¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Colombia: Medicina Legal confirma que Dylan Cruz murió por disparo del ESMAD

Personas rinden tributo a Dylan en el lugar donde le dispararon. Fotografía: El Ciudadano
Words mor.bo

Como parte de las investigaciones post-mortem realizadas en Colombia tras la muerte de Dylan Cruz, el joven estudiante de 18 años quien protestaba en Bogotá cuando recibió un disparo de un arma usada por los integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), la Fiscalía General de la Nación informó que el fallecimiento se había producido debido a las lesiones ocasionadas por el arma reglamentaria.

La directora del Instituto de Medicina Legal, Claudia Adriana García, dijo que “los hallazgos de necropsia permiten afirmar que la muerte del joven es secundaria al trauma craneoencefálico penetrante, ocasionado por munición de impacto, lo cual ocasiona severos e irreversibles daños a nivel del encéfalo”.

Tal como reporta El Tiempo, un equipo interdisciplinario de médicos especialistas forenses, patólogos y balísticos, quienes además de estudiar la historia clínica de Dylan Cruz, aplicaron el “protocolo de Minnesota”, recomendado por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para casos de ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias. La investigación reveló que Cruz recibió el imacto de una bala tipo “bean bag”, un “cartucho plástico de carga múltiple, con base de metal, en cuyo interior hay un kevlar, o saco de tela, que contiene entre 200 y 500 perdigones de plomo”.

García agregó que no la autopsia no reveló otros elementos fuera de la “ficha técnica de la casa fabricante”, así que no hay motivos para pensar que había sido una munición alterada. La investigación tambiién arrojó que el disparo fue de una escopeta calibre 12 de uso autorizado para el ESMAD, y que efectivamente ue una muerte violenta “en modalidad de homicidio”. Esto indica que ya se comenzará con el proceso contra el agente responsable del hecho, y si el disparo fue durante “un acto de servicio”, por lo que el caso pasaría a la justicia penal militar.

De lo contrario, la Fiscalía continuará investigando para determinar si fue un hecho doloso o culposo (sin la intención de causar la muerte del joven). De acuerdo con protocolos internacionales, este tipo de municiones deben dispararse al menos a 40 metros de distancia y por debajo del cuello. Vale la pena destacar que estos son los mismos balines cuyo uso se suspendió en Chile tras un informe de la ONG Human Rights Watch.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 5
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde