Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art

Así fue como este “McJesus” terminó causando violentas protestas en Israel

"McJesus" de Jani Leinonen. Fotografía: Vilhelm Sjöström / Zetterberg Gallery
Words mor.bo

Pese a que estamos en el año 2018 del siglo 21, parece que combinar el arte, la religión y el comentario social en una misma obra parece ser demasiado hardcore para ciertas personas: por ejemplo, el Piss Christ de Andrés Serrano siempre termina siendo vandalizada en todas sus reencarnaciones; la exhibición Queermuseu (con algunas piezas religiosas y LGBTQI+) en Brasil debió ser cancelada por protestas de grupos evangélicos; y hasta la artista del performance Deborah de Robertis es vista como un bicho raro por ser una virgen nudista en el santuario de Lourdes.

Esta semana, sin embargo, el escándalo fue causado por la pieza McJesus del artista finlandés Jani Leinonen, que forma parte de una exhibición llamada Sacred Good en el Museo de Hafa de Israel desde el pasado mes de septiembre, que analiza la religión y la fe a través del lente del consumismo. El museo describe la pieza como una manera de “abordar la colaboración entre los sistemas religiosos y la cultura del consumidor”, por lo que McJesus muestra a Jesucristo como Ronald McDonald, y al parecer, la gente se dio cuenta de la existencia de la pieza tres meses después de estar exhibida.

El pasado viernes se dieron enfrentamientos violentos entre cientos de cristianos árabes y la policía en Haifa luego de una protesta por la obra de arte. Las autoridades dijeron que tres oficiales de policía necesitaron tratamiento médico luego de ser heridos en la cabeza, y que los manifestantes lanzaron piedras después de que se les impidió ingresar al Museo de Arte de Haifa para retirar la obra. La policía debió usar gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento para dispersar a los manifestantes, cuya protesta le siguió al lanzamiento de una bomba incendiaria contra el museo el pasado jueves.

La ministra de Cultura de Istrael, Miri Regev, le envió una misiva al director general del museo pidiendo que la obra de arte fuera removida de la exhibición. En la carta, la Regev dijo que había recibido “muchas quejas por ofensas graves causadas a los sentimientos de la comunidad cristiana” debido a la obra de arte.

“El desprecio por los símbolos sagrados para las religiones y para muchos creyentes en todo el mundo como un acto de protesta artística es ilegítimo y no se puede exhibir en una institución cultural apoyada por fondos estatales”.

De hecho, dijo que el apoyo oficial para el museo podría ser afectado por la exhibición. Como respuesta, la Asociación para los Derechos Civiles en Israel respondió a la ministra en un artículo del diario Haaretz, afirmando que la amenaza de la ministra de retirar el apoyo del gobierno al museo es infundada, pues la ley israelí de presupuesto no incluye en ninguna parte cláusula alguna sobre la prohibición de contenido ofensivo por razones religiosas, y que la carta era simplemente un llamado a la censura.

Después de la protesta, el Museo Haifa anunció que su director, Nissim Tal, acordó poner un letrero de advertencia de contenido potencialmente ofensivo en la entrada de la exhibición. Pero lo más impactante de todo, es que el mismo artista había pedido que su obra no formara parte de la muestra, pues forma parte del Movimiento BDS.

“Me uní al movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS), que defiende el simple principio de que los palestinos tienen los mismos derechos que el resto de la humanidad. Israel usa abiertamente la cultura como una forma de propaganda para blanquear o justificar su régimen de ocupación, colonización de colonos y apartheid sobre el pueblo palestino. Por eso no quiero ser parte de esta exposición, y las noticias sobre las manifestaciones me llegaron como una sorpresa desconcertante, particularmente porque mi trabajo está en la exposición en contra mis deseos”.

Leinonen es conocido por usar imágenes corporativas en su trabajo, que a menudo critica al capitalismo. Fue uno de los artistas que aparecieron en el parque temático Dismaland de Banksy en 2015, con una exhibición de cajas de cereales subversivas que parodian a las hojuelas de maíz y arroz crujientes de Kellogg’s.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 3
    Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More