Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Style

Diet Prada responde a Dolce & Gabbana tras una demanda de 4 millones de euros por difamación

Tony Liu y Lindsey Schuyler. Fotografía: Camila Falquez/Reprodução/Business of Fashion
Words Carlos Turmero Reading 4 minutos

En 2018 Dolce & Gabbana canceló su desfile en Shanghái después de recibir una denuncia por parte de Diet Prada a raíz de una campaña publicitaria insensible, así como por los comentarios racistas del diseñador Stefano Gabbana. Internet arremetió contra la casa de lujo italiana mientras numerosas personas, incluidas las celebridades chinas, se pronunciaron sobre la controversia.

A principios de 2019, la marca presentó una demanda por difamación en un tribunal civil en Italia, acusando a Diet Prada de costarles ingresos y otras oportunidades a través de su información sobre el incidente. La demanda presentada por Dolce & Gabbana solicita EUR 3.000.000 (aproximadamente 3.6 millones de dólares) para la empresa y EUR 1.000.000 (aproximadamente 1.2 millones de dólares) para Stefano Gabbana a título individual por los daños ocasionados, según un comunicado de prensa compartido con Fashionista.

Publicidad

“Somos una pequeña empresa cofundada por una persona de color, tratando de hablar contra el racismo en nuestra propia comunidad”, Diet Prada se manifestó a través de Instagram para compartir unas palabras sobre la situación en curso. “La demanda argumenta que debemos ser responsables de la pérdida de ingresos y otros daños a Dolce & Gabbana y su cofundador Stefano Gabbana después de que criticáramos su campaña publicitaria de 2018”. Los cofundadores de la cuenta, Tony Liu y Lindsey Schuyler, continuaron explicando que la marca tuvo que cancelar un evento importante y emitió un vídeo de disculpa después.

Liu y Schuyler emitieron cada uno sus declaraciones sobre la demanda, ambos reseñados por Fashionista. Liu señaló su crianza como asiático-americano, con el dolor que conlleva el hecho de ser un ser ajeno a través de los estereotipos, que han conducido al racismo y la violencia, diciendo:

“Al crecer como persona de color en una ciudad predominantemente blanca, a menudo me he encontrado intimidada y sin palabras cuando me he enfrentado al racismo y la intolerancia. Haber cultivado Diet Prada como una plataforma en la que los estereotipos quedan al descubierto y las historias de la comunidad BIPOC en general salen a la luz, es una de las cosas de las que estoy más orgulloso”.

Schuyler mencionó su malestar no sólo como aliada de la comunidad asiática, sino como mujer ofendida por el tono misógino del mensaje de Dolce & Gabbana. “El descrédito y la denuncia de la prensa, las acusaciones de ‘fake news’ y una actitud general amenazante hacia los periodistas son un caldo de cultivo para el peligro y una pendiente resbaladiza hacia el extremismo”, dijo.

“Ahora es el momento de que las figuras públicas y las marcas respondan a la opinión pública y a las críticas de los medios de comunicación con acciones progresistas, no con demandas”.

Diet Prada presentó una respuesta a la demanda, al tiempo que lanzó una página de GoFundMe para ayudar a financiar la batalla legal. La cuenta de Instagram está siendo representada por la organización sin fines de lucro Fashion Law Institute de la Fordham School a través de un programa clínico pro bono. Su fundadora, Susan Scafidi, explicó que la misión del instituto es ayudar a quienes “trabajan para que la industria de la moda cumpla con altos estándares éticos, para defender el derecho a la libertad de expresión y para promover la diversidad, la equidad y la inclusión”, según WWD.

La defensa alega que, debido a la estructura internacional de Dolce & Gabbana (en la que opera con diferentes filiales en todo el mundo), ni la empresa italiana ni los propios diseñadores tienen derecho a reclamar daños y perjuicios. Explicando que el suceso incitante tuvo lugar en China, y que los lectores de Diet Prada se encuentran principalmente en Estados Unidos y otros países de habla inglesa, discuten el derecho de la empresa a demandarlos en Italia.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 5
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE