¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Gobierno mexicano atrapa al hijo de El Chapo y después lo libera por presión del Cartel de Sinaloa

Parte de las escenas vividas en Culiacán. Fotografía: Univisión
Words mor.bo

Una operación para capturar a uno de los más poderosos capos de la droga en México fracasó desastrosamente el jueves, ya que varios oficiales de seguridad mexicanos fueron retenidos como rehenes por combatientes de cárteles fuertemente armados que asediaron la ciudad de Culiacán, en el norte de México.

Las autoridades habían intentado detener a Ovidio Guzmán López, líder del poderoso cártel de Sinaloa e hijo del famoso narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán. Pero después de capturar brevemente su objetivo, las fuerzas de seguridad finalmente se retiraron sin él, un movimiento que los líderes de México defendieron como necesario para salvar vidas.

Las autoridades dijeron que al menos ocho personas murieron en una serie de tiroteos en toda la ciudad, entre ellos un civil, un miembro de la Guardia Nacional y cinco atacantes de cárteles. La victoria del cártel al someter a las autoridades fue una humillación asombrosa para el gobierno mexicano, que ha luchado para sofocar la creciente violencia en todo el país.

El secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo en una conferencia de prensa en Culiacán que miembros del ejército y de la recién formada Guardia Nacional estaban tratando de ejecutar una orden de extradición para Guzmán que fue emitida por un juez federal en Estados Unidos. Las fuerzas de seguridad decidieron intentar capturar a Guzmán sin autorización de sus supervisores.

“El grupo responsable de esta acción, deseoso de lograr resultados positivos, actuó de manera precipitada, con una planificación deficiente”, dijo, añadiendo que las tropas que llevaron a cabo la operación no habían obtenido la aprobación de un superior de mando.

Cuando las autoridades llegaron a la casa en un barrio de lujo de Culiacán donde Guzmán se alojaba alrededor de las 3 p.m., fueron atacadas. Las autoridades devolvieron el fuego, tomaron el control de la casa y encontraron a cuatro ocupantes dentro, incluyendo a Guzmán, de 28 años, pero pronto llegaron los defensores de Guzmán y “rodearon la casa con una fuerza mayor”. Fue entonces, aparentemente, cuando un pistolero del cártel tomó como rehenes a varios soldados miembros de la Guardia Nacional.

Mientras tanto, otros pistoleros del cártel bloquearon las entradas a Culiacán con vehículos en llamas y atacaron otros puntos estratégicos de la ciudad, haciendo que los civiles corrieran a esconderse.

“Con el objetivo de salvaguardar el bienestar y la tranquilidad de la sociedad culiacense, los funcionarios del gabinete de seguridad decidieron suspender las acciones”, dijo Durazo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el viernes que apoya las decisiones de los funcionarios de seguridad. “La captura de un criminal no puede valer más que la vida de las personas”, dijo, destacando que la respuesta armada a la operación del gobierno había sido “muy violenta” y había puesto en peligro muchas vidas.

Sin embargo, muchos mexicanos están furiosos y avergonzados de que los soldados federales fuesen sido superados por el cártel. Videos publicados en las redes sociales mostraban una ciudad donde el gobierno parecía haber perdido el control, con hombres enmascarados disparando armas de alta potencia en las calles y carreteras y puentes bloqueados con vehículos en llamas.

En un clip, un grupo de civiles vestidos con chalecos antibalas y rifles de asalto de carga rodean a los soldados que parecen estar pacificados. En otro, un camión atraviesa la ciudad con una ametralladora calibre .50 atornillada a la parte trasera.

Guzmán tiene bajo control un ala del cártel de Sinaloa junto con su hermano mayor, Ivan Archivaldo Guzmán Salazar, desde que su padre fue capturado y extraditado a los Estados Unidos en 2017. Joaquín Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico y conspiración a principios de este año. Los hijos de Guzmán, conocidos como “Los Chapitos”, se han enfrentado en el pasado a la competencia de Ismael “El Mayo” Zambada, un cofundador del cártel que a veces ha intentado expulsarlos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde