¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Buscan al hijo de “El Chapo” Guzmán en Sinaloa luego de que lo soltaran tras un intento fallido de arresto

Ovidio Guzmán López Foto: AFP
Words Michel Narváez

Los cuerpos de seguridad de México están enfocados en encontrar a Ovidio Guzmán López — el hijo del narcotraficante más notorio de los últimos años, Joaquín “el chapo” Guzmán — quien se presume se encuentra en el estado de Sinaloa, acompañado de otros asesinos a sueldo quienes lo protegen.

Por esta razón, el gobierno de México envió alrededor de 400 militares a Culiacán, la capital de Sinaloa, donde creen que se encuentra escondido el heredero del Cartel de Sinaloa, aunque expertos aseguran que ya debe haberse fugado de dicha provincia.

Se cree que el hijo de “el chapo” fue brevemente detenido el jueves pero que fue liberado luego de que mercenarios armados del Cartel de Sinaloa arremetieran violentamente en varias partes de la ciudad, cerrando carreteras y amenazando con represalias a civiles si Guzmán López no era liberado.

Gobierno mexicano atrapa al hijo de El Chapo y después lo libera por presión del Cartel de Sinaloa

El hecho ocurrió luego de que la DEA y el Ejercito mexicano ejecutaran un operativo para arrestar y extraditar al hijo de “el chapo” a los Estado Unidos. El operativo falló y Gumán López quedó en libertad.

Durante dicho operativo, varios presos de la prisión de Aguaruto, que está ubicada en las afueras de Culiacán, también huyeron. Se estima que sean alrededor 51 reos.

Conseguir al hijo de “el chapo” será una tarea casi imposible, ya que en las calles de la ciudad se encuentran medio centenar de prisioneros, la mayoría acusados de delitos de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército — un cargo común en los casos en contra de la delincuencia organizada — además de secuestradores, homicidas y ladrones de bancos.

La cultura del narcotrafico se extiende en esta zona desde hace varias décadas y los habitantes prefieren no colaborar con las autoridades para evitar ser castigados severamente y hasta mortalmente por los integrantes de los carteles que dominan el área.

Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México, fue criticado por la oposición del país por permitir la fuga de estos presos y dio declaraciones después del hecho en las que se mostró poco preocupado por la estabilidad de la zona. Además, aseguró que no tenía conocimiento previo del operativo a gran escala que se realizaría en esa prisión.

AMLO también reconoció, durante una rueda de prensa llevada a cabo el viernes pasado, que apoyó la decisión de su gabinete de seguridad de liberar a Guzmán López para proteger la seguridad y la paz de la entidad, ya que “no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas”.

Sin embargo, los mayores críticos del acontecimiento son los mismo residentes del estado de Sinaloa, quienes aseguran que, entre las personas más peligrosas que se fugaron, se encuentran dos convictos por agresiones en contra de mujeres.

Uno de ellos, el más notorio, es Édgar Bladimir Armenta, un joven de 22 años de edad acusado de haber asesinado a su pareja, Diana Giselle, de 19 años de edad (quien estaba embarazada de cuatro meses) el 22 de septiembre de este año. Este caso conmosionó a la comunidad, ya que la muerte de Giselle acaparó los medios locales por varios meses.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde