CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus

¿Es realmente necesaria una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19?

Mientras algunos países ricos impulsan la aplicación de una tercera dosis, la OMS pide que dejen inmunizar al menos al 10% de la población del mundo antes de hacerlo. Fotografía: AFP
Words mor.bo Reading 4 minutos

La posibilidad de una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19 parece ser uno de los temas más calientes alrededor del mundo: Israel la ofrece a las personas inmunodeprimidas; desde abril, Francia fomenta lo mismo para los receptores de trasplantes, los pacientes en diálisis y los que toman una medicación potente que compromete el sistema inmunitario, el Reino Unido está planeando dar a su población otra vacuna de refuerzo en septiembre, y muchos otros países del mundo como España, Chile o Venezuela están dando por sentado que con la llegada de las variantes delta y delta plus, probablemente se necesite una tercera dosis como refuerzo.

Mientras tanto, las empresas de vacunas están estudiando la eficacia de una tercera vacuna, ya sea idéntica a las dos primeras o adaptada a una variante. De acuerdo con The Conversation, varios estudios han investigado la durabilidad de la inmunidad a COVID-19, y sus resultados son alentadores, pues incluso meses después de vacunadas, las personas poseen anticuerpos, que desempeñan un papel fundamental a la hora de impedir que los virus entren en las células del organismo, que es lo que necesita el coronavirus para replicarse. Se pueden medir fácilmente los niveles de anticuerpos de una persona en una muestra de sangre, pero los datos sobre cuáles son los niveles de anticuerpos de una persona típica tras la vacunación o la infección por COVID-19 han sido variables.

Publicidad

Si bien es cierto que la mayoría de las personas tienen buenos niveles persistentes de anticuerpos que pueden detectarse durante al menos siete meses tras la vacuna, otras personas tienen niveles bastante bajos de anticuerpos o sus niveles caen rápidamente después de la infección o la vacunación. Esta variabilidad hace que sea difícil saber la utilidad de los datos de los anticuerpos por sí solos para medir la inmunidad duradera a la infección, y es aquí donde entra la posibilidad del posible refuerzo. Sin embargo, existe una gran e importante traba: hasta ahora, el 80% de las vacunas han ido a parar a países ricos, dejando al resto del mundo en una situación vulnerable.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo el día de hoy un llamado para que las naciones más ricas frenen el proyecto de una tercera dosis hasta que al menos el 10% de la población mundial pueda recibir las dos primeras. “Entendemos la preocupación de los gobiernos por proteger a sus poblaciones de la variante delta, pero no podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayoría de los suministros de las vacunas utilicen todavía más mientras que las poblaciones más vulnerables del mundo siguen sin protección”. Según explicó el Dr. Tedros, los países ricos han administrado casi 100 dosis por cada 100 habitantes, frente a 1,5 por cada 100 en los países más pobres, y para cumplir con el reto del 10% de vacunación alrededor del mundo se requiere “la cooperación de todos, especialmente de las compañías y del puñado de países que controlan el suministro mundial de vacunas”. De esta manera podría llegarse a un 40% de vacunación global a final de año y a un 70% a mediados de 2022.

Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Salud Pública en la Universidad Autónoma de Madrid, lo explica de forma más simple a El País: mientras no estemos todos (¡todos!) vacunados, nadie estará realmente a salvo. “Aunque fuera por puro egoísmo, a los países ricos les interesa cortar la transmisión cuanto antes en el resto del mundo. Cuanto más se multiplique el virus más posibilidades hay de que una variante escape a las vacunas, y entonces sí tendremos un gran problema”. Así, el hecho de contar con la población de todo el mundo vacunada termina siendo un beneficio para todos los países. Mientras tanto, la FDA y los Centros de Control de Enfermedades estadounidenses han descartado que sea necesario un tercer pinchazo, lo que indica que hay que esperar un poco más a ver si termina siendo necesario.

Publicidad

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE