¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Lists

Las 25 mejores series de televisión del 2019

Words Mirangie Alayon

Una de las cosas más interesantes y aterradoras de hacer un resumen anual de series es darte cuenta del tiempo que has pasado frente a una pantalla; ya sea de un televisor, de un teléfono o una tableta mientras te relajas (¡o sufres!) con tus shows favoritos. Pero en estos días, la competencia por la atención de los televidentes se ha vuelto especialmente fiera: además de canales de señal abierta y cable, este año tuvimos opciones de plataformas de streaming que buscan competir directamente con Netflix: ya no es solo Hulu y Amazon Prime: Apple TV+ y Disney+ se sumaron a la oferta, y ahora se siente como si tuviéramos TV por cable, pero en Internet. ¿Lo bueno? Los estándares de buena televisión continúan subiendo, y esta lista lo demuestra.

Como siempre, hay ausentes: ni Black Mirror ni The Handmaid’s Tale estuvieron a la altura de otros años; pero en toda lista siempre hay alguno que queda por fuera. Pese a ello, esta selección es un reflejo preciso de lo mejor que tuvo la televisión en los últimos 12 meses. Hay criminales disfuncionales; un crew de amigos realmente espooky; vampiros hilarantes; saltos en el tiempo; distopía; adolescentes; historias trans; un desastre nuclear, y un clan familiar como ningún otro que hayamos visto.

A continuación, nuestra selección de las mejores 25 series de TV del 2019.

25. Stranger Things

Después de dos temporadas, habría sido fácil para Stranger Things caer en un slump, pero el programa de televisión enfocado en los 80 que mezcla ciencia ficción, horror y una fuerte dosis de nostalgia tuvo una de sus temporadas más fuertes hasta la fecha con su lanzamiento de verano en julio. Con un serio suspenso y una increíble moda de los 80, Stranger Things 3 se lleva más crédito por cómo se ha posicionado para una posible cuarta temporada que por el contenido de su tercera, pues todo este asunto de los monstruos y del upside down se está volviendo un poco repetitivo y tedioso. Sin embargo, el encanto del elenco sigue funcionando, y esperamos que la próxima temporada sea aún mejor.

24. Russian Doll

La serie de ocho partes de Netflix sigue a la neoyorquina Nadia, que fuma sin parar y se abre paso a través de un misterioso bucle de tiempo que la ve celebrar su 36 cumpleaños y luego morir. Una y otra y otra vez. Co-creada por Leslye Headland, Natasha Lyonne y Amy Poehler, esto no es una repetición de Groundhog Day, sino una exploración de nuestra propia humanidad con un descaro neoyorquino y un toque surrealista.

23. Big Mouth

En su tercera temporada, Big Mouth se consolidó en su nicho increíblemente divertido y políticamente incorrecto para hablar de los cambios hormonales, físicos y psicológicos por los que pasan los adolescentes, utilizando como metáforas monstruos literales que hacen enloquecer a todos durante la pubertad. Hubo conversaciones acerca de la identidad sexual, del feminismo, la soledad y mucho más: pero quizás la lección más importante de la temporada es que el cambio es una constante en la vida, y llega cuando menos lo esperamos, a veces de la forma más inesperada.

22. American Horror Story: 1984

Parece imposible que el show antológico de horror de Ryan Murphy aún tenga energías para renovarse y traernos diferentes aspectos del género, pero eso fue justamente lo que American Horror Story: 1984 hizo en su novena (!) temporada: tomando como referencia la nostalgia de los años 80, así como su estética y la tradición de películas de terror nacidas en esta década, los episodios de este año fueron un delicioso bocadillo lleno de gritos, campamentos, muchos shorts, músculos, empalamientos gráficos, una visita de The Night Stalker (uno de los asesinos en serie más aterradores de la era), twists que hacían de cada episodio una sorpresa y una final girl para el recuerdo. ¿Cómo celebrará Murphy la décima temporada?

21. Mindhunter

En su segunda temporada, Mindhunter nos mostró no solo lo que esconden las peores mentes criminales con entrevistas con asesinos en serie como David Berkowitz y Charles Manson (con actores que eran perturbadoramente casi los dobles de los originales), sino a un caso que aún sigue sin resolverse: el de los asesinatos de los niños de Atlanta a mediados de los 70. Tench, Wendy y Holden están fascinados por los extremos de los asesinos en serie, pero Mindhunter nos pregunta quién se beneficia de esa fascinación. La percepción es que es seguro para nosotros considerarlos en un ambiente alejado o académico, y sin embargo, el programa presenta estos crímenes tan reales con un detalle espantoso que nos recuerda la humanidad en juego. Al igual que Holden, al final de la temporada, el programa trata intencionadamente de sacudir a los espectadores en lugar de dejarnos ser voyeurs casuales.

20. Los Espookys

Co-creada y protagonizada por el ex alumno de SNL, Fred Armisen, junto a un elenco conformado por Cassandra Ciangherotti, Ana Fábrega, Julio Torres, Bernardo Velasco, Carol Kane y más, Los Espookys es una comedia de HBO en español que sigue a un grupo de amigos que convierten su amor por el horror en un negocio peculiar, que proporciona soluciones espantosas a quienes que lo necesitan, en un país de ensueño latinoamericano donde lo extraño y lo espeluznante es sólo parte de la vida cotidiana. Su sentido del humor y su estética ya lo convirtió en una serie de culto, así que si aún no la ves, ponte al día antes de la segunda temporada.

19. Undone

La nueva serie de animación de Amazon utilizó la incomodidad a su favor, interfiriendo con nuestras percepciones de cómo se supone que debe ser la animación y la televisión de acción en vivo. A lo largo de sus ocho exquisitos episodios, el objetivo, al parecer, fue confundir e inquietar a sus espectadores para darnos una lección de cómo nos enfrentamos al trauma y a la pérdida, haciendo que nos perdiéramos en nosotros mismos al igual que su protagonista. Lo mejor de todo es que el experimiento funciona gracias a un excelente equipo creativo y un elenco destacado, que nos hace sentir más humanos y más abiertos a experiencias surrealistas, con o sin pricodélicos.

18. Sex Education

En una era de streaming donde los dramas adolescentes están de moda, Sex Education de Netflix sale airosa con una excelente primera entrega. Sí, tiene a los típicos adolescentes sexualmente activos y sexualmente frustrados con Otis (Asa Butterfield) sirviendo como un joven y respetuoso protagonista. Pero el giro es que su mamá terapeuta sexual (interpretada por Gillian Anderson) habla abiertamente con él, e incluso con algunos de sus amigos, sobre todo lo que nunca hablaste con tu mamá en la escuela secundaria. Esa dinámica hace que la narración sea mucho más interesante que cualquier otra historia de paso a la adultez: Sex Education hace todo lo posible para ser efectiva, y rara vez falla. Entre todas las razones para amar este espectáculo, destaca la actuación de Ncuti Gatwa como Eric Effiong.

17. The End of The F***ing World 2

La serie británica hizo lo inesperado: superó un final previamente escrito en un cómic y que no dejaba mucho espacio para ambigüedades y regresó para una segunda temporada inédita que mantuvo no solo el espíritu misfit de la primera, sino que además lo hizo agregando nuevos personajes, algunos twists y ampliando el escenario para que los antihéroes de una generación nihilista tuvieran muchas más cosas que decir. Hasta el final del puto mundo.

16. What We Do In The Shadows

Tomar un clásico de culto reciente como What We Do in the Shadows de Taika Waititi y convertirlo en un programa de televisión podría haber sido un gran fracaso. Pero lo que funciona para este paso de la película a la televisión en particular es que la narrativa de los vampiros, tiene sus raíces en el puro encanto de sus elencos. Eso solo podría ser la razón por la que el programa no ha perdido un paso en la transición: desde el principio, What We Do in the Shadows captura la atmósfera y el humor del amado mockumentary de Waititi, y continúa como una comedia de media hora con tres vampiros que viven en una mansión en Long Island. En un paisaje televisivo lleno de giros que provocan ansiedad y oscuros antihéroes, esta dosis de surrealismo vampírico en FX se ha solidificado como una de las mejores series nuevas de 2019.

15. Dark

La segunda parte de esta trilogía alemana de suspenso, viajes en el tiempo e intrigas familiares expandió mucho más el complejo universo que nos presentó en la primera entrega, llevándonos 33 años más hacia el futuro y el pasado, desenmarañando algunos secretos escondidos, y obligándonos como espectadores, más que a ver, a convertirnos en detectives y ávidos observadores de esta historia que parece no tener ni principio o ni final, sino que corre en un bucle constante que, dependiendo desde qué punto de vista se vea, está lleno de causalidades o hechos inevitables. No podemos esperar a ver cómo Jantje Friese y Baran Bo Odar resuelven esta anomalía cósmica de múltiples líneas temporales de universos paralelos.

14. Unbelievable

Basada en una historia real y aterrorizante, esta serie de Netflix sigue a una joven (Kaitlyn Dever), que es violada a punta de cuchillo en su apartamento, y luego tachada de mentirosa cuando denuncia la agresión a la policía local. El drama de ocho partes sigue a Marie a través de su experiencia, mientras que simultáneamente sigue a dos detectives (interpretados por Toni Collette y Merritt Weaver) mientras investigan a un violador en serie en un estado diferente, y finalmente descubren evidencia que reivindica a Marie. Escrito con matices y sensibilidad, Unbelievable es un ejemplo perfecto de un verdadero drama criminal que pone la voz de la víctima en primer plano.

13. Good Omens

Esta adaptación en seis partes para la televisión de la épica novela apocalíptica de Neil Gaiman y Sir Terry Pratchett llegó a Amazon Prime en mayo protagonizada por David Tennant y Michael Sheen, como una historia que tiene lugar hoy en día, con el telón de fondo de un inminente apocalipsis, pues el juicio final está a punto de descender sobre la humanidad. Trata temas eternos como el bien y el mal, y abarca no sólo el universo, sino también todo el tiempo. Con un humor exquisito, interpretaciones inolvidables y a un par de ángeles como Aziraphale y Crowley, Good Omens también termina siendo una romcom homoerótica cósmica. Si no terminas con una sonrisa al terminar de verla, te devolvemos tu dinero.

12. Years and Years

La miniserie británica de HBO sobre lo que podría suceder en el mundo en la próxima década y media es tan inquietante como extrañamente relatable. Siguiendo a la familia Lyons a lo largo de 15 años de disturbios políticos y financieros en el Reino Unido, hay algo inquietantemente familiar en su historia. Years and Years es incluso más aterradora que The Handmaid’s Tale (que por cierto perdió el rumbo esta temporada y por eso no está en la lista), porque logra captar las posibilidades inminentes que nuestro mundo inestable podría ofrecer. Arraigado en una actuación increíble, Years and Years es más que una consecuencia de sus horripilantes contrapartes de la televisión distópica. En una existencia regida por la ansiedad tecnológica y la división política, explorando el papel que el amor ocupa en nuestro mundo cada vez más aterrador.

11. When They See Us

When They See Us es el desgarrador y vital relato de Ava DuVernay sobre el caso de los Cinco de Central Park, en el que cinco adolescentes negros e hispanos fueron condenados injustamente por una violación que tuvo lugar en la ciudad de Nueva York en 1989. A través de cuatro episodios, va desde el procedimiento policial y un drama en la corte antes de lanzar un final desgarrador que profundiza en las consecuencias que la condena tuvo sobre un miembro particularmente desafortunado de la pandilla.

10. Peaky Blinders

Esta épica del crimen protagonizada por Cillian Murphy llegó con su quinta temporada este año, y en esta oportunidad la pandilla de Birmingham de los años 20 y 30 se ha convertido en algo más que trajes a la medida y hojillas escondidas: ahora Tommy Shelby y su familia parecen encontrase en una encrucijada política con la llegada del ultranacionalismo, y con la amenaza de una nueva generación que busca romper los esquemas familiares, y llevar a Shelby a límites jamás vistos. Imperdible.

9. Watchmen

Las máscaras, las identidades y la turbia y confusa verdad que forman en un tríangulo son temas centrales de Watchmen. Si los policías y los criminales usan máscaras, ¿cómo se diferencian? ¿Quién es el héroe y quién es el villano? ¿En quién, en otras palabras, confías? En esta primera y tal vez única temporada, Watchmen encontró verdades fundamentales sobre una América dividida por la falta de fe en sí misma, en su gente y en sus instituciones. El alcance de la serie es asombroso por su temática, y más aún por su implacable valor de entretenimiento, haciéndola una de las mejores y más inesperadas producciones del año.

8. BoJack Horseman

Parece imposible de creer que este años vimos la primera parte de la temporada final de BoJack Horseman, el actor/caballo has been de los años 90 que buscaba volver a ser la exitosa estrella que una vez fue, y cuyo pasado en cada temporada parecía explicarnos el por qué de sus conflictos, su depresión, sus adicciones y elecciones de vida, muchas veces erradas. BoJack siempre fue un antihéroe, el personaje roto que nos recordaba demasiado a nosotros mismos, pero nunca tuvo miedo de mostrarnos su peores facetas. Ahora, seis años después, parece que finalmente está listo para dejar la miseria de un lado y ser la mejor versión de sí mismo, pero no sin antes enfrentarse a todos los fantasmas de su pasado. Aún nos queda ver en qué termina todo esto, pero ya vamos a extrañar las sutiles y a veces brutales exploraciones de nuestra humanidad a través de este universo animal humanoide. Gracias, BoJack.

7. Barry

Mientras la mayoría de los televidentes de HBO cambiaba de canal luego de ver los últimos capítulos de Game of Thrones, los realmente inteligentes se quedaban para ver una de las mejores y más oscuras comedias del año: Barry, que en su segunda temporada nos ofreció uno de los mejores episodios del año involucrando a una pareja de padre e hija expertos en artes marciales en el que todavía estamos pensando.

6. Pose

En su segunda temporada, el drama de FX con el telón de fondo de Vogue de Madonna, se sumerge más profunda y trágicamente en la realidad de la comunidad trans a principios de los años 90. Es una mirada inquebrantable a la lucha por la aceptación y la igualdad de derechos. Sin embargo, todavía hay mucha alegría en la serie: desde el deleite de una audición de baile hasta los siempre fabulosos shades de Elektra (Dominque Jackson), pasando por los balls, la serie nunca deja de ser un deleite, particularmente gracias a actrices como MJ Rodriguez, cuya Blanca es el verdadero corazón del show. Más que nada, Pose nos recuerda que la familia es a menudo la que se hace, no en la que se nace, y que no hay nada como tener el apoyo quienes nos aman.

5. Chernobyl

La excelente miniserie de HBO relata la catastrófica explosión de 1986 en la central nuclear de Chernóbil en detalle, dando vida a los pecados soviéticos de una manera que es a la vez históricamente exacta (hasta cierto punto) y profundamente oportuna. Con un ojo agudo para el carácter y la moralidad, el creador Craig Mazin explora la catástrofe y lo que siguió, documentando los esfuerzos extraordinarios de individuos valientes para contener la propagación de la radiación junto con los esfuerzos aún más extraordinarios realizados por los burócratas para encubrir todo el asunto. En Chernobyl, las mentiras tienen un precio demasiado alto.

4. Euphoria

Sumergida en las complicadas vidas de los adolescentes de la escuela secundaria, Euphoria pinta un cuadro vívido de adición, sexo y relaciones en un paisaje saturado e impulsado por las redes sociales. Protagonizada por Zendaya, Hunter Schafer, Jacob Elordi y un elenco rutilante, la coproducción de A24 y HBO de es una obra maestra de Sam Levinson que te dejará boquiabierto y te hará perder la cabeza en cada episodio entre las actuaciones, la fotografía, la música y sus temas. No hay un show que haya llegado más al zeitgeist del 2019 que este.

3. Mr. Robot

Aunque aún no hemos visto lo que seguramente será un histórico final, en su última temporada Sam Esmail nos ha demostrado que Mr. Robot es su obra maestra hasta ahora: cada capítulo se ha sentido como un microcosmos dramático autocontenido que nos lleva a la historia de la serie, con twists inesperados, tramas perfectamente elaboradas, y un par de revelaciones que han sacudido los cimientos del show tal como lo conocemos: Mr. Robot nunca fue acerca de un hacker; fue sobre la psiquis de un joven y un trauma de su niñez, todo enmarcado en un drama tecnológico casi Shakespeareano que recordaremos por décadas.

2. Fleabag

Protagonizada y escrita por uno de los mejores talentos que nos ha dado el Reino Unido en los últimos años, Phoebe Waller Bridge (también escritora de Killing Eve y la próxima película de James Bond), Fleabag es una rareza de comedia existencial, profunda e intelectual que te hace romper en llanto después de una carcajada inesperada. Narrando la historia de Fleabag, una británica treinteañera y su disfuncional camino hacia la autoaceptación, esta es una de esas series absolutamente perfectas de principio a fin, y una que se te queda grabada en la mente y el corazón durante mucho tiempo. No dejes de verla… no solo por el Hot Priest.

1. Succession

Después de una primera temporada lenta que terminó en un final asombroso (y ahora ganador de un Emmy), el drama negro (e increíblemente gracioso) de HBO ha ascendido a un nivel completamente nuevo en su segundo año. Olvídense de la deslucida batalla final por el Trono de Hierro: la lucha de la ultra-millonaria y ultra-disfuncional familia Roy por el control de su imperio mediático global es uno de los mejores shows de televisión de la década. Una sátira salvaje de los medios de comunicación y del uno por ciento, así como un retrato emocionalmente astuto de personas profundamente rotas, Succession es a la vez el programa más divertido y triste de la televisión, y el final de la segunda temporada es lo más épico que pasó este año en la TV. No dejes de verlo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde