¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Colombia: Líderes sociales plantean nuevo diálogo con Duque y más movilizaciones

Lamentan la muerte de Dylan Cruz. Foto: CNN en Español
Words Michel Narváez

Luego de que finalizará un periodo de manifestaciones que dejó un saldo de cuatro muertos y decenas de heridos y detenidos en Colombia, se despertó un sentimiento social que sigue exigiendo un cambio radical para el país. Es por ello que, desde el fin de semana pasado, el Ejecutivo y voceros de los distintos sectores de la nación se han reunido para establecer medidas necesarias que beneficiarán a los colombianos. Sin embargo, no todos están contentos con dichas reuniones, y denuncian que algunos de los portavoces que están tomando puestos en la mesa de negociaciones ni siquiera formaron parte de la huelga nacional que se llevó a cabo el pasado jueves 21 de noviembre.

El Comité Nacional del Paro de Colombia, que reúne a sindicatos, estudiantes, indígenas y comunidades afrodescendientes, exigió que se tomen en cuenta los cupulos sociales que protestaron y que aún se mantienen en las calles exigiendo cambios sociales y propusieron un “diálogo incluyente, democrático y eficaz”, además de una nueva “gran jornada de movilización” que se llevaría a cabo el miércoles 4 de diciembre.

Jimmy Moreno, portavoz de la organización, manifestó que “creemos que la consigna en este momento es la siguiente: el paro sigue”. Además, el vocero señaló que, para las próximas movilizaciones, el Estado debe tener cuidado con la forma cómo trata a sus ciudadanos.

“Se debe garantizar el ejercicio del derecho a la protesta, y exigimos que se desmilitaricen las ciudades y cese toda acción violenta contra las movilizaciones pacíficas de la ciudadanía por parte de la fuerza pública y, en especial, del Esmad”.

Las recientes protestas que se llevaron a cabo en Colombia fueron devastadoras para la moral de la nación. Con un saldo de cuatro fallecidos, la muerte de Dylan Cruz, un joven de 18 años de edad que falleció en el hospital días después de que fuese agredido por funcionarios de la policía, además del suicidio del soldado Brandon Cely, que se quitó la vida por sufrir falacias en el Ejercito luego de que apoyara el paro nacional, extendieron una brecha en la sociedad y alertaron al mundo de la polarización y los problemas sociales de Colombia, un país donde la educación y la salud son virtualmente inaccesibles para los menos privilegiados y en donde las pensiones están en riesgo debido a las medidas de austeridad que aparentemente, el presidente, Iván Duque, se preparaba para anunciar.

Fueron precisamente dichas medidas de austeridad las que motivaron a los colombianos a salir a la calle: esa gota que derramó el vaso mostró la indignación de un país que, si bien ha vivido mejoras sociales y económicas en años recientes, también tiene medio a retrasar el proceso de paz y a quedarse atrás en cuanto al desarrollo social y financiero de la región.

Pese a los problemas que viven los colombianos, muchos sugieren que realizar otra jornada de huelga sería dañino para la economía del país, especialmente durante estas fechas festivas, mientras que otros aseguran que la única forma de que el país cambie es con nuevas leyes que incluyan educación gratuita, y que esto solamente se logrará con movilización de calle. Las opiniones divididas que se evidencian en las calles de las ciudades más grandes de la nación, además de los comentarios en redes sociales, muestran el nivel de polarización de Colombia; donde todos quieren cambios, pero pocos se ponen de acuerdo sobre cuales serán las medidas para llegar a ellos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde