¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

La historia detrás de “Ok Boomer”

Un boomer perfecto. Fotografía: MOR.BO
Words mor.bo

La frase suena desafiante e increíble, y al decirla parece casi imposible de creer que con tan solo dos palabras se pueda decir tanto: Ok, Boomer.

Si estás extremadamente online es bastante seguro que esta no sea la primera vez que la escuchas: es mejor conocida por ser una respuesta peyorativa usada por (algunos) millennials, pero sobre todo, por la Gen Z para descartar, ignorar y o burlarse de la generación de los Baby Boomers (nacidos entre 1946 y 1964), que son percibidos no solo como anticuados, sino fuera de la realidad. En Internet, generalmente se acompaña de un emoji volteando los ojos, una mano diciendo adiós, una carita riéndose, o una combinación de todo lo anterior.

Básicamente, la frase se convirtió en el mejor insulto generacional para criticar a quienes todavía tienen el poder en el mundo, y se la pasan criticando a los más jóvenes por no tener disciplina financiera, casa propia, 3.5 hijos, un perro y cero deudas, tal como lo hicieron ellos en un clima económico mucho mejor y del que todavía se benefician. Si bien el Ok Boomer tuvo su mejor momento el pasado noviembre, lo hemos estado escuchando mucho en las calles de Chile, en especial desde el estallido social como una forma de protesta al status quo.

¿De dónde salió exactamente el término? Te explicamos: a principios de noviembre de 2019, se subió un video a TikTok que muestra a un hombre de pelo gris, que se cree que es un Baby Boomer, declarando que “los millennials y la Generación Z tienen el síndrome de Peter Pan”. Añadía: “No quieren crecer nunca más”. En una pantalla dividida junto a él, un Gen Z (nacido entre 1995 y 2015) sostiene silenciosamente un bloc de notas, diciendo: OK Boomer.

Luego alcanzó su máxima popularidad gracias a una canción escrita y producida por Jonathan Williams, un estudiante universitario de 20 años, y al subsiguiente remix hecho por Peter Kuli que explotó en TikTok.

La frase pronto se hizo viral, manifestándose a través múltiples iteraciones del video. Desde entonces, el hashtag #OKBoomer ha sido utilizado más de 1000 millones de veces, mientras que se han vendido más de 5.000 hoodies por USD $ 34,99 dólares cada una, con el lema: “OK Boomer, que tengas un día terrible”.

El desacuerdo entre los dos grupos de edad no es nada nuevo – las generaciones más jóvenes y las más viejas se han encontrado en desacuerdo desde el principio de los tiempos. Ahora, sin embargo, hay más en juego. Muchos Gen Z dicen que Ok Boomer se dirige específicamente a aquellos que tienen ciertas persuasiones políticas — piensen en Trump y Brexit — y muestran resistencia al progreso tecnológico; a los que niegan el cambio climático; y a los que marginan a las minorías. Mientras tanto, algunos boomers sienten que la frase es muy anticuada y un estereotipo generalizado. De hecho, hay artículos que sugieren no decir la frase en el trabajo a algún compañero mayorcito, no vaya a ser que se ofenda y termines despedido.

Algunos adolescentes sienten que la actitud desdeñosa de Ok Boomer ha estado por años en ciernes: en el artículo del New York Times del periodista Taylor Lorenz sobre el tema, este escribe: “Ok Boomer se ha convertido en la repetida e interminable réplica de la Generación Z al problema de las personas mayores que simplemente no lo entienden, un grito de guerra para millones de chicos hartos”. Los mismos chicos que han sido etiquetados como la Generación Snowflake, perezosos, idealistas e infantiles, cuando en realidad, su generación ha producido algunos de los jóvenes “hacedores” más eficaces que el mundo ha visto nunca, como la activista climática de 16 años, Greta Thunberg.

El 23 de septiembre de 2019, en un momento decisivo, Thunberg regañó a los líderes políticos por no haber abordado el cambio climático. “¡Cómo se atreven!”, dijo ella, en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas. “¿Cómo se atreven a seguir apartando la mirada y venir aquí diciendo que ya están haciendo lo suficiente cuando las políticas y soluciones necesarias todavía no están a la vista? Thunberg lideró la carga al reunir a sus pares, la Generación Z, cuando los adultos, los Baby Boomers, no estaban haciendo lo suficiente.

La reacción enfurecida de los Boomers hacia el meme significa, en última instancia el creciente poder de la Generación Z: en general, son progresistas y más conscientes socialmente cuando se trata de cuestiones de raza, género, identidad y cambio climático.

Según un análisis de los datos de las Naciones Unidas realizado por Bloomberg, los Zoomers o Gen Z constituyen un 32% de la población mundial, de modo que, al ser la mayor cohorte hasta ahora, y dado que muchos cumplirán 18 años en los próximos años, son una fuerza a tener en cuenta, tanto en lo político como en lo económico.

Pero, una vez que se haya asentado el polvo del Ok Boomer, ¿qué pasará después? Es probable que la Generación Z siga luchando, continuando su protesta por las causas que les preocupan, rechazando los ideales anticuados, usando TikTok para romper las barreras sociales y los estereotipos.

Cuando la diputada neozelandesa Chlöe Swarbrick, de 25 años, dijo Ok boomer en el parlamento después de que un político mayor interrumpiera su discurso sobre el cambio climático, no fue ni juvenil ni insolente. Fue para silenciar a alguien que quería sabotearla, y que no la escuchaba simplemente porque sus puntos de vista no coincidían con los de ella. “Mi comentario del Ok Boomer en el parlamento fue espontáneo, aunque simbólico del agotamiento colectivo de múltiples generaciones que heredarán problemas cada vez más grandes en una ventana de tiempo cada vez menor”, escribió Swarbrick en un ensayo para The Guardian.

Ok Boomer no se trata de la incapacidad de la Generación Z para participar en las discusiones de los adultos; se trata de que ellos entiendan la inutilidad de comprometerse con aquellos que se niegan a escuchar.

Además, no debe haber temores a guerras intergeneracionales: la generación más joven simplemente ya no se preocupa por lo que la generación mayor tiene que decir. Ahora, se encuentran con el poder colectivo para hacer el cambio que quieren ver en el mundo. Listos para enfrentar el futuro, la Generación Z no tiene la paciencia para los obstáculos: no hay tiempo que perder, mucho menos cuando hay que enfrentarse a dinosaurios aferrados al pasado.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 8
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde