¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Style

Así es como las YEEZY de Kanye West evolucionaron para convertirse en zapatillas de culto

Kanye West con sus Yeezy. Fotografía: Jamel Toppin/Forbes
Words Mirangie Alayon

En el track Facts de Kanye West de su álbum de 2016 The Life Of Pablo, rapea Yeezy, Yeezy, Yeezy just jumped over Jumpman, una referencia a cómo había superado a Michael Jordan en el negocio de las zapatillas deportivas. Estés de acuerdo o no con la afirmación, no hay duda de la marca ha cambiado juego del sportswear para siempre. Si bien la precisión de West lo convirtió en uno de los músicos más populares del mundo, al igual que con Michael Jordan en la década de los 90, la clave de su riqueza proviene de los zapatos deportivos.

Su línea de zapatos Yeezy, que lanzó con Nike en 2009 y luego llevó a adidas en 2013, tiene al imperio de Jordan en la mira, tanto en términos de influencia cultural como de destreza comercial. La línea Jordan hace aproximadamente 3.000 millones de dólares en ventas anuales; y se espera que West supere los 1.500 millones de dólares en 2019… y siga creciendo.

Los inicios

El Kanye West x BAPE ‘Dropout Bear’ Bapesta de 2006. Fotografía: BAPE
El Kanye West x BAPE ‘Dropout Bear’ Bapesta de 2006. Fotografía: BAPE

La obsesión de West por el diseño se remonta a su pasión por la música. Nacido en Atlanta y criado en Chicago, a menudo se metía en problemas como estudiante de secundaria por dibujar zapatillas en clase. Cuando la madre de West, una profesora universitaria, lo llevó a ver la película cyberpunk japonesa Akira, encontró inspiración en las formas y las paletas de colores del filme; y su padre, un ex Pantera Negra, lo llevaba a exposiciones de automóviles, donde se obsesionó con el Lamborghini Countach. “Hay un poco de Lamborghini en todo lo que hago”, dice West. “Yeezy es el Lamborghini de los zapatos”.

Su fama le dio la oportunidad de volver a su primer amor: las zapatillas deportivas. En 2007, creó un zapato para la empresa japonesa de ropa A Bathing Ape, con el logo de un osito de peluche que apareció en algunas de sus primeras portadas. Fue un comienzo, y cultivó a un grupo de amigos de la industria de la moda como Hedi Slimane, quien le dijo a West que tenía futuro en el negocio. Así, Kanye tuvo la confianza para sacar un bloc de notas cuando se encontró en un avión con el director ejecutivo de Nike, Mark Parker, poco después. “Cuando me vio dibujar, dijo: ‘Este tipo es interesante, hagamos un zapato con él'”.

Yeezy nació luego de una reunión de West con el diseñador de Air Jordan, Tinker Hatfield, y a mediados de 2008, el rapero ya tenía los prototipos de su propio Air Yeezy en el escenario, y su primera línea de producción un año después. El hip-hop se ha relacionado con las zapatillas deportivas casi desde que nació el género, desde los adidas de Run-D.M.C. a mediados de la década de 1980 hasta los Reebok de Jay-Z y 50 Cent dos décadas más tarde. Sin embargo, West fue el primero en hacerlo con Nike a la altura de una superestrella de la NBA.

Uno de los tres modelos creados por Kanye West junto a Louis Vuitton. Fotografía: Louis Vuitton
Uno de los tres modelos creados por Kanye West junto a Louis Vuitton. Fotografía: Louis Vuitton

Tres años después, Kanye se adentró en el mundo de la alta costura y tuvo la oportunidad de colaborar con la casa de moda francesa Louis Vuitton. Ye y LV trabajaron en un trío de siluetas muy diferentes: Don, Mr. Hudson y Jasper, cada uno en tres colores distintos, y construidos con materiales de primera calidad, que le dieron a West el impulso que necesitaba para lanzarse en solitario con su marca.

El boom del Air Yeezy

Kanye West en los Grammy 2008 con sus primeros Air Yeezy. Fotografía: Sole Collector
Kanye West en los Grammy 2008 con sus primeros Air Yeezy. Fotografía: Sole Collector

En el 2008, comenzó la era Air Yeezy. Hecho en colaboración con Nike, el calzado debutó en los Premios Grammy 2008, y presentó una suela semi translúcida, cubierta negra y candado en carmesí brillante, que hizo vibrar a la comunidad de las zapatillas deportivas: de hecho, muchos creen que el Air Yeezy fue la base sobre la que se construyó la cultura de los hypebeasts. Aunque el Air Yeezy Grammy nunca fue lanzado al público, abrió el camino hacia el Air Yeezy I, que fue seguido tres años más tarde por una segunda generación, que convertía a los zapatos en algo un poco más casual.

El codiciado Yeezy Red October. Fotografía: Legend Sneaker
El codiciado Yeezy Red October. Fotografía: Legend Sneaker

Poco después, el codiciado Red October salió a la venta, y sigue siendo uno de los más buscados por los coleccionistas, no solo por su color y diseño increíbles, sino porque también marcó el final de la colaboración de Kanye con Nike. Pero como dicen, cada final es un nuevo comienzo, y el Yeezy Boost estaba literalmente a la vuelta de la esquina. En 2015, el propietario de adidas, Jon Wexler, dijo que la decisión de Kanye de dejar a Nike por adidas fue simple: incluso cuando Nike le ofreció más dinero, hizo el cambio porque adidas le ofreció libertad creativo total. Y así nació una nueva era.

El hype de los 350 y 750

El Yeezy Boost 750 Turtle Dove. Fotografía: Sole Collector
El Yeezy Boost 350 Turtle Dove. Fotografía: Sole Collector

Justo después de la Red October, nació la adidas Yeezy Boost 750. Combinando perfectamente el streetwear con la alta costura, la zapatilla fue lanzada en un color gris y blanco ultralimpio. Adoptando un innovador sistema de trenzas, el Yeezy Boost 750 llevaba un cierre en el lateral y se sentaba encima de una robusta entresuela con la icónica tecnología Boost de adidas encapsulada en ella para mayor comodidad. Uno de los modelos más populares fue el Turtle Dove, dotado de la tecnología adidas Primeknit para un ajuste más cómodo. Aunque su aspecto fue cuestionado al principio, rápidamente ganó tracción en la comunidad de coleccionistas, y en un abrir y cerrar de ojos, la gente empezó a usarlo casi en todo el mundo. Fue en esta época cuando el nombre Yeezy se convirtió en el epítome del éxito. A finales de 2015, Kanye presentó un modelo completamente nuevo con la Yeezy 950 Duckboot como parte de su colección Yeezy Season 1.

El Yeezy 950 Duckboot. Fotografía: Kicksonfire
El Yeezy 950 Duckboot. Fotografía: Kicksonfire

Centrándose en la funcionalidad exterior, la nueva silueta estaba fuertemente influenciada por las botas que se usaban en el ejército, que siguió con nuevas iteraciones del 350, el 350s, con novedades como una raya de color en la parte lateral y una entresuela reforzada como el muy popular Beluga, que llevaba una parte superior de Primeknit predominantemente gris con una vibrante raya naranja que lo atravesaba. El Yeezy Boost 350 V2 fue el primer Yeezy en incluir las palabras SPLY-350, que algunos creen que significa Saint Pablo Loves You, llamado así por el álbum The Life Of Pablo.

A principios de 2017, un año después de que el Yeezy Boost 350 V2 fuera introducido en el mundo, Kanye dejó caer el llamado Bred. Con un diseño minimalista, la icónica franja lateral fue eliminada en favor de una estética discreta. Las palabras SPLY-350 están presentes en el panel lateral resaltadas en negrita roja, y esto se complementa con las costuras rojas que se ven en la nueva lengüeta del talón. El Bred era un diseño fresco que gustó mucho, y rápidamente se convirtió en uno de los Yeezys más populares de todos los tiempos, y que fue seguido por los Yeezy Boost 350 V2 Cream, uno de los Yeezys más fáciles de adquirir, y que abrió muchas puertas a los personalizadores de zapatillas de deporte de todo el mundo. El lienzo blanco permitió a los artistas mostrar su talento en bruto con una de las creaciones de Yeezuss, y sin duda, la Cream fue una de las zapatillas más populares para flexionar en los calurosos días de verano.

La llegada del ugly sneaker

Lookbook Yeezy Season 6. Fotografía: Yeezy Supply
Lookbook Yeezy Season 6. Fotografía: Yeezy Supply

Mientras el interés por el Yeezy Boost 350 V2 iba disminuyendo, Kanye lanzó un par de bombas en cuanto a diseño: como parte de su nueva colección Calabasas, Ye lanzó el Calabasas Powerphase, inspirado en las zapatillas adidas de la década de 1980 de color blanco y de piel flexible, y que parecía sacado directamente de los archivos de adidas. Los revendedores llegaron a cotizar un par en hasta USD $ 1.500.

El Yeezy Calabasas Powerphase en color blanco. Fotografía: Sole Suplier
El Yeezy Calabasas Powerphase en color blanco. Fotografía: Sole Suplier

Para agosto de 2017, Kanye presentó oficialmente una nueva silueta. Apodada la Yeezy Boost 700 Wave Runner, la zapatilla presentaba una estética muy diferente a la que nunca habíamos visto en Yeezy. Siguiendo la nueva tendencia de los zapatos de gran tamaño, y de estilo skate old chool, con un lateral y un centro multicolor y acentos de varios colores el Wave Runner cuenta con la tecnología Boost encapsulada dentro de la gruesa entresuela. Aunque muchos sneakerheads se apresuraron a llamarlo feo, inició una tendencia de ugly sneakers que llegó a su máxima expresión con el Balenciaga Triple S, que sigue siendo uno de los más vendidos hoy en día.

Normcore y el futuro de Yeezy

Supermoon YEEZY Desert Rat Campaign. Fotografía: Eli Linnetz
Supermoon YEEZY Desert Rat Campaign. Fotografía: Eli Linnetz

En los últimos dos años, la estética de Yeezy en cuanto a zapatillas ha estado bastante ligada a los drops de la línea de ropa de West del mismo nombre, quien ha adoptado una estética normcore y sencilla, tal como lo demuestra modelos como el Supermoon YEEZY Desert Rat, hecho en un tono color crema y basado en el Wave Runner en una iteración más minimalista, claramenye inspirada en el fashion icon de Kanye, Shia Labeouf.

Los 350 siguen siendo uno de los modelos más populares, con al menos 8 o 10 drops al año incluyendo ediciones limitadas, así como los modelos DSRT BOOT y 700 Vanta, este último usado por el mismo Kanye en recientes ediciones de su Sunday Service. Después de tanto éxito con los sneakers, parece que el próximo año West se aventurará en el calzado de goma suave tipo Croc, que en el caso de Yeezy se llamará FOAM RUNNER.

Ver esta publicación en Instagram

YEEZY FOAM RUNNER LANDING IN 2020 @thefacemagazine

Una publicación compartida por YEEZY MAFIA (@yeezymafia) el

Y si bien es cierto que cualquier versión de Crocs que sale al mercado es ridiculizada en las redes sociales, lo cierto es que cada nueva silueta de Yeezy es un evento, y estamos seguros de que los primeros en burlarse serán también los primeros en adquirirlos. Además, los Crocs siguen siendo uno de los zapatos más vendidos alrededor del mundo: puede que sean feos, pero son endemoniadamente cómodos y además, han tenido colaboraciones estelares con marcas como Balenciaga, y con artistas como Post Malone. Eso sin hablar de que ya es hora de que los zuecos Crocs tengan una nueva silueta, y Kanye podría darles extraoficialmente un poco de competencia con su propia versión.

Es evidente que equipo de Yeezy está inmerso en la cultura pop, y no tiene miedo de jugar con esos códigos en sus esfuerzos de marketing. Es quizás por ello que las zapatillas se han convertido en tan poco tiempo en objetos de culto: equilibran la exclusividad con una distribución masiva y con campañas que terminan siendo son expresiones artísticas creativas. ¿Lo más impresionante? West todavía es dueño del 100% de Yeezy. Esta es la razón por la que eventualmente podría unirse a Michael Jordan, Jay-Z y a su cuñada Kylie Jenner en el club de los billonarios. Para West, sin embargo, lo mejor está por venir. “Solo hemos experimentado un pequeño rayo de luz con respecto a Yeezy”, dice.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 7
    Me gustó
  • Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde