Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

¿El veganismo es una moda o realmente es una forma de salvar al planeta?

Los veganos se han multiplicado en los últimos años, elevando aún más el nivel de visibilidad de este estilo de vida. Fotografía: Robert K. Chin
Words Carlos Turmero

El veganismo no es una tendencia que nació en el nuevo milenio: en realidad existe oficialmente desde 1944 cuando Donald Watson y Elsie Shrigley crearon un grupo de vegetarianos que además no consumiesen ni lácteos ni huevos y redactaron un boletín llamado The Vegan News. Fue el origen de la Vegan Society, la organización vegana más antigua del mundo.

Sin embargo, es innegable el hecho de que esta forma de vida la popularizaron los millennials y la generación z, quienes se han encargado (junto con los pioneros de la práctica) en darle a conocer al mundo los beneficios que se pueden obtener al practicar el veganismo, no solo para la salud individual sino a nivel colectivo, puntualmente el planeta. Hasta hace algunos años era impensable que las grandes cadenas de comida del mundo se plantearan la posibilidad de ofrecer productos y platos completamente veganos. Caso similar con el de los restaurantes que manejan esta temática, que ahora son tan populares en las distintas ciudades alrededor del mundo.

Publicidad

Esto sin lugar a dudas le ha dado un nuevo aire de popularidad al veganismo, que algunas personas pueden asegurar que es un tanto hipócrita por el hecho de que quieren acabar con una industria, pero a la vez está apoyando el crecimiento de la otra, cuando en realidad lo ideal sería que ambas puedan coexistir y generar un equilibrio en la vida.

Por definición, el veganismo es una forma de vida que no está a favor de la explotación de los animales y el consumo de sus productos derivados como la carne, pescado, lácteos, huevo, miel, lana, seda, cuero y cualquier otro que pueda representar su maltrato, aunque no posea ingredientes o materiales derivados de un animal, como los productos cosméticos probados en animales, representando así un cambio en el paradigma de la alimentación y relación del ser humano con el entorno y los animales. Sigue la idea de poner en práctica una relación más respetuosa y empática con ellos, ya que se entiende que son seres sensibles con capacidad de amar, sentir y tomar decisiones.

Cuando se habla de animales afectados por el consumo de carne, huevos y lácteos, resulta irrisorio no hablar de millones de ellos. Decenas y cientos de millones de animales a los que le arrebatan la vida por el simple hecho de pertenecer a una especie determinada. Si también se tiene en consideración los peces que mueren por consumo de pescado y las abejas que lo hacen por el consumo de miel, los resultados realmente son difíciles de calcular.

Dejando un poco a un lado el aspecto emocional del que muchos de los defensores de este estilo de vida se apoyan (velando por el derecho a la vida de los animales), hay una realidad y es que en efecto el impacto en el planeta que tiene la producción alimentaria actual es real. La industria ganadera por ejemplo, ha sido acusada como una de las principales responsables del cambio climático, esto a raíz de las grandes extensiones de tierra que necesita para poder tener una producción rentable (entre las tierras sembradas para la alimentación propia de los animales y las extensiones que ocupan los animales que serán destinados para el consumo humano), esto sumado a los emisiones de residuos y gas que generan los animales, sumado al transporte necesario en el proceso y las cantidades de agua necesarias para el riego y la alimentación. Según los datos de Hazteveg, la agricultura usa un 70% de las reservas de agua dulce.

También es necesario tener en cuenta que la actividad que desempeña contamina grandes cantidades de agua a través de los residuos ganaderos, los antibióticos y hormonas que se les proporciona y la cantidad de pesticidas que se usan para la alimentación del ganado. Para algunos, resulta mucho más beneficioso y responsable utilizar esas extensiones de siembra y esos litros de agua para alimentar directamente al ser humano, ya que se podrían alimentar a más personas utilizando menos agua, menos tierra y contaminando menos el entorno.

Por otra parte, cada vez son más los estudios que determinan que el consumo excesivo de proteína animal no es beneficioso para la salud. Según se desprende de un estudio realizado por la Universidad del Sur de California-Davis en una amplia muestra de adultos durante casi dos décadas y publicado en Cell Metabolism reseña que la dieta alta en proteínas durante la mediana edad provoca casi el doble de probabilidades de morir y cuatro veces más probabilidades de fallecer por cáncer. Sin embargo, la ingesta moderada de este tipo de proteínas es buena para las personas una vez superados los 65 años.

Las personas que comen muchas proteínas de origen animal, incluyendo la carne, la leche y el queso, también son más susceptibles a una muerte temprana, en general. Los amantes de la proteína analizados en este trabajo presentaban un 74% más de probabilidades de morir por cualquier causa durante el periodo de estudio que sus contrapartes, que ingerían cantidades más bajas de proteínas. También tenían varias veces más probabilidades de morir de diabetes. Los investigadores encontraron que las proteínas de origen vegetal no parecen tener los mismos efectos de mortalidad que las animales. Las tasas de cáncer y muerte tampoco parecen verse afectadas por el control de los hidratos de carbono o el consumo de grasa.

Algo que no se le puede negar al veganismo es su carácter ético, porque no se puede negar el hecho de que evidentemente el consumo de los animales representa la explotación de los mismos de muchas formas y maneras, generando una así una producción en masa, de la que se benefician las grandes empresas y compañías, que se encargan de matar, producir y distribuir muchos de los alimentos de proteína animal que consumimos diariamente, todo esto sumado a los efectos que puede tener sobre la salud de las personas, su consumo excesivo. Sin embargo, estamos hablando a la vez de una industria de la cual dependen cientos y miles de personas, en un mundo que constantemente enfrenta desafíos a nivel económico, esto sin tomar en cuenta las realidades de cada país que son absolutamente distintas. La hambruna es una realidad en el mundo, son millones de personas las que no tienen acceso a una alimentación balanceada por múltiples razones, principalmente la negligencia de los gobiernos al no poder garantizar este derecho tan básico en la vida de las personas.

Desde este tribuna creemos y respetamos los diferentes estilos de vida de cada quien: el único problema viene cuando se quiere imponerlo a los demás, sin saber si la persona realmente está dispuesta a asumir ese estilo de vida o si por razones de salud pueda o no hacerlo. Los datos están ahí para mostrar los pros y las contras, pero realmente es el libre albedrío el que al final determina todo. En este sentido, se puede decir que el veganismo aunque valioso, muchos lo han adoptado como una moda, pero aún así, no se puede negar hace su aporte para prolongar la vida en el planeta.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 4
    Me gustó
  • Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE