¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Consumir este edulcorante común con carbohidratos podría dañar tu metabolismo, según estudio

Trata de evitar combinar carbohidratos con edulcorantes artificiales. Fotografía: Getty
Words mor.bo

El gusto es uno de los mejores sentidos que poseemos: pero no solo nos permite disfrutar de las delicias gourmet, sino que juega un papel muy importante en el mantenimiento de la salud, pues nuestra capacidad de probar sabores desagradables ha ayudado a los humanos a mantenerse alejados de plantas venenosas y de alimentos dañados durante miles de años. Además, el sabor también puede ayudarnos a mantenernos saludables de otras maneras, pues nuestra sensibilidad al sabor dulce permite que el cuerpo libere insulina en la sangre cuando comemos o bebemos algo dulce.

La insulina es una hormona clave cuyo papel principal es regular el azúcar en la sangre; pero cuando la sensibilidad a la insulina se ve afectada, pueden desarrollarse muchos problemas metabólicos, incluida la diabetes. Una nueva investigación encabezada por investigadores de la Universidad de Yale hizo recientemente un sorprendente hallazgo publicado en Cell Metabolism, que indica que el consumo de sucralosa (utilizada en edulcorantes, bebidas dietéticas y alimentos como el helado y el yogurt bajos en calorías, entre otros muchos alimentos) junto con carbohidratos puede aumentar el riesgo de aumento de peso y de diabetes tipo 2.

“Han habido muchos estudios sobre los edulcorantes artificiales, pero se le ha prestado poca atención a lo que sucede si se administran de forma aislada o se comen con otros alimentos”, dice la autora principal del estudio, la doctora Dana Small, profesora de psiquiatría, directora del Centro de Investigación de Dieta y Fisiología Modernas y directora de la División de Psiquiatría Nutricional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. El estudio sugiere que el consumo de sustitutos de azúcar con carbohidratos puede ser particularmente problemático, porque podría impedir la capacidad del cuerpo para metabolizar el azúcar, causando un aumento considerable en el nivel sanguíneo de glucosa.

Les explicamos: cuando se consumen carbohidratos, los niveles de azúcar (glucosa) e insulina en la sangre aumentan. La insulina transporta la glucosa a las células del cuerpo, donde se utiliza para obtener energía, y los niveles de glucosa vuelven a caer dentro de los límites normales. Pero en algunas personas, las células no responden (es decir, se vuelven resistentes a la insulina) y el cuerpo sigue fabricando insulina para reducir el nivel de glucosa. Con el tiempo, esta reacción puede provocar diabetes de tipo 2 y aumento de peso.

En el estudio, los investigadores observaron el efecto en el cuerpo y el cerebro de 45 participantes sanos que bebieron bebidas que contenían solo sucralosa, solo azúcar o una combinación de sucralosa y maltodextrina (un tipo de carbohidrato que tiene calorías pero no tiene sabor). Las bebidas que contenían solo sucralosa ni las que contenían sólo azúcar produjeron una respuesta anormal de la glucosa/insulina, pero la mezcla de sucralosa y maltodextrina sí lo hizo. Y en el cerebro, la combinación causó cambios que con el tiempo podrían alterar la forma en que el cuerpo maneja el azúcar.

¿Por qué son tan preocupantes los cambios desencadenados por la mezcla de sucralosa y carbohidratos? “No hay una respuesta sencilla a eso”, dice Small. “Pero cuando tu cuerpo no responde adecuadamente a la insulina, es probable que la produzcas en exceso, lo que puede sobrecargar tu páncreas. Es probable que también tengas altos niveles de azúcar en la sangre. Y la glucosa extra en tu cuerpo tiene que ir a algún lado”, señala. “Puede almacenarse en el hígado, lo que puede llevar a un hígado graso. O puede potencialmente dañar otros órganos, y conducir a prediabetes, enfermedades cardiovasculares, e incluso problemas cognitivos”.

Así que piénsalo mejor antes de tomarte una bebida dietética con una comida que contenga carbohidratos, o comer seguido alimentos que contengan tanto carbohidratos como sucralosa. De vez en cuando puede no ser un problema, pero te recomendamos que no lo vuelvas un hábito. La autora del estudio señala que “presumiblemente, con el consumo regular en una bebida, yogur dietético, cola dietética con papas fritas, se podría acumular fácilmente lo suficiente para ser un factor en la diabetes”, dice. Lo mejor que puedes hacer es tomar el refresco con azúcar, o mejor aún, sustituirlo por agua.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde