Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Pride

La Organización Mundial de la Salud remueve a los transgénero de su lista de desórdenes mentales

"Los derechos trans son derechos humanos". Fotografía: The Nation
Words mor.bo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el día 25 de mayo un importante cambio en su manual mundial de diagnósticos que beneficiará enormemente a las personas transgénero de todo el mundo: la Asamblea Mundial de la Salud, el órgano rector de la OMS que representa a 194 estados miembros, votó a favor de nuevas directrices de diagnóstico que ya no describen la no conformidad de género como un “trastorno mental”.

Históricamente, muchos sistemas médicos, incluidos los que cuentan con el apoyo de la OMS, han clasificado el ser transgénero como una afección de salud mental. Sin embargo, la evolución de la comprensión científica del género y la incansable defensa de los activistas transgénero en todo el mundo fueron cruciales para lograr este desarrollo, tal como explica Graeme Reid, director de derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) de la ONG Human Rights Watch.

“La eliminación por parte de la OMS del trastorno de identidad de género de su manual de diagnóstico tendrá un efecto liberador en las personas transgénero de todo el mundo. Los gobiernos deben reformar rápidamente los sistemas médicos nacionales y las leyes que requieren este diagnóstico oficialmente anticuado.”

Desde hace décadas, los gobiernos de todo el mundo han utilizado la clasificación anterior como base para políticas discriminatorias que requieren diagnóstico y a veces procedimientos médicos antes de que las personas transgénero puedan ser reconocidas ante la ley. Los gobiernos a menudo exigen un diagnóstico de “trastorno de género” como condición previa para cambiar los nombres de las personas transgénero y los marcadores de género en los documentos oficiales, poniendo en peligro derechos básicos como el trabajo, la educación y los viajes.

En las nuevas directrices de la OMS, se enmarca los “trastornos de identidad de género” como “incongruencia de género” y los trasladan de la lista de “trastornos mentales” a un capítulo sobre salud sexual. Es un desarrollo importante para los adolescentes y adultos transgéneros, que pronto podrán buscar atención médica sin ser vistos como personas con un “desorden mental”.

Países como Argentina, Malta, Nepal, Chile y Noruega han avanzado en los últimos años en la mejora del reconocimiento legal de las personas transgénero y en la no exigencia de diagnósticos. Sin embargo, muchos gobiernos de todo el mundo siguen considerando a las personas transgénero “mentalmente enfermas”, y Japón, España y Turquía, entre otros, todavía requieren un diagnóstico de salud mental para cambiar legalmente el nombre o el marcador legal de género.

“Las personas transgénero están luchando contra el estigma y la discriminación, lo que se puede atribuir en parte a los sistemas médicos que han diagnosticado históricamente expresiones de no conformidad de género como una patología mental”, dijo Reid. “Pero es el estigma, la discriminación y la intimidación ― y no cualquier cosa inherente a la no conformidad de género ― lo que puede causar problemas de salud mental en las personas transgénero”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More