¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Chile: Parlamento pide al Gobierno explicación sobre militar cumpliendo “labores de inteligencia” en marcha del 8M

Al militar le dieron una medida cautelar. Foto: La Tercera
Words Michel Narváez

El parlamento de Chile inició una investigación y pedirá al Gobierno de esa nación explicaciones de por qué un militar se encontraba realizando labores de inteligencia durante la marcha feminista del domingo 8 de marzo.

Todo inició cuando un militar que parecía fuera de servicio, fue arrestado durante la marcha en conmemoración al Día Internacional de la Mujer, que se llevó a cabo en la capital Santiago de Chile.

Lamentablemente, durante la marcha se evidenciaron algunos hechos violentos, los cuales terminaron en la aprehensión de varias personas, entre las cuales se encontraba Marcos Díaz Ibacache.

Díaz fue detenido en flagrancia por el porte de un arma cortopunzante y amenazas contra una manifestante que participaba en la marcha, de acuerdo con la versión de la Fiscalía.

Marcela Miranda, la persecutora de la Fiscalía Oriente, indicó que, al momento de ser interrogado, el funcionario afirmó que era parte de inteligencia de la institución castrense. Esta información también la confirmó su abogado defensor, Gonzalo Rodríguez, quien además añadió que el militar fue “agredido por una turba y por la posible víctima, mientras él estaba cumpliendo labores de inteligencia y vigilancia”.

Posteriormente, voceros del Ejército defendieron al castrense, alegando que fue agredido por un grupo de manifestantes, cuando este “se encontraba efectuando labores de seguridad militar con la finalidad de anticipar posibles ataques a cuarteles ubicados en la zona”. De hecho, portavoces del Ejército publicaron un comunicado en el que expresaron lo siguiente:

“La función que realizaba el miembro de la institución aludido, forma parte de las medidas que se han adoptado para anticipar y prevenir la ocurrencia de hechos que puedan afectar a las instalaciones militares, que custodian armamento y munición de guerra, algunas de las cuales su uso puede tener efectos letales que de ser sustraídas afectarían gravemente a los ciudadanos y la seguridad de la nación y cuya responsabilidad de resguardo recae en la propia institución”.

Por ende, Gabriel Ascencio, diputado y miembro de la Comisión de Defensa de la Cámara, envió un oficio al ministro Alberto Espina y al comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, para aclarar la situación. En una entrevista con un medio de comunicación chileno, Ascencio declaró que dicha estrategia de vigilancia a una marcha pacifica solamente muestra el descontrol del Gobierno y el Ejército.

“Ellos no tienen ninguna facultad para intervenir en el control del orden público o la prevención de delitos, porque eso corresponde exclusivamente a Carabineros y la Policía de Investigaciones… Que el Ejército salga ahora a defender al personal que ellos mismos enviaron a infiltrar a la marcha de las mujeres, ya parece que estuviesen todos fuera de sí”.

Ascencio también aseveró que “aquí hay una serie de irregularidades, yo no entiendo si el ministro de Defensa tenía idea de esto o si son decisiones propias del alto mando. Cómo va a ser que anden buscando información portando armas blancas y atacando mujeres, es inconcebible”.

El diputado también explicó que, de llevarse a cabo este tipo de operaciones secretas, el militar debe “contar con una autorización judicial” antes de “realizar estos operativos”.

“No puede ser que en este país las instituciones se manden solas, yo sé que eso obedece a que estamos frente a un desgobierno, no existe un gobierno, y que las autoridades civiles de este Gobierno no son capaces de cumplir con sus deberes, pero no acepto que cualquier persona uniformada crea que pueda hacer lo que se le ocurre en este país, con clara infracción a nuestra ley y a nuestra Constitución”.

Entretanto, el diputado de Revolución Democrática Jorge Brito, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara, apuntó que “los agentes de inteligencia de las Fuerzas Armadas pueden operar solo cuando hayan amenazas externas a la seguridad del país, todavía no sabemos cuál es la amenaza externa que tanto ha dicho el Presidente”.

“Un buen agente de inteligencia siempre le va a preocupar proteger a su gente, y en ese entendido, un buen agente de inteligencia debiera estar preocupado de las amenazas que Carabineros realiza a sus compatriotas”.

Díaz, quien fue imputado durante el lunes y quedó con la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima durante los 120 días de investigación, ejercía labores secretas estando de civil, en las cercanías de Plaza de la Dignidad, diámetro en el cual no se encontraría ningún cuartel o edificio militar que contara con las características para ser resguardado.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde