CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coronavirus Perspectives

China aplica la censura para evitar propagación de información sobre el coronavirus

La verdadera cifra de muertes por el Coronavirus puede ser mucho mayor. Foto: El Confidencial
Words Michel Narváez

A un mes del inicio de la epidemia global del coronavirus, se han registrado alrededor de 490 fallecidos por esta influenza que, de acuerdo con autoridades sanitarias globales, se han evidenciado al menos 24 mil casos a nivel mundial. Por esta y otras razones, el Ejecutivo chino implementó una campaña propagandista que los ayudará a controlar su imagen ante el mundo, y también, han aumentado las técnicas de censura en su territorio.

El Gobierno chino, sin embargo, enfrenta uno de sus grandes enemigos: la prensa; y no solamente los medios internacionales, sino también los nacionales, ya que, esta semana, una revista de nombre Caijing, que se opone al Gobierno comunista de China, publicó un articulo llamado Fuera de las estadísticas, en el que explica que la cifra de muertos a causa del coronavirus es mucho mayor a los números que ha revelado el Ministerio de Salud del país asiático.

El articulo, que ya fue eliminado de la pagina web de la revista (en sus sitios en idiomas cantones e inglés) explicaba que solamente los pacientes más graves son admitidos en los hospitales, y que el resto debe volver a sus domicilios con la orden de someterse a una cuarentena estricta, y esperar. Los que mueren esperando no se incluyen en el recuento de víctimas.

La nota también se expande y detalla las técnicas de represión que han implementado los funcionarios para mantener a los ciudadanos de Wuhan a raya, las cuales se han esparcido por redes sociales en las últimas semanas, como se muestran arriba y abajo de este párrafo.

Hasta este punto, la crisis del coronavirus ha dejado de ser nada más una de salud y se ha convertido en una herramienta para los críticos del régimen comunista, así como también ha resultado ser el “tendón de Aquiles” para el Gobierno chino. El comentarista social Ma Tianjie en su blog Chublic Opinion, criticó la incapacidad del Ejecutivo de esa nación de contener el virus a tiempo y además, resaltó la destreza violenta con que intentaron reprimir a sus propios ciudadanos:

“En este clima, las élites gobernantes en China se vieron arrojadas de repente a un coliseo virtual en el que sus destrezas políticas se vieron puestas a prueba sin piedad. Y fracasaron de modo espectacular”.

Entretanto, Xi Jinping, el presidente de la República de China, ha dado a entender que imponerse al virus es una cuestión vital para el régimen y quien no cumpla su parte se verá duramente castigado. El mandatario incluso dijo a la agencia oficial de noticias china, Xinhua, lo siguiente: “es una prueba clave del sistema de China y su capacidad de gobierno”.

Las redes y los medios mostraron este fin de semana irregularidades en el reparto de donativos de máscaras y otro material protector. Entre las quejas, resaltaban denuncias en contra de la Cruz Roja china — un organismo estatal no afiliado con la Cruz Roja Internacional que cuenta con una pésima reputación de corrupción desde hace años — quienes, tras recibir los insumos destinados a los hospitales, en lugar de repartirlos, los desviaba hacia los altos cargos de la zona o centros médicos dudosos, lejos de la línea de frente contra la enfermedad.

Más de 20 países han confirmado casos del virus, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una emergencia sanitaria mundial, a varios gobiernos a instituir restricciones de viaje y a las aerolíneas a suspender los vuelos hacia y desde China. El coronavirus continúa propagándose por Singapur, Malasia y Tailandia, donde, el martes, se registraron nuevas infecciones que no fueron importadas de China.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde