hirsi (16 años), Estados Unidos: La hija de la congresista Ilhan Omar, es la directora ejecutiva y cofundadora de la Huelga Climática Juvenil de Estados Unidos, un grupo que organiza huelgas climáticas juveniles en todo el país y aboga por políticas climáticas como el New Green Trade. Hirsi se dedicó a esta iniciativa luego de darse cuenta de cuánto afecta el cambio climático a la gente de color en particular. Ahora Hirsi es una fuerza imparable, que llama la atención sobre el hecho de que el cambio climático es también una cuestión de equidad racial, y que habla sobre la importancia de una representación diversa en el activismo sobre el cambio climático.

Los jóvenes activistas ambientales de Brasil. Fotografía: Daniel Ramalho
Los jóvenes activistas ambientales de Brasil. Fotografía: Daniel Ramalho

Juliana de Araujo, Nayara Almeida, Ana Gil, Tua Frank y Manu Amaral (con edades entre los 21 a los 26 años), Brasil: “Este no es un problema del futuro. Ya estamos viviendo la emergencia climática”, sostiene Almeida, de 21 años, que ha ayudado a promover en Río de Janeiro un grupo similar al de Thunberg. Participaron en la huelga mundial del 15 de marzo; las protestas se extendieron a 24 urbes del país. “Organizamos todo en cuatro días, hablando con amigos y conocidos. Hoy, el movimiento tiene alrededor de 2.000 jóvenes en 50 ciudades”, cuenta.

Katie Eder. Fotografía: The Milwaukee Independent
Katie Eder. Fotografía: The Milwaukee Independent

Katie Eder (19 años), Estados Unidos: Esta oriunda de Winsconsin se está tomando dos años antes de asistir a la universidad para luchar contra la crisis climática. Es la directora ejecutiva de la Coalición Futuro, una red que fundó en 2018, compuesta por más de 40 grupos organizadores dirigidos por jóvenes. También creó la Coalición de la Huelga Climática Juvenil de Estados Unidos, que alentó a cientos de miles de jóvenes y adultos a participar en la huelga del 20 de septiembre. En su trabajo, el objetivo de Eder es ayudar a los jóvenes a hacer cambios en sus comunidades compartiendo recursos que tradicionalmente solo han estado disponibles para los adultos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde