Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

La derecha se afianza en Latinoamérica con Nayib Bukele, el nuevo presidente de El Salvador

Nayib Bukele. Imagen: Al Jazeera
Words mor.bo

Nayib Bukele, un ex alcalde de que hizo una campaña populista contra la corrupción, se llevó la victoria el día de ayer en las elecciones presidenciales de El Salvador el domingo, poniendo fin a un sistema bipartidista que había dominado al país centroamericano durante tres décadas.

Bukele, de 37 años de edad y ahora oficialmente el presidente más joven de Latinoamérica, obtuvo el 54% de los votos, y el 88% por ciento de los colegios electorales, descartando la posibilidad de una segunda vuelta electoral. Los dos rivales de Bukele de los principales partidos políticos concedieron la derrota luego de los primeros reportes, y los resultados definitivos serán anunciados dentro de dos días.

“Hoy, ganamos en la primera ronda e hicimos historia. El poder pasó la página”, dijo.

Bukele, quien fue alcalde entre los años 2015 a 2018, aprovechó su campaña para enfrentarse contra todo lo establecido en toda la región y más allá, ya que los votantes buscan una alternativa a los partidos tradicionales. Desde el final de su guerra civil en 1992, El Salvador ha sido gobernado por el Frente de Liberación Nacional Farabundo Marti (FMLN), y por la Alianza Republicana Republicana conservadora (ARENA). “Veamos si puede hacer lo que nos prometió”, dijo Baltazar Sánchez, de 30 años, uno de los cientos de salvadoreños bailando, agitando banderas y haciendo sonar silbatos en apoyo a Bukele luego de su victoria.

En los últimos años, la violencia relacionada con pandillas ha convertido a El Salvador en uno de los países más peligrosos del mundo, lo que ha llevado a los salvadoreños a huir hacia el norte. Bukele ahora debe lidiar con las frecuentes amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de recortar la ayuda a El Salvador, así como a sus vecinos Guatemala y Honduras, si no hacen más esfuerzos para frenar la migración a los Estados Unidos.

Entre sus promesas de campaña, Bukele, un ávido usuario de redes sociales que a menudo luce una chaqueta de cuero negra, dijo que impulsaría los proyectos de infraestructura para limitar dicha migración. Además de los desafíos en el escenario internacional, cuando Bukele asuma el cargo en junio, enfrentará una economía desacelerada y una pobreza en aumento.

Durante su campaña, reveló que quiere modernizar el gobierno y crear una comisión internacional contra la corrupción con el apoyo de las Naciones Unidas, siguiendo comités similares en Guatemala y Honduras.

Luego de no lograr registrar su partido Nuevas Ideas, Bukele se presentó a las elecciones con el partido de derecha Gana, a pesar de haber servido como alcalde de la capital, San Salvador, para el partido de izquierda FMLN, del cual fue expulsado después de lanzarle una manzana a una funcionaria. Sin embargo, Bukele se ha alejado de la izquierda tradicional de América Latina, y ha calificado al venezolano Nicolás Maduro, al ortodoxo nicaragüense Daniel Ortega y al conservador hondureño Juan Orlando Hernández como dictadores. “Un dictador es un dictador, a la derecha o a la izquierda”, escribió la semana pasada en Twitter.

Pese a su popularidad, Bukele se mantiene enfrentado con los medios tradicionales de El Salvador a los que tilda de “panfletos”, no concede entrevistas y aún genera dudas sobre como financiará su plan de gobierno, el cual fue presentado en el último tramo de la campaña y donde incluso fue acusado de plagio. Algunos expertos dicen que es una persona con una ideología vaga con una plataforma política imprecisa, así que será interesante ver como desarrolla su mandato en los próximos meses.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 3
    Me prendió
  • Lo amé
  • 4
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More