NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

   

Regístrate en nuestra store y obtén un 20% OFF en nuestra merch exclusiva.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Canadá ayuda a combatir la adicción con una máquina expendedora de opioides

La máquina solamente dispensa cada dos horas y cuatro veces por día a cada paciente. Foto: CTV News Vancouver
Words Michel Narváez

Canadá, junto a los Estados Unidos, son dos de los pioneros de la salud en muchas ramas, a diferencia de que, en Canadá, la salud es gratuita y el gobierno invierte miles de millones de dolares para la prevención de enfermedades. Sin embargo, el país más al norte del continente americano también enfrenta una epidemia mortal: la adición a los opioides, lo cual han afrontado con diligencia y tecnología: instalando máquinas dispensadoras ambulantes en todo el país.

La región de British Columbia, la provincia más occidental de Canadá, es una de las más afectadas, ya que es donde se concentra la mayor cantidad de adictos a los opioides. De hecho, allí, según cifras oficiales, más de cinco mil personas perdieron la vida desde 2016 por sobredosis.

Adicionalmente, las cifras también muestran que el 80% de los decesos estaba relacionado con el fentanilo, un fuerte analgésico que ha resultado ser altamente adictivo y que además es 50 veces más potente que la heroína. Pero, ¿de dónde viene este problema? Para entender un poco más la epidemia, debemos comprender qué papel juegan los opioides, y quien mejor que Mark Tyndall, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de British Columbia para explicar lo que ocurre:

“En las comunidades trabajadoras, lo obreros son más propensos a sufrir lesiones que provocan dolor y por ende, muchos médicos recetan medicinas como el fentanilo, que son eficientes pero altamente adictivos”, asegura. “Es por eso que establecimos MySafe, un proyecto piloto que consiste en una máquina que dispensa hidromorfona, un medicamento alternativo a la heroína”.

De acuerdo con Tyndall, el equipo electrónico inteligente escanea la palma de las manos de los usuarios para verificar su identidad y luego los pacientes deben responder algunas preguntas en la pantalla, por ejemplo, saber cómo se sienten físicamente, y luego reciben una caja con la dosis de hidromorfona en forma de tabletas. Los pacientes tienen acceso a este servicio un máximo de cuatro veces por día y solamente cada dos horas. De hecho, el dispensador automático solo funciona 12 horas al día, de 8:00 am a 8:00 pm y solamente le dispensa a personas que hayan tenido episodios de sobredosis a causa del fentanilo. Tyndall añadió lo siguiente:

“Hay dos puntos respecto a este suministro seguro. El primero es, obviamente, el fentanilo que causa muertes. El otro es ofrecer un medicamento con una dosis conocida para que la persona no sufra una sobredosis”.

La máquina está instalada en un edificio de la calle Hastings de Vancouver, en el corazón del Downtown Eastside, el barrio más afectado por los opioides.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE