¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Trump le dice a los inmigrantes que “no vengan” si no les gustan los centros de detención

Centros de detención en la frontera entre Estados Unidos y México. Foto: Radiotelevisión Española
Words mor.bo

Update 04/07/2019, 16:30 horas:

La delicada situación que se vive en la frontera entre Estados Unidos y México, en donde miles de emigrantes centroamericanos que buscan refugio en el país norteamericano son enjaulados en centros de detenciones que no cumplen con estándares básicos de higiene y salubridad, acaba de poner más complicada, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declarara por su cuenta oficial de Twitter lo siguiente:

“Si los inmigrantes ilegales están descontentos con las condiciones de centros de detención rápidamente construidos o adaptados, díganles simplemente que no vengan. ¡Y problema solucionado!”

En un segundo tweet, el mandatario insistió que los inmigrantes viven mejor en las jaulas donde han sido obligados a hospedarse que en sus países de origen. Además, aseguró que las condiciones de vida en los centros de detención son mucho más seguras que en sus propios hogares.

El estadounidense añadió, “nuestra Patrulla Fronteriza no la forman trabajadores de hospital, médicos o enfermeras. El problema son las leyes migratorias de los demócratas, que podrían arreglarse fácilmente. Gran trabajo de la patrulla, sobre todo. Muchos de esos inmigrantes ilegales están viviendo mucho mejor ahora que en el sitio de donde vienen, y en condiciones más seguras”.

Pese a las criticas por parte de congresistas demócratas y a la alerta por parte del propio gobierno de Trump que catalogó la situación como una bomba de tiempo, el mandatario insiste en implementar leyes más fuertes en contra de los inmigrantes y exhortó a sus oponentes demócratas a apoyarlo en su propuesta, abandonando casi del todo la promesa electoral de construir un muro que separe a los Estados Unidos de México. Estadísticas recientes muestran que en la zona sur del estado de Texas, específicamente en el área de Río Grande, la patrulla fronteriza tenía detenidas a 8.000 personas.

Update 03/07/2019, 13:00 horas:

Esta semana, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos publicó un informe en el que se señala que se encontraron “condiciones miserables” en varios centros de detención para familias y niños migrantes en Texas, incluyendo hacinamiento “serio”, menores que pasan días sin comida caliente y detenidos que piden no ser devueltos a sus celdas.

La Oficina del Inspector General del DHS dio a conocer públicamente sus conclusiones — junto con una serie de impactantes fotografías que documentan el hacinamiento en las celdas de detención — después de que llevó a cabo inspecciones en cinco instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en el sur de Texas el pasado mes de junio.

“Nos preocupa que el hacinamiento y la detención prolongada representen un riesgo inmediato para la salud y la seguridad de los agentes y agentes del DHS, así como para los detenidos”.

De acuerdo con el reporte, el hacinamiento es la regla en instalaciones como la localizada en el valle del Río Grande. Más de 50 mujeres fueron hacinadas en una celda diseñada para albergar a 40 jóvenes varones cuando los investigadores las visitaron en junio. En otra, designada para 41 detenidos, 71 hombres se amontonaban en el interior, y algunos de ellos señalaron a los inspectores su detención prolongada.

Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security
Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security

Junto con el hacinamiento masivo en las celdas de detención de niños, adultos y familias, la agencia dijo que encontró que los detenidos estaban bajo custodia de la CBP por períodos “prolongados” de tiempo. En todas las instalaciones inspeccionadas, más de 2.500 niños no acompañados habían estado detenidos durante más de tres días, una violación del Acuerdo Judicial de Flores, que rige el cuidado de los menores bajo custodia de Estados Unidos. Alrededor de 50 niños menores de siete años habían estado detenidos durante más de dos semanas.

Según el inspector general, tres de los cinco centros no ofrecían a los niños detenidos acceso a duchas o ropa limpia, y en dos instalaciones, los menores no habían recibido una comida caliente hasta que llegaron los inspectores.

Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security
Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security

En el informe también se detallan las condiciones de vida de los adultos solteros y las familias detenidas, que son tan inhumanas que los detenidos hacen todo lo posible por no estar en sus celdas. Los migrantes informaron que se estreñían debido a una dieta estricta de sándwiches de mortadela. La mayoría no se habían duchado mientras estaban bajo la custodia del CBP y en su lugar, se les entregaban toallitas de limpieza para su higiene personal.

En uno de los centros, los migrantes que habían sido sacados de sus celdas mientras se limpiaban las habitaciones se negaron a regresar, y la desesperación llegó al punto de que los agentes de la Patrulla Fronteriza enviaron una unidad de operaciones especiales para demostrar que estaban “preparados para usar la fuerza si fuera necesario”. Algunos migrantes obstruyeron a propósito los inodoros con calcetines para poder salir de sus celdas. El inspector general también observó que algunos migrantes intentaron escapar durante el mantenimiento de las instalaciones.

Un alto directivo de la Patrulla Fronteriza, entrevistado por los inspectores, expresó su preocupación por la seguridad de los migrantes y los funcionarios, y dijo que la situación era “una bomba de tiempo”.

El CBP supervisa la detención a corto plazo de todas las categorías de migrantes detenidos, desde adultos solteros hasta niños. Los menores en particular deben ser trasladados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dentro de las 72 horas de su detención por los agentes de la Patrulla Fronteriza. El inspector general dijo que las familias de los migrantes — que se supone que no deben ser detenidos por el gobierno durante más de 20 días — y los adultos solteros deben ser transferidos a instalaciones operadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), otra rama del DHS que supervisa la detención a largo plazo.

Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security
Parte del hacinamiento que se vive en las instalaciones fronterizas en donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene detenidos a miles de inmigrantes en condiciones infrahumanas. Fotografía: Department of Homeland Security

Pero el organismo de control señaló que tanto el ICE como el HHS han advertido sobre la disminución del espacio para camas y los recursos en los últimos meses, cuando Estados Unidos se enfrentó a un aumento sin precedentes de familias centroamericanas y niños no acompañados que se dirigían hacia la frontera entre Estados Unidos y México. Los funcionarios de la administración esperan que las detenciones en la frontera disminuyan significativamente en los próximos meses.

El inspector general señaló que los dirigentes del DHS respondieron al informe calificando la situación en la frontera sur de “crisis aguda y cada vez más grave” y citando nuevas medidas adoptadas para remediar algunos de los problemas. Sin embargo, dijo que estaba preocupado por la respuesta actual. “Reconocemos los extraordinarios desafíos a los que se enfrenta el CBP, y acogemos con satisfacción la información de que el DHS ha podido reducir el número de personas en custodia. Sin embargo, nos sigue preocupando que el DHS no esté tomando medidas suficientes para abordar la detención prolongada bajo custodia del CBP”, dice el informe.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde