NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

Ya está disponible nuestra exclusiva merchandise. Regístrate en nuestra store y obtén un 20% OFF en tu primera compra.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Drugs Perspectives

¿Es posible legalizar las drogas en Colombia? El expresidente José Manuel Santos dice que sí

Decomiso de cocaína en Colombia. Fotografía: Business Insider
Words Mirangie Alayon

La legalización de las drogas en Latinoamérica siempre ha sido un tema polémico enlazado profundamente con las políticas conservadoras de la región, pero poco a poco, se han hecho diversos avances al respecto: En agosto de 2009, la Corte Suprema argentina declaró en un fallo histórico que era inconstitucional procesar a los ciudadanos por tener drogas para su uso personal; en 2002 y 2006, Brasil pasó por cambios legislativos, lo que resultó en una despenalización parcial de la posesión para uso personal; en 2009, la Corte Suprema de Justicia de Colombia dictaminó que la posesión de drogas ilegales para uso personal no es un delito penal (aunque el presidente Iván Duque no está de acuerdo); de acuerdo con la Constitución de 2008 de Ecuador, en su artículo 364, el Estado ecuatoriano no considera el consumo de drogas como un delito, sino un problema de salud; el cannabis ya es legal en Uruguay, y México permite que una persona posea hasta 5 g de marihuana o 500 mg de cocaína para uso personal.

Desde aproximadamente el año 2010, el expresidente mexicano Vicente Fox ha abogado por la legalización de las drogas en su país para darle un golpe directo y certero a la estructura económica de los carteles, quienes dependen de la ilegalidad para llevar a cabo su negocio. Pero pese a haber presentado la iniciativa en la Cumbre de las Américas en el año 2012 al resto de los mandatarios regionales, nunca fue tomado muy en serio.

Perú, Colombia y Bolivia son los principales productores de hojas de coca utilizadas para fabricar cocaína, que en gran parte se pasa de contrabando a través de México para llegar al mercado más grande del mundo, los Estados Unidos. La batalla para dominar los mercados de metanfetamina y heroína también ha precipitado la creciente violencia en México, y la mayoría de los países de las Américas siguen aplicando políticas restrictivas hacia las drogas, aunque la creciente liberalización de las leyes de marihuana en los Estados Unidos parece haber alentado a los partidarios de la legalización a redoblar sus esfuerzos.

Pero una cosa es hablar de la legalización de la marihuana, y otra la de la cocaína. Pero el expresidente colombiano José Manuel Santos quiere darle un vuelco a esa conversación. “Hace más de 40 años que estamos en esta lucha contra las drogas decretada por Naciones Unidas, y no se ha ganado. Y una guerra que no se ha ganado en 40 años es una guerra perdida. Hay que reinventar esta guerra contra el narcotráfico y las drogas, y una de las formas más efectivas es quitarle la prohibición a todo lo que tiene que ver hoy con el tráfico de drogas, y racionalizarlo para poderla controlar mejor”, dijo en una entrevista hace un par de meses.

La iniciativa

Kofi Anan y José Manuel Santos. Fotografía: La Gran Noticia
Kofi Anan y José Manuel Santos. Fotografía: La Gran Noticia

Todo comenzó con una carta suscrita el pasado junio por Santos, el expresidente mexicano Ernesto Zedillo, el ex secretario de la ONU Kofi Anan, y la expresidenta de Suiza, Ruth Dreifuss, todos miembros de la Comisión Global de Políticas de Drogas, con sede en Suiza. Su idea es legalizar las sustancias ilícitas, no solo en Colombia, sino en todo el mundo, ya que las muertes relacionadas con las drogas aumentaron un 145% entre 2011 y 2015, como efecto de un mercado ilicito cuyo volumen anual de negocio supera los 426.000 millones de dólares, y que se mantiene sin problemas pese a los 100.000 millones de dólares gastados cada año en la “guerra contra las drogas”.

Colombia sigue siendo el mayor productor y exportador de cocaína en el mundo, y uno de los países más afectados por el narcotráfico en toda su historia. Santos busca una reforma humana y paulatina. “Hablamos de un enfoque que sea salud, derechos humanos, que podamos quitarle el elemento de crimen al consumo en pequeñas dosis, y al tráfico”, sostiene. Es un proceso similar al que se vivió durante la “ley seca” en Estados Unidos: “La prohibición entrega ingentes cantidades de dinero a las mafias”.

Colombia, recuerda, “quizá sea el país que más sacrificios ha hecho en esta guerra contra las drogas. Hemos sido los que hemos puesto más muertos, más sangre y más violencia y seguimos siendo el primer país exportador de cocaína a los mercados mundiales, entonces algo no está funcionando”.

Su conclusión es clara: “Es una demostración de que no está funcionando una guerra que no puede ser de un país, tiene que ser una guerra de muchos países porque es un negocio multinacional”. Colombia busca ahora avanzar en programas de sustitución voluntaria de los cultivos de hoja de coca, “la única alternativa”, opina, para intentar frenar la producción.

¿Es posible un cambio?

Campesinos cosechando coca en uno de los muchos campos ilícitos de Colombia. Fotografía: AP
Campesinos cosechando coca en uno de los muchos campos ilícitos de Colombia. Fotografía: AP

Los estragos causados por el negocio del narcotráfico ya son incalculables: muertes, desplazados, crímenes y millones de víctimas sin nombre. La situación se ha vuelto tan drástica, que hasta oficiales de organismos internacionales están comenzando a considerar la idea.

Alicia Bárcena, la mexicana que dirige la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la rama regional de las Naciones Unidas con sede en Santiago, dijo en un foro latinoamericano en París el año pasado que había llegado el momento de explorar una nueva estrategia. “Voy a ser muy provocadora. ¿Para quién sería buena la legalización de las drogas? América Latina y el Caribe, por el amor de Dios. Porque la ilegalidad es lo que está matando a la gente”, dijo. “Es hora de considerar seriamente legalizar las drogas”.

Julián Quintero, miembro de Acción Técnica Social, una ONG colombiana que diseña políticas públicas frente al consumo de estupefacientes, declaró al diario El Confidencial que la legalización es la mejor manera de desmantelar las redes de narcotráfico. “Cuando haya tráfico legal se eliminará la intermediación, que es lo que genera el mayor nivel de violencia, pero también el mayor nivel de ganancia, porque la gente lo que está pagando es el riesgo que implica morir en la cárcel por cometer un acto ilícito”.

“Si se coge el kilo de coca en Tumaco, y lo saca directamente de la capital en avión, a través de una farmacéutica, y lo entrega de manera legal en España o EE.UU., se elimina toda esa intermediación que tiene que ver con corrupción, con submarinos, con asesinatos, con bandas… Y el precio baja inmediatamente”, explica, sin dejar de agregar que el precio de la droga legal debe ser igual que en el mercado negro.

“Si se pone un precio más barato, seguramente vaya a motivar más compra y un abuso en el consumo. Y si lo pone más caro, la gente va a seguir comprando en el mercado negro”.

De esta manera, bajan los costos de producción, pero con los altos precios, podrían aplicarse impuestos como se hace con el tabaco y el alcohol, generando ingresos que irían al combate de la lucha contra la pobreza (el caldo de cultivo del narco), y además, se acabaría con uno de los orígenes de la corrupción estatal: políticos, policías, militares y otros funcionarios son los mayores aliados del narcotráfico desde hace décadas.

Además, con los cultivos legalizados habría menos desforestaciones y quemas para crear campos clandestinos de coca, y los consumidores tendrían acceso a un mejor producto, con menos aditivos, y con controles de calidad que, según los defensores de la regulación, reducirían las muertes por sobredosis. Amira Armenta, analista y defensora de la regulación, cree que ocurrirá un aumento del consumo de drogas si estas se legalizan, pero solo a corto plazo. “La gente, sobre todo los jóvenes, tendrán curiosidad y querrán probar. Pero a partir de cierto momento, cuando la sustancia se vuelva ‘normal’, la tendencia al alza se revertirá”.

Los obstáculos

La DEA durante un decomiso de drogas en Puerto Rico. Fotografía: EPA
La DEA durante un decomiso de drogas en Puerto Rico. Fotografía: EPA

Sin embargo, el camino se complica por un elemento vital: Estados Unidos, el mayor consumidor de drogas en el mundo. Quienes se oponen a la idea de la legalización, creen que es un plan irrealizable si no se legaliza a gran escala, incluyendo a países del entorno, y al gigante norteamericano, que pese a estar relajando sus leyes en favor de la marihuana, no pareciera estar listo para una legalización de todas las sustancias.

Los países que probaran la desregularización de las drogas estarían violando varios tratados internacionales, generando una gran inestabilidad internacional, sin hablar de posibles sanciones políticas y económicas. Uruguay incluso se vio afectado por la legalización del cannabsi cuando muchos bancos norteamericanos que funcionan en el país cerraron cuentas personales y jurídicas de quienes tenían negocios legales de cannabis porque estarían incumpliendo con leyes antidrogas de su país.

El camino es largo y complicado, pero no imposible: habrá que cambiar muchas mentes y leyes, pero sobre todo, la posibilidad ganancias millonarias de algunos cuantos que se benefician en las sombras del gran negocio del narcotráfico.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE