CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Photography Style

Brooke Candy: Una bitácora NSFW en 35mm de una baby-hustler rapera en látex y glitter

Fotografía: Brooke Candy
Words mor.bo

Ya tenemos unos cinco años escuchando sobre Brooke Candy: cantautora, transgresora, rapera. Tiene 27 años y podría decirse que ha hecho de todo: desde trabajar con su padre en la revista para adultos Hustler, ser la asistente de la fashionista Rachel Zoe, hasta conseguirse un empleo de stripper en Hollywood.

Sin embargo, además de la música una de sus pasiones siempre ha sido la fotografía. Pero dejando atrás las comodidades del medio digital: le gusta más el formato analógico de 35 milímetros, en donde mueve manualmente el rollo de película hasta el final. Un día cuando tenía apenas 21 años, llamó al mismísimo Larry Flynt para pedirle trabajo como fotógrafa, pero al final terminó decorando vitrinas de tiendas para adultos.

Desde los 12 años ha estado rodeada de drogas e imágenes de sexo, y luego de pasar hace un par de años por un período de rehabilitación, vuelve a la carga este año con su primer álbum de estudio, sin dejar de compartir sus retratos analógicos en Tumblr.

Captura lo que la rodea; a su pareja, a sus amigos, noches interminables desde Los Ángeles en drag, con las nalgas al aire o vomitando en tiendas de lujo. Desnudos que suceden después de un par de tragos. Sus fotos son una especie de diario rebelde, lo que tal vez existiría en un Instagram de papel, como una bitácora borrosa y desenfocada de las horas en que los demás duermen. Momentos íntimos con glitter, flecos y labial rojo.

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

Fotografía: Brooke Candy

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 8
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 13
    Lo amé
  • Me deprime
  • 5
    WTF!
  • 2
    Me confunde