¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Politics

Después de 30 años, Chile inicia proceso histórico para reemplazar Constitución de Pinochet

Diputados reunidos en el senado ubicado en Valparaíso.
Words Carlos Molina

Las protestas en Chile están en su punto más álgido. Ya se cumple un mes de devastadoras manifestaciones que han dejado más de dos mil heridos y aproximadamente 20 muertos, con edificios saqueados e infraestructuras incendiadas. Debido a esto el partido de gobierno ha tenido una frenética jornada de negociación con la oposición que ha durado ya más de 24 horas para lograr un acuerdo que permita iniciar el proceso de una nueva constitución y dar respuesta a la demanda de la ciudadanía y permita que disminuyan las manifestaciones a nivel nacional.

Un día después de conmemorarse el primer año de la muerte de Camilo Catrillanca, asesinado en manos del Comando Jungla conformado por efectivos de Carabineros de Chile, el oficialismo ha logrado un acuerdo con la oposición, que consiste en un plebiscito de entrada en donde se consultarán dos cuestiones. La primera es si la población apoya un cambio constitucional; y la segunda propone dos mecanismos para el cambio de la Carta Magna: una es la convención constitucional compuesta en un 100% por ciudadanos elegidos para ese trabajo y la segunda es una convención mixta con un 50% de participación de parlamentarios y 50% de miembros electos para ese mismo fin. Además, cualquier acuerdo al que llegue la instancia que se creará requerirá el apoyo de 2/3 de sus miembros para su aprobación.

Vale la pena destacar que el nuevo texto constitucional que se redacte deverá ser aprobado por medio de un plebiscito ratificatorio que se llevará a cabo con voto obligatorio, 60 días después de entregada la propuesta. Sin embargo, el acuerdo establece que “en ningún caso este podrá realizarse 60 días antes ni después de una votación popular”.

La actual Constitución, en vigor desde 1980 y promulgada por el gobierno militar de Augusto Pinochet, ha sido enmendada en numerosas ocasiones. Sin embargo, no establece la responsabilidad del Estado de proveer educación y salud, dos demandas hechas por los millones de chilenos que han salido a las calles.

Los legisladores del Congreso Nacional de Chile acordaron el viernes celebrar el plebiscito en abril de 2020, tras horas de negociaciones entre la coalición gobernante y los partidos de la oposición. “Este acuerdo es un primer paso, pero es un primer paso histórico y fundamental para comenzar a construir nuestro nuevo pacto social, y en esto, la ciudadanía tendrá un papel protagónico”, dijo el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

En caso de ser necesario, las elecciones al órgano se celebrarán en octubre de 2020, coincidiendo con las elecciones regionales y municipales.

“Estamos felices de haber podido participar en un acuerdo que derrota la violencia”, dijo Jacqueline van Rysselberghe, líder del partido derechista Unión Democrática Independiente, el mayor partido de la coalición de gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Sin embargo, algunos actores políticos ven algunos problemas: “No quiero ser pájaro de mal agüero, pero, ¿qué pasa si mayoritariamente la gente rechaza la Constitución como quedó? ¿Qué pasa ahí?”, dijo el presidente de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahin, quien planteó qué pasaría en caso de que el plebiscito ratificatorio llegara a rechazar la nueva Carta Magna. “Se mantiene la actual Constitución vigente, porque al momento de promulgarse y publicarse la nueva Constitución se deroga orgánicamente la Constitución vigente”.

A continuación puedes revisar el acuerdo completo:

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde