¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Perspectives

Conoce a Erwin Wurm, el artista austríaco que juega con la exageración y desfiguración en sus obras

"One Minute Sculpture". Fotografía: Instagram @erwinwurm
Words Carlos Turmero

A lo largo de la historia hemos escuchado a los artistas sin importar la rama en la que se desenvuelvan; música, cine, escritura, poesía, pintura, que la inspiración se manifiesta en diversas formas y que como si se tratara de una rutina de ejercicios, es un musculo que se debe trabajar constantemente para mantenerlo activo.

La musa no necesita que la apresuren, ella maneja sus tiempos y sus momentos para manifestarse ante un lienzo en blanco, una pared sin color, una canción sin letra, una escultura sin forma, un verso sin rima o un libreto sin historia.

Un común denominador entre todos aquellos que se dedican al arte en cualquier forma, es que siempre nombran a la cotidianidad como fuente infinita de recursos y de inspiración al momento de hacer cualquier creación, lo cual tiene mucho sentido, dado el carácter impredecible que tiene la vida misma, nunca sabemos que nos va a deparar.

Precisamente ese carácter impredecible ha sido el sello de un escultor austríaco, que en este lado del mundo quizá su nombre no nos resulte conocido en primera instancia, pero en su país y en toda Europa es uno de los mayores exponentes del arte, puntualmente en esculturas: Erwin Wurm.

Nacido en Austria en 1954, con estudios en la Academia de Artes Aplicadas de Viena y en la Academia de Bellas Artes de Viena entre 1979 y 1982, Erwin es famoso por el manejo intrínseco del humor en sus obras, y se ha destacado a lo largo de su carrera por resaltar lo extraordinario de lo cotidiano en sus esculturas. “[Para mí] el humor es esencialmente una manera de captar la atención de las personas, lo que al final da como resultado que la gente observe las cosas con mucho más detenimiento y cuidado”.

Ver esta publicación en Instagram

Urinal #sculpture #lehmannmaupin #artwork

Una publicación compartida por Erwin Wurm (@erwinwurm) el

Su serie One Minute Sculptures comenzó a hacerla en la década de los 80 y se ha extendido hasta el día de hoy debido al éxito que ha tenido en todo el mundo. En ella se plantea a sí mismo o a sus modelos en relaciones inesperadas con objetos que cualquier persona utiliza en su cotidianidad, logrando que el espectador se haga cuestionamiento constante sobre la definición de la escultura.

Como lo dice su nombre, Wurm le da a sus modelos las indicaciones para que las obras queden inmortalizadas en foto o video. Esta metodología también la aplica cuando se trata de una exposición pública, resaltando el caracter transitorio

Ver esta publicación en Instagram

Merry Xmas

Una publicación compartida por Erwin Wurm (@erwinwurm) el

Fat cars es otra de sus series que ha gozado de mucho éxito y reconocimiento a nivel internacional. En ella, Wurm reimagina y desfigura de manera deliberada diversos modelos de autos con cierto nivel status, esto de acuerdo a la cultura de masas. Para lograr este efecto, el artista utiliza espuma de poliuretano y espuma de poliestireno cubiertos con laca.

Si deseas ver en vivo y en directo las obras de este increíble artista, puedes ir planificando tus vacaciones bien sea a Nueva York para que veas su exposición en el Museo de Arte Moderno, a Londres en la Galería Tate, a Minneapolis en el Walker Art Center, o a su natal Viena en el Albertina, donde quizás (si tienes suerte) lo conozcas en persona.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde