CLOSE
Follow 🔥
¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Perspectives Photography

Brian Griffin, el fotógrafo surrealista que capturó 40 años de retratos al estilo film noir

George Melly. Fotografía: Brian Griffin
Words mor.bo

Brian Griffin es un ícono del retrato británico: con más de cuarenta años de carrera, ha tenido el privilegio de fotografiar a algunas de las personalidades más influyentes de ese país: de Margaret Thatcher a Iggy Pop, desde Damien Hirst a Vivienne Westwood. Su trabajo es visualmente impactante, con un inteligente uso del flash, una estética sencilla pero que se queda marcada en la mente por su originalidad, y con una inspiración clásica que hace que sus fotos tengan una calidad cinematográfica.

Griffin comenzó su carrera haciendo retratos corporativos para la revista Management Today a principios de los 70, la revista que cautivó al mundo editorial, combinando una editorial impactante con un diseño innovador. Creciendo y trabajando en la zona industrial de Inglaterra, esto influyó en Griffin para definir su estética e instalar emociones y personajes reales en la gente frente a su cámara, ambientando escenas y forjando su propio lenguaje visual imaginativo y único.

"Rocket Man in Dungeness, 1979". Fotografía: Brian Griffin
“Rocket Man in Dungeness, 1979”. Fotografía: Brian Griffin
"Museum of Cosmonautics, Moscow, 1974". Fotografía: Brian Griffin
“Museum of Cosmonautics, Moscow, 1974”. Fotografía: Brian Griffin

Gran parte de su trabajo, que a menudo representa a trabajadores y comerciantes, parece meticulosamente escenificado, aunque honesto y lleno de emociones. La obra de Griffin transforma los lugares de trabajo en escenarios y sus sujetos en actores. Como uno de los fotógrafos de retratos más influyentes de Gran Bretaña, logró un reconocimiento temprano por su trabajo en las décadas de los 70 y 80, desarrollando un estilo que desde entonces se denomina Realismo Capitalista.

En ese entonces, parece haber fotografiado a todo el mundo: desde llamativa presencia de Iggy Pop hasta la efervescencia etérea de Kate Bush; pasando por Depeche Mode, Siouxsie Sioux, Elvis Costello y Ultravox, entre otros en lo que respecta a la fotografía musical, esas dos décadas en particular fueron una mina de oro visual y deslumbrante.

Portada del álbum "Dazzle" (1984) de Siouxsie Sioux. Fotografía: Brian Griffin
Portada del álbum “Dazzle” (1984) de Siouxsie Sioux. Fotografía: Brian Griffin
Portada del álbum "Construction Time Again" (1983) de Depeche Mode. Fotografía: Brian Griffin
Portada del álbum “Construction Time Again” (1983) de Depeche Mode. Fotografía: Brian Griffin
Portada del álbum "Soldier" (1979) de Iggy Pop. Fotografía: Brian Griffin
Portada del álbum “Soldier” (1979) de Iggy Pop. Fotografía: Brian Griffin

En su renombrado estudio y armado con una tenacidad habitual que lo vio intentar cualquier cosa al menos una vez, Griffin fotografió de todo: portadas de álbumes, de sencillos, fotos de prensa y posters. Si una banda necesitaba una ayuda a la hora de elegir su imagen, Brian Griffin era su hombre.

“Lo único que me molesta es que nunca llegué a fotografiar a The Smiths, o ciertamente a Joy Division, Dios mío. Me gustaría haber fotografiado a Pere Ubu. ¡Pere Ubu! Pero ah, Joy Division, habría dado mis dientes por tomarle fotos a Joy Division. Tenían grandes fotógrafos, la gente que trabajaba para ellos, pero me hubiera encantado tener a ese grupo”.

Griffin siempre quiso capturar emociones reales, a veces turbulentas, que se pueden ver en sus fotografías. Para capturar esto en las expresiones de sus modelos ha intentado muchos trucos, como jugar al encantador fotógrafo amateur o incitando a sus sujetos con malicia. Sin embargo, pese a que tiene imágenes famosas con músicos, su práctica es más que eso.

"Bureaucracy, London, 1987". Fotografía: Brian Griffin
“Bureaucracy, London, 1987”. Fotografía: Brian Griffin
"Big bang broadgate, London, 1986". Fotografía: Brian Griffin
“Big bang broadgate, London, 1986”. Fotografía: Brian Griffin
"Carpenter in Broadgate, London, 1986". Fotografía: Brian Griffin
“Carpenter in Broadgate, London, 1986”. Fotografía: Brian Griffin

Estudió en la Escuela Politécnica de Fotografía de Manchester, donde descubrió por primera vez una multitud de movimientos artísticos para influir en su obra. La obra de Brian se inspira en influencias tan diversas como las de los maestros del Renacimiento, hasta el simbolismo y el surrealismo, con la iluminación film noir que a menudo se utiliza en conjunción para sus imágenes.

Las fotografías favoritas de Griffin se remontan a momentos más oscuros de su vida, como el fallecimiento de su padre a causa de un cáncer de pulmón, causado por años de trabajo en una fábrica. Al comprender mejor los antecedentes de sus sujetos, como por ejemplo aprender sobre las malas condiciones de trabajo de los trabajadores industriales, sus fotografías se volvieron increíblemente realistas y vívidas. Sus experiencias personales inspiraron directamente algunas de sus famosas fotografías, como sus conocidos retratos de comerciantes besando sus herramientas, en los que son vistos elevados a un estatus diferente, casi real, a través de sus poses.

“Utilizo sobre todo las bellas artes y especialmente la pintura como inspiración. Hago una peregrinación mensual para ir a ver a los Rembrandts a la National Gallery de Londres, y me fascinan los pintores renacentistas de finales del siglo 19 y principios del 20. Además, camino por todas partes y miro a todos y todo. La música también evoca imágenes y atmósfera, y me parece muy cinematográfica. Principalmente colecciono música electrónica, pero escucho algo de folk americano e inglés. Las letras a menudo me hacen pensar en las raíces e inspiraciones de una banda, y de dónde vienen. La música puede generar imágenes”.

Su trabajo es siempre cautivador y trasciende las fronteras entre una simple foto y una obra de arte. Aunque es un hombre muy ocupado, siempre tiene un consejo para jóvenes artistas: “Tienes que estar preparado para sacrificarte por la fotografía de muchas maneras. Es una carrera precaria y hay que amarla y apasionarse por ella. Es muy difícil vivir de la fotografía, así que Hay que tener una actitud firme al respecto: hago fotografía porque no hay nada más que quiera hacer, y no hay nada más que sienta que pueda hacer”.

"St Pancras, Left Luggage, London, 1973". Fotografía: Brian Griffin
“St Pancras, Left Luggage, London, 1973”. Fotografía: Brian Griffin
"Sliced Bread, 1985". Fotografía: Brian Griffin
“Sliced Bread, 1985”. Fotografía: Brian Griffin
Ballroom dancing championships, Blackpool, 1972". Fotografía: Brian Griffin
Ballroom dancing championships, Blackpool, 1972″. Fotografía: Brian Griffin

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 4
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 12
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde