CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Australia: 6 claves para comprender la gravedad de los incendios que podrían mantenerse durante meses

Un camión de bomberos es visto durante un incendio forestal cerca de Bilpin a 90 kilómetros al noroeste de Sydney. El estado más poblado de Australia, Nueva Gales del Sur, declaró un estado de emergencia de siete días, ya que las condiciones opresivas avivaron unos 100 incendios forestales. Fotografía: Mick Tsikas/AP
Words mor.bo

Las temperaturas récord y los meses de sequía severa han alimentado una serie de incendios forestales masivos en toda Australia. Los incendios, que arden desde septiembre, se han intensificado durante la semana pasada, y varias ciudades han sido evacuadas. Se prevén altas temperaturas y fuertes vientos para el fin de semana, lo que aumenta el riesgo de más incendios.

Hasta ahora han muerto 20 personas — incluyendo tres bomberos voluntarios — y se han quemado alrededor de seis millones de hectáreas (60.000 km2 o 14,8 millones de acres) de arbustos, bosques y parques. El daño a la fauna también ha sido devastador: se calcula que 500 millones de animales han perecido en los incendios, y hasta que estos culminen, no se sabrá a ciencia cierta si algunas especies desaparecieron para siempre.

Para los científicos, esta catástrofe es prueba fehaciente de que el cambio climático será cada vez más extremo, y aunque el conservador primer ministro australiano se niega en “politizar” el tema, diciendo que una cosa no tiene nada que ver con la otra, los hechos nos van demostrando que desastres como este se harán más comunes.

A continuación, algunas claves para entender lo que sucede actualmente en Australia.

Las condiciones climáticas exacerban el problema

Los incendios forestales se han alimentado por la prolongada sequía y la deforestación, así como por el clima seco estacional que afecta al país austral cada verano. En la costa este de Nueva Gales del Sur, más de 100 incendios se produjeron apenas este miércoles. Aunque las temperaturas se han enfriado un poco, se prevé que las condiciones empeoren para el fin de semana: se espera que las temperaturas alcancen los 40°C en gran parte del país.

Se esperan al menos tres meses más de clima cálido

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, advirtió que la crisis continuará hasta que el país reciba una “lluvia decente. De hecho, el humo es tan peligroso, que la capital de la nación, Canberra, está actualmente clasificada como la peor del mundo en el índice de calidad del aire, e incluso el humo también se ha propagado a través del Mar de Tasmania hacia Nueva Zelanda.

Las muertes y la destrucción continúan aumentando

La cifra de muertos aumentó a 20 personas esta semana miércoles después de que se encontraran tres cuerpos más en el Lago Conjola, en la costa sur de Nueva Gales del Sur, y varias personas más figuran como desaparecidas. Más de 175 casas han sido destruidas por los incendios más recientes, y tan solo en Nueva Gales del Sur, más de 400 casas desaparecieron con el fuego. En toda Australia, más de 6 millones de hectáreas de tierra se han quemado y más de 1,400 hogares han sido destruidos en los últimos meses.

Se cree que casi 500 millones de animales han muerto

Los incendios también han sido devastadores para la vida silvestre del país. Los ecologistas de la Universidad de Sydney estiman que se han matado alrededor de 480 millones de animales. Hasta el 30% de la población de koalas en la costa norte de Nueva Gales del Sur puede haber muerto, dijo el ministro de Medio Ambiente de Australia, Sussan Ley, a la Corporación Australiana de Radiodifusión. La región es conocida por su población de koalas.

“Hemos perdido miles, miles de koalas, miles de tantas otras especies,” dijo Cheyne Flanagan, director del Hospital de Koala en Nueva Gales del Sur, a ABC News. Flanagan dijo que su hospital ha acogido a docenas de koalas que se habían quemado o habían perdido su hábitat. “Este es el peor evento que este país ha visto jamás. Sin duda, horroroso”, dijo. Los incendios también hacen que los koalas sean más susceptibles a ciertas enfermedades, lo que podría poner en mayor peligro a sus poblaciones, “Con la sequía, no hay humedad en las hojas de eucalipto. No hay agua subterránea, así que se están muriendo de deshidratación, quemaduras y enfermedades”.

Miles de residentes y turistas han tenido que evacuar

Más de 30.000 personas han recibido órdenes de evacuar los lugares de vacaciones más populares del país. Las autoridades de Nueva Gales del Sur ordenaron a los turistas que abandonaran una zona a lo largo de la costa sur el día de ayer luego de que se emitiera un estado de emergencia en la región. Mucha gente se dirigió a las playas, incluso en aguas poco profundas, para evitar las llamas.

Unos 4.000 australianos que no pudieron escapar debido al cierre de las carreteras se refugiaron en la playa de la ciudad de Mallacoota en la víspera de año nuevo. Los estacionamientos de gasolineras y los clubes de surf se transformaron en áreas de evacuación, ya que aquellos que no tenían a dónde ir se vieron obligados a dormir en sus autos. Las evacuaciones han causado paros de tráfico, escasez de gasolina y agotamiento de las existencias en los supermercados.

La responsabilidad del gobierno

Morrison y su gobierno conservador han estado recibiendo críticas por no hacer lo suficiente para mitigar el fuego: residentes y activistas tienen semanas pidiéndole a Morrison que promulgue políticas para combatir el cambio climático, pero el primer ministro se ha negado a reducir la industria del carbón del país, afirmando que “no hay que politizar” la conversación sobre los incendios: Australia es el mayor exportador mundial de carbón y gas natural licuado.

Esta semana, Morrison fue confrontado por residentes enojados mientras recorría la ciudad de Cobargo en Nueva Gales del Sur: en la ciudad de Quaama, un bombero del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur se negó a estrechar la mano de Morrison, quien eliminó presupuesto para los bomberos recientemente. Buena parte de las personas que se encuentran ayudando a combatir el fuego son voluntarios, pues el cuerpo de bombertos no se da abasto.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 8
    Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde