NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

   

Regístrate en nuestra store y obtén un 20% OFF en nuestra merch exclusiva.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Colombia: Debate sobre la prohibición total del aborto divide al país

Dos mujeres protestan a favor del aborto en una escultura del artista Fernando Botero, en Medellín. Foto: F. Builes/Getty Images
Words Michel Narváez

Luego de que una mujer de 22 años de edad abortara tras siete meses de gestación, la sociedad colombiana vuelve a dividirse sobre el tema del aborto, con movimientos pro-vida oponiéndose a este procedimiento en su totalidad y con defensores de los derechos de las mujeres asegurando que el aborto es un derecho y debe volverse legal.

El debate que muestra la polarización de esta nación, motivó a la alcaldesa de Bogotá, capital de Colombia, Claudia López Hernández, a hacer un llamado a los legisladores del alto tribunal para que legalicen el aborto sin restricciones. Sin embargo, miembros del actual gobierno de Iván Duque también están influenciando al Parlamento del país para evitar que se legalice el procedimiento medico y de hecho, prefieren que el debate se realice en el Congreso, donde tienen un mayor numero de escaños.

Vale recordar que en Colombia, el aborto es legal, siempre y cuando se evidencie una malformación fetal, el embarazo sea resultado de violencia sexual, o cuando la continuación del embarazo constituya un peligro para la salud física o mental o para la vida de la mujer.

El caso de la mujer de 22 años de edad radicada en Popayán, al suroeste de Colombia, que abortó con 22 meses de gestación indignó a muchos colombianos, ya que el feto no estaba malformado y el embarazo tampoco ponía en riesgo su salud, sino que la joven aseguró que no se sentía mentalmente preparada para ser madre y que por ende, seguir con el embarazo podría afectar su salud mental. Adicionalmente, el aborto se realizó sin el consentimiento de la (ahora) ex-pareja de la mujer y el también padre del feto, Juan Pablo Medina, quien catalogó el acto como un “feticidio” y quiere que la mujer pague cárcel.

La senadora Maria del Rosario Guerra, cercana al ex-presidente Álvaro Uribe, y al actual mandatario de Estado, Iván Duque, quiere que a la mujer se le aplique todo el peso de la ley y aseveró que esta sería la única forma de que abortos de este tipo se vuelvan constantes. Guerra declaró lo siguiente:

“Aquí hubo un feticidio y duele en el alma, no puede ser que ahora la Corte Constitucional no tome en consideración a los padres. La vida es sagrada porque es un maravilloso don de Dios, nadie tiene el derecho a decidir sobre ella, en este caso, ni siquiera la madre, porque ambos — madre y nasciturus — son seres diferentes, con su propio código genético”.

Sin embargo, Marta Royo, directora ejecutiva de Profamilia, la entidad de salud privada que llevó a cabo el aborto, certificó que la mujer cumplía con una de las causales que permite la ley y por eso realizaron el servicio. En un comunicado que hicieron llegar al tribunal, donde también incluyeron sus puntos a favor para la despenalización total del aborto, Profamilia declaró lo siguiente:

“La Corte Constitucional determinó que no hay límites en la edad gestacional para la realización del procedimiento, por lo que las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) tienen la obligación de atender en todas las etapas del embarazo”.

Datos suministrados por el Instituto Guttmacher, una organización internacional que aboga por el derecho al aborto, muestran que se realizaron 400.000 abortos en Colombia y solo 322 se hicieron dentro del sistema legal. Sin embargo, esta cifra contrasta con datos formales que muestran que en Colimbia, se registran 16.878 abortos legales al año. Adicionalmente, el Ministerio de Salud de Colombia indicó que entre 2005 y 2017 murieron 828 mujeres por “causa básica de embarazo terminado en aborto”. También señalaron que en el 2019 se registraron 70 mujeres muertas por acceder a abortos en lugares ilegales.

Es precisamente esa última cifra la que motiva a varias figuras de autoridad en Colombia a hacer campaña por la legalización del aborto, entre ellas la misma alcaldesa López, quien en un comunicado dirigido al tribunal alto, enumeró una serie de obstáculos que deben afrontar las mujeres para abortar:

“La estigmatización es uno de los principales obstáculos sociales y culturales que deben enfrentar las mujeres. Por un lado, hay una fuerte discriminación hacia esta práctica y por el otro, sigue prevaleciendo el estereotipo de la maternidad como principal fin de la mujer”.

En Colombia, las mujeres que son señaladas de abortar de forma ilegal, pueden enfrentar hasta tres años de carcel. De hecho, según la fiscalía de ese país, entre 2005 y 2017 se registraron 2.290 mujeres criminalizadas por aborto y de ellas 502 eran menores de edad.

Sin embargo, nada oculta el hecho de que la polémica de este caso en Popayán tiene que ver con los 7 meses de gestación, tiempo en que miles de bebés nacen y son tratados en unidades neonatales.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE